En directo
    Extracción de petróleo en EEUU

    Producción de esquisto en EEUU: "Un mercado sin cerebro"

    © AP Photo/ Gregory Bull
    Economía
    URL corto
    4214

    El creciente sector del petróleo de esquisto de EEUU desemboca en un mercado "sin cerebro" porque, a diferencia de otros grandes productores, reacciona solo a las señales del mercado, declaró el presidente de British Petroleum, Bob Dudley, durante una conferencia celebrada en Londres.

    El sector del petróleo de esquisto, que ayudó al país a convertirse en el mayor productor de crudo en 2018, necesita que las ventas de crudo a precios que varíen entre 40 y 60 dólares para poder obtener beneficios, informa Reuters.

    "EEUU es probablemente el único país que responde a las señales del mercado… de manera parecida a un mercado sin cerebro. (…) A diferencia de Arabia Saudí y Rusia, que ajustan su producción en respuesta a excesos y escasez de suministros, el mercado de esquisto de EEUU responde puramente a los precios de petróleo", declaró Dudley, citado por la agencia. 

    La producción de crudo en EEUU ha alcanzado un récord histórico, al situarse en 12 millones de barriles diarios gracias al aumento de extracción en la Cuenca Pérmica de Texas y Bakken.

    La Administración de Información Energética pronostica que la producción de petróleo en EEUU alcanzará los 13 millones de barriles diarios a finales del 2020. Sin embargo, los analistas de la empresa Citigroup creen que este volumen será asequible ya a finales de este año.

    Anteriormente, el presidente de EEUU, Donald Trump, volvió a criticar a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por sus repetidos intentos de estabilizar los precios globales.

    Más: "Un potente 'rally' del petróleo afectará fuertemente la economía de EEUU"

    "Los precios del petróleo suben demasiado. OPEP, relájate y tómatelo con calma. El mundo no puede asumir un alza en los precios. ¡Frágil!", escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    petróleo, economía, EEUU