En directo
    Una refinería de gas en Irán

    Adiós Europa, ¿hola China? La economía iraní tras la salida de EEUU del pacto nuclear

    © AP Photo / Vahid Salemi
    Economía
    URL corto
    3390

    La compañía estatal de energía de China, CNPC, se hizo cargo de la participación de la empresa francesa Total en el proyecto de gas South Pars de Irán, informa la agencia de noticias iraní IRNA.

    La empresa francesa no logró obtener una exención de las sanciones estadounidenses, que fueron reimpuestas a la república islámica a principios de este mes.

    Total firmó un contrato para desarrollar la Fase II del campo South Pars con una inversión inicial de 1.000 millones de dólares y una participación del 50,1% del proyecto. Esta fue la primera gran inversión energética de Occidente en el país después de ser levantadas las sanciones en 2016. CNPC se hizo en aquel momento con el 30% del proyecto.

    South Pars tiene las mayores reservas mundiales de gas natural jamás encontradas en un solo yacimiento.

    "China National Petroleum Corp (CNPC) ha reemplazado a Total con una participación del 80,1% en la Fase II de South Pars", citó IRNA a Mohammad Mostafavi, director de inversiones de la Compañía Nacional de Petróleo Iraní.

    Además: Si el dólar se va a pique en Irán, estas son las empresas que saldrán ganando

    El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a imponer contra Teherán unas sanciones que habían sido levantadas en 2015, tras la firma del acuerdo nuclear entre el país persa y diversas potencias mundiales. Trump planea aplicar sanciones más severas en noviembre dirigidas al sector petrolero del país.

    Según varios expertos, la salida de los competidores de este proyecto puede beneficiar a China a la hora de ejecutar su proyecto de la Ruta de la Seda. La ubicación geográfica de Irán puede jugar un papel clave en la creación de un nuevo corredor comercial internacional entre Asia y Europa.

    "Irán entrega una gran cantidad de petróleo mediante el trueque a cambio de los productos que necesita. Por lo tanto, son los países que participen en este intercambio natural los que podrán aprovechar la situación. Obviamente, el mayor importador de petróleo iraní, China, se convertirá en el mayor beneficiario de la salida de empresas europeas de Irán", afirmó el jefe del Centro para el Seguimiento de la Situación y Estudios Regionales, dependiente de la Academia Presidencial RANJiGS, Alexandr Sávchenko, citado por Nezavisimaya Gazeta.

    El experto tampoco descarta la posibilidad de que se amplíe el suministro de productos tecnológicos rusos a Irán, ya sean aviones o autos —capaces de reemplazar a los competidores europeos del mercado—.

    Al mismo tiempo, el experto cree que las empresas europeas no se van a apresurar en abandonar el atractivo mercado iraní.

    También: Estas son las empresas europeas que podrían enfrentar sanciones por parte de EEUU

    "Los europeos tienen una técnica bien desarrollada: permanecer en los mercados a través de un astuto sistema de compañías afiliadas. Esta técnica, por cierto, funciona en el caso de Rusia. Las empresas salen del mercado y luego venden sus acciones en los proyectos a varias empresas afiliadas, por ejemplo, registradas en países árabes", explica Sávchenko.

    En este sentido, las compañías francesas anunciaron haber abandonado el mercado del automóvil de Irán pero es posible que regresen como inversores de la empresa rusa Lada, donde tienen una participación muy significativa.

    Además:

    Alemania advierte que las sanciones de EEUU desestabilizarán a Irán
    Cómo impactarán las nuevas sanciones de EEUU contra Irán
    Turquía seguirá comprando gas a Irán pese a las sanciones de EEUU
    Etiquetas:
    yacimientos, gas, sanciones, CNPC, Total, Irán, China, Francia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik