19:47 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Pemex

    Filial de Odebrecht niega que petrolera mexicana le venda gas a precio preferencial

    CC BY 2.0 / Matthew Rutledge / Pemex
    Economía
    URL corto
    101

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La empresa brasileña Braskem, filial petroquímica de Odebrecht, que operan junto con la mexicana Idesa el complejo Etileno XXI en Veracruz, sureste de México, desmintió que exista un "precio preferencial" que le suministra la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    "La fórmula de precio propuesta y aprobada por la Comisión Reguladora de Energía (de México), aplica para todos los consumidores de etano en el país, inclusive para Pemex Etileno, desde 2013", dijo en un comunicado el consorcio, titulado "Braskem-Idesa, alineada con la Economía y la Industria Química de México".

    El consorcio reconoce en ese texto que Braskem firmó un acuerdo con las autoridades de EEUU al admitir que pagó sobornos de más de 250 millones de dólares a funcionarios extranjeros, partidos políticos y candidatos en Brasil a través de paraísos fiscales.

    Pero al mismo tiempo aseveró que, en ese mismo acuerdo de diciembre de 2016, afirma que "no reporta irregularidad alguna en sus actividades en México", como indican una "serie de notas mal informadas" publicadas recientemente.

    Braskem Idesa informa que genera más de 800 empleos directos para su operación y más de 2.000 empleos adicionales indirectos.

    Al mismo tiempo asegura que "es una empresa separada e independiente de Constructora Odebrecht en México", según consigna el comunicado.

    Te puede interesar: Operador "electoral" de Odebrecht sobornó al partido gobernante de México

    La firma sostiene que "el origen de la falta de etano, se debe a una insuficiente producción nacional, la cual no refleja las proyecciones realizadas entonces", al firmar el contrato con Pemex.

    El consorcio rechaza la información publicada por medios y organizaciones civiles que integran redes de periodistas en América Latina que investigan los escándalos de corrupción de Odebrecht, y la Alianza Méxicoleaks, que integra la revista local Proceso.

    Contratos de Pemex y delaciones de gerentes

    La información que desmiente la compañía está basada en contratos de Pemex firmados en 2010 y 2011.

    El blanco de esas revelaciones apunta al entonces presidente del Consejo de Administración de Pemex, José Antonio Meade Kuribreña, actual candidato presidencial del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien avaló en abril de 2011 el contrato de suministro de etano celebrado entre Pemex y Braskem Idesa en febrero de 2010.

    Según las investigaciones periodísticas, ese acuerdo "desencadenó un desastre industrial y pérdidas multimillonarias a Pemex".

    A diferencia de la réplica del consorcio, el contrato desclasificado indica que la fórmula del precio de la venta de etano de la petrolera estatal "incluye descuentos" a Etileno XXI, único cliente privado de esa materia prima en el país.

    Para suministrar 66.000 barriles de etano diario al complejo Pemex dejó subocupadas sin materia prima sus dos plantas propias, Cangregera y Morelos, de lo contrario la petrolera estatal sería multada por el consorcio privado.

    Asuntos relacionados: "El escándalo de Odebrecht mostró el detrás de escena de la corrupción"

    Una reunión del Consejo de Administración de Pemex, celebrada el 10 de abril de 2017, asentó en un acta que esas plantas se encontraban en "situación crítica, donde no se podría continuar operando los dos crackers (plantas que convierten el etano en etileno y derivados)".

    Durante una reunión del Consejo de Administración de Pemex, Meade habría descartado advertencias de tres consejeros de la petrolera, quienes le alertaron el contrato "perjudicaba los intereses de la empresa".

    Otro documento de la Auditoría Superior de la Federación indica que en los primeros diez meses de operación de Etileno XXI, Pemex perdió unos 100 millones de dólares actuales, porque tuvo que comprar el gas en el extranjero para vendérselo al precio menor acordado con el consorcio.

    A finales de mayo pasado, Raúl Olmos, investigador del caso Odebrecht para la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dijo a Sputnik que Pemex deberá comprar 720.000 toneladas de etano por unos 225 millones de dólares en los próximos dos años para mantener el suministro comprometido en el contrato.

    Temas relacionados: Escepticismo en México ante promesas anticorrupción de candidatos a Presidencia

    La compra ya fue acordada con el consorcio árabe SABIC (Saudi Arabian Basic Industries Corporation), según la versión ofrecida a esta agencia por MCCI.

    El exdirector de Braskem, Carlos Fadigas, procesado en Brasil por corrupción, confesó a fiscales en ese país que acompañó "de tiempo completo" la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

    Fadigas dijo en un vídeo con su confesión, obtenido por MCCI en Brasil, que su contraparte era Emilio Lozoya Austin, entonces director de relaciones internacionales de la campaña presidencial del PRI, uno de los destinatarios de sobornos por 10,5 millones de dólares que la compañía reconoce haber pagado en México.

    En diciembre de 2016, Odebrecht y su filial Braskem aceptaron pagar unos 3.500 millones de dólares al Departamento de Justicia de EUU para evitar un juicio por los sobornos pagados en una docena de países, México incluido.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Difunden vídeo con testimonio de exdirector de Odebrecht en México sobre sobornos a Pemex
    Experto califica de "simulación" la inhabilitación de Odebrecht en México
    Etiquetas:
    Pemex, Odebrecht, México