02:49 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    Un reloj

    China, lista para matar al petrodólar: empieza la cuenta atrás

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    281251

    El presidente chino, Xi Jinping, tiene todas las papeletas para convertirse en el hombre más poderoso del mundo. Eso ocurrirá cuando el gigante asiático logre acabar con el sistema del petrodólar, implantado por EEUU, informa el portal ruso Vesti Finance.

    Poco a poco, Pekín está apartando a Washington de las posiciones de potencia dominante. Este relevo de fuerzas es inevitable, consideran los periodistas del portal ruso Vesti Finance en su análisis. Según sus cálculos, la economía de China será el doble de grande que la economía de EEUU en 2030.

    "Es más probable que tenga lugar una guerra económica de pleno valor. Durante la Presidencia de Trump, se producirá casi con toda seguridad", escribe Vesti Finance.

    Los primeros pasos hacia esta guerra ya los ha dado Washington. Así debe interpretarse el memorando firmado por Trump y dirigido contra una supuesta agresión económica de China.

    Este documento prevé elevar las tarifas a las importaciones chinas con destino a EEUU, evaluadas en 60.000 millones de dólares. Aparte de eso, el documento implica introducir restricciones a las inversiones chinas.  

    El medio ruso señala que la Administración Trump subestima las posiciones fijadas por el gigante asiático en lo referido a su desarrollo a corto y a largo plazo.

    La estrategia de Pekín

    El pilar tal vez más importante de la estrategia de Pekín a largo plazo es la implementación del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda. Dicho proyecto fue lanzado por el país asiático en 2013 y está previsto que se concrete en 2025. 

    En el marco de esta iniciativa, China planea construir una red de infraestructuras y comunicaciones y crear una plataforma de cooperación económica que conecte a decenas países de Asia, Europa y África, reeditando las antiguas vías comerciales de la Ruta de la Seda.

    De acuerdo con Vesti Finance, es el proyecto de infraestructura más grande en la historia. Su principal objetivo radica en cambiar por completo el mapa económico mundial. 

    Lea más: Rusia es un país clave en la Nueva Ruta de la Seda

    "En caso de que China tenga éxito, de lo que no caben dudas, se convertirá en la potencia dominante en Eurasia", recalcan los autores del artículo.

    Para conseguir su meta, el país asiático introducirá en las próximas semanas un método alternativo para realizar las operaciones de compraventa de petróleo. Esta herramienta ayudará a prescindir del dólar en este tipo de transacciones.

    La palanca del dólar, al servicio de EEUU

    La mayor parte de los inversores sabe que, desde el punto de vista estratégico, el petrolero es uno de los mercados de materias primas más importantes del planeta. 

    "Cada país necesita dólares para comprar petróleo. Es una razón de mucho peso para tener grandes reservas de dólares. Por ejemplo, si Italia se decide a comprar crudo de otro país que no sea EEUU, tiene que adquirir dólares para poder pagar por el petróleo", recuerdan los periodistas rusos sobre cómo funciona el sistema del petrodólar desde comienzos de los años 70 del siglo pasado. 

    Según Vesti Finance, esta necesidad crea un gran mercado artificial para la moneda estadounidense. 

    Le podría interesar: Cuatro factores que ponen en peligro la hegemonía del dólar

    "El dólar es solo un intermediario que se usa en un sinnúmero de transacciones por valor de billones de dólares, que no tienen nada que ver con los productos y los servicios de EEUU", informa el portal. 

    De acuerdo con los autores del artículo, el mercado de petróleo sirve como punto de referencia para el comercio internacional. Si los países utilizan dólares para adquirir crudo, es más fácil usar la moneda estadounidense con otros fines. Así, el dólar de EEUU se emplea en el 80% de las transacciones internacionales.

    "Eso le da a EEUU una ventaja geopolítica sin precedentes. Washington puede rápidamente sancionar o excluir a casi cualquier país del sistema financiero", recalcan los periodistas.

    La alternativa capaz de cambiar las reglas de juego

    Está claro que China, que es el importador de petróleo más grande del mundo, no quiere depender de su principal adversario. Con este objetivo, el país asiático propuso una buena 'alternativa dorada' al petrodólar. Por primera vez se podrá cambiar el petróleo por oro. La implementación del nuevo mecanismo arrancará el 26 de marzo. 

    La función del nuevo método será fácil. La bolsa de Shanghái introducirá los contratos de futuros en yuanes. Eso permitirá a los productores de petróleo vender el crudo a cambio de yuanes. 

    China está al corriente de que la mayor parte de productores de crudo no necesita grandes reservas de yuanes. Por eso los productores podrán convertirlos en oro en la bolsa de Shanghái o en la de Hong Kong.

    Lea también: China dará ventaja a quienes apuesten por el petroyuán

    De esta manera, la mayor parte de los recursos financieros obtenidos gracias a la venta de petróleo se cambiarán a oro y evitarán la conversión en dólares y bonos del Tesoro de EEUU. De hecho, China no será el único país que utilizará este esquema, informa Vesti Finance. 

    "A fin de cuentas, la gente entenderá que la alternativa dorada de China se ha convertido en aquel catalizador que mate al petrodólar. De esta manera, el país asiático dará un paso más para apartar a EEUU de las posiciones dominantes", resumen los periodistas del medio ruso. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    petrodólar, yuan, petróleo, oro, comercio, China, EEUU