Widgets Magazine
19:32 GMT +315 Septiembre 2019
En directo
    Una instalación para extracción de petróleo en Texas, EEUU (archivo)

    Los juegos de esquisto: ¿podría Washington colapsar los precios del petróleo?

    © AP Photo / LM Otero
    Economía
    URL corto
    547
    Síguenos en

    La Agencia Internacional de la Energía (AIE) pronostica un aumento explosivo en la producción de petróleo en EEUU en 2018. Si la oferta excede la demanda, los precios del petróleo volverán a bajar. Ígor Naúmov, columnista de Sputnik, intentó averiguar si los estadounidenses podrían rebajar las crecientes cotizaciones.

    Sueño estadounidense

    "En 2018, EEUU alcanzará su máximo histórico [de producción] —más de 10 millones de barriles por día—, adelantará a Arabia Saudí y competirá con Rusia por el primer puesto en el mundo", explica el informe de la AIE.

    EEUU es capaz de causar un crecimiento explosivo en la producción, añade Naúmov. El país dispone de más de 22.000 yacimientos de petróleo y gas.
    Las mayores reservas de hidrocarburos se concentran en Luisiana, Texas, Nuevo México y Oklahoma. En estos estados se extrae hasta el 70% del petróleo estadounidense.

    Hasta finales de los años 40 del siglo pasado, EEUU representaba un 60% de todo el petróleo producido en el mundo. Actualmente, Washington se propone recuperar su puesto entre los líderes mundiales en este sector.

    Lea más: BP cuenta qué efecto tendrá el petróleo de esquisto de EEUU en el mercado

    Uno de los medios, diseñado para lograr este ambicioso objetivo es desarrollar activamente los yacimientos de esquisto, en particular en Dakota del Norte.

    Petróleo convencional vs. petróleo de esquisto

    La tarea aún no se ha cumplido debido a la fuerte caída de los precios del oro negro. El esquisto tiene un alto coste, de 50-60 dólares por barril. Para comparar, el costo del petróleo en Rusia y Arabia Saudí es de 10-15 dólares.

    Las empresas productoras de petróleo de esquisto de EEUU son sensibles a los cambios en los precios mundiales, explicó Konstantín Símonov, director del Fondo de Seguridad Energética Nacional. Según el analista, un precio de 70 dólares por barril permite a las empresas estadounidenses reanudar la producción de petróleo de esquisto. Pero si los precios caen por debajo de 50 dólares, el desarrollo de los yacimientos se suspende.

    No obstante, el mismo aumento en el volumen de la producción de hidrocarburos en Estados Unidos es capaz de provocar la próxima caída en los precios.

    ​Washington, que no depende de las obligaciones del acuerdo de la OPEP+ celebrado entre los principales países productores de petróleo, incluida Rusia, utiliza la situación a su favor, señala Naúmov.

    La extracción de petróleo en los yacimientos de esquisto de EEUU aumentó en 2017 y continuará creciendo en 2018, según el Ministerio de Energía de Estados Unidos.

    Lea también: "La intención de Trump de aumentar la producción petrolera amenaza el precio del crudo"

    Las reglas del mercado

    Simónov no excluye que el precio del oro negro comience a bajar gradualmente hacia el nivel crítico de 50 dólares para la industria del esquisto.

    Hoy en día, el crecimiento de la producción de petróleo en EEUU también refrena el aumento de los precios del petróleo, según el especialista de la Academia Presidencial de Economía Nacional y Administración Pública de Rusia, Iván Kapitónov.

    "Sin embargo, existen unas leyes de mercado objetivas, principalmente la demanda y la oferta, que nivelarán el mercado a largo plazo", señaló.

    La pregunta es cuándo comenzará este proceso. El informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), presentado en el Foro de Davos, indica que este año se espera que el precio promedio del petróleo crezca un 11,7%, hasta los 59,9 dólares por barril.

    "La mejora de las perspectivas de crecimiento mundial, los fenómenos meteorológicos en EEUU, la prorrogación del acuerdo de la OPEP+ para limitar la producción de petróleo, así como las tensiones geopolíticas en Oriente Medio mantendrán el nivel de los precios", subraya el FMI.

    Sin embargo, los analistas del organismo advierten que, en 2019, el precio del oro negro bajará un 4,3%, hasta los 56,4 dólares por barril. Y esta tendencia continuará durante los próximos cinco años.

    Mientras tanto, no todos comparten la preocupación del FMI sobre el futuro del mercado mundial del petróleo. En particular, Kapitónov está convencido de que nuevos proyectos de producción de petróleo en Estados Unidos solo contribuirán a reproducir los yacimientos en agotamiento.

    El ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak, comparte esta opinión. Durante su discurso el 24 de enero en Davos, el político instó a no tener miedo del esquisto. "El esquisto no solucionará todos los problemas. Aunque cubra el crecimiento del consumo a corto plazo, no cubrirá todo el aumento", explicó el alto cargo gubernamental.

    Además:

    ¿Qué esperar del 'dominio' de Putin en el mercado mundial de gas?
    "La subida del petróleo perfila 'la tregua' en la guerra de precios"
    "Precio del crudo llega a equilibrio por acuerdos entre países productores"
    Etiquetas:
    economía, mercado, precio del petróleo, petróleo de esquisto, petróleo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik