00:57 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Parque Yasuní, Amazonía

    Ambientalistas ecuatorianos piden a presidente Moreno referéndum sobre extracción petrolera

    CC BY-SA 2.0 / Dan / Yasuní National Park, Amazonia
    Ecología
    URL corto
    0 0 0

    QUITO (Sputnik) — El colectivo ambientalista Yasunidos propondrá al presidente Lenín Moreno que en el próximo referéndum consulte a los ciudadanos si están de acuerdo con dejar bajo tierra y a perpetuidad el petróleo que se encuentra en el Parque Yasuní, una de las áreas más biodiversas del país y donde reposan grandes reservas de crudo.

    "La consulta sobre el Yasuní solo es la punta del iceberg, para nosotros la propuesta es un Ecuador pospetrolero, ese sería el sueño que tenemos en este pequeño país, donde el cambio climático ya está afectando", dijo el viernes a Sputnik el vocero del movimiento, Patricio Chávez.

    El presidente de Ecuador, Lenín Moreno
    © Foto : Cortesía Presidencia de la República /Eduardo Santillán
    La pregunta que Yasunidos presentará el 26 de septiembre al mandatario reza: "¿Estás de acuerdo en mantener el crudo del Yasuní ITT indefinidamente en el subsuelo?".

    Será Moreno el que decida incluirla o no en la próxima consulta popular, que aún no tiene fecha definida.

    El presidente pidió a los ciudadanos enviar las interrogantes a su despacho hasta el próximo martes y se comprometió a analizarlas todas hasta el 2 de octubre, fecha en la que anunciará las preguntas que se someterán al voto popular.

    Yasunidos considera que si Moreno no acepta su interrogante demostraría que su estrategia de diálogo "es un teatro para legitimarse con la población, sin un cambio real en la política económica, ni ambiental ni social ni nada", dijo Chávez.

    Lea más: La ONU busca frenar deforestación y cambio climático en América Latina

    La organización, sin embargo, confía aún en el mandatario y ven en su llamado una oportunidad para plantear nuevamente su interés de que no se explote el parque ni sus campos circundantes, especialmente el Bloque 43, conformado por los campos ITT (Ishpingo, Tabococha y Tiputini), aunque el Gobierno ya inició labores extractivistas en 2016 asegurando el mejor manejo ambiental.

    Pero Chávez considera que es necesario que se frenen todas las actividades extractivas.

    "¿Estamos dispuestos por la necesidad de comer, por así decirlo, acabarnos todo lo que tenemos en este momento sin importarnos lo que va a pasar en el futuro?", inquirió.

    Para el activista, Moreno "tiene la oportunidad de probar a todos que en realidad existe otro camino" para resolver los problemas económicos del país.

    Ecuador se ha caracterizado por depender de la venta de crudo desde la década de 1970 y el Bloque 43 le significaría al país ingresos por hasta 800 millones de dólares solo en este año; además el yacimiento cuenta con reservas cuantificadas en 1.672 millones de barriles, lo que representa 41% de las reservas nacionales de crudo.

    En 2013, Ecuador desistió de la iniciativa Yasuní-ITT, que pretendía dejar bajo tierra las reservas a cambio de un aporte millonario de la comunidad internacional, pero debido a que el proyecto no prosperó, la Asamblea Nacional, a pedido del expresidente Rafael Correa (2007-2017), declaró de interés nacional la explotación del ITT y se dio vía libre para su explotación.

    Eso motivó a Yasunidos a convocar en 2014 a una consulta popular sobre el tema; sin embargo el Consejo Nacional Electoral desestimó la petición aduciendo que no se cumplieron los requisitos necesarios, algo que la organización ambientalista rechaza hasta el día de hoy.

    "Nosotros teníamos cerca de un millón de firmas y de esas solo se aceptaron el 40%; hemos pedido por varios medios que se haga una auditoría y revisión de las firmas y nunca se ha aceptado, esto quiere decir que el proceso democrático durante el periodo de Correa fue quebrado absolutamente y la voluntad popular fue burlada", apuntó Chávez.

    Por eso considera que este es el momento idóneo para plantear de nuevo la consulta ya que aunque se ha iniciado la explotación de los campos cercanos al parque, "el Yasuní no está explotado aún y todos nosotros podemos convencernos una vez más de salvarlo a través de una democracia directa, a través de una consulta popular".

    El Gobierno ha asegurado que las labores de explotación cumplen con la normativa vigente y con altos estándares de tecnología enfocados a reducir al mínimo el impacto ambiental y, según sus expectativas, apenas se afectaría un área menor al uno por mil del millón de hectáreas que conforman el Parque Yasuní.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Ecuador pide a petroleras extranjeras invertir en el país y rechazar la corrupción
    Alemania dona 5,5 millones de euros a Ecuador para proteger los bosques
    La ONU busca frenar deforestación y cambio climático en América Latina
    Etiquetas:
    petróleo, Lenín Moreno, Ecuador