Widgets Magazine
14:30 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Antártida

    Inmenso iceberg en la Antártida, "una alerta al mundo para enfocarse en el medioambiente"

    © Sputnik / V. Chistyakov
    Medioambiente
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Una enorme masa de hielo está por desprenderse del continente blanco. La grieta que la separa va cada día en aumento. Según el jefe de la Base Antártica Uruguaya, es "una alarma" que se prende al mundo ante las amenazas del cambio climático.

    El coronel Gustavo Dal Monte, jefe de la Base Científica 'Artigas' de Uruguay, dialogó con Sputnik acerca del desprendimiento de la barrera de hielo Larsen C, ubicada en la Península Antártica. Según el líder de la misión uruguaya, este episodio "es una alerta que se prende al mundo para enfocarse en el cuidado del medioambiente".

    La masa de hielo tiene aproximadamente 6.500 kilómetros cuadrados. La ciudad de Buenos Aires cabría 30 veces dentro de esta superficie, comentó Dal Monte desde la base que comanda en la isla Rey Jorge. Actualmente, el bloque permanece unido al continente por una franja de apenas 20 kilómetros, ante el aumento a pasos agigantados de la grieta.

    Más: Descubren 'un nuevo mundo' bajo el cielo de la Antártida

    El jefe del destacamento indicó que "no es el primer desprendimiento" en ese sector de la Península. En 1995, se separó el bloque Larsen A, seguido por el B en 2002. Sin embargo, "no tuvieron las características" del bloque actual, el C, ostensiblemente mayor que los anteriores.

    El militar destacó que "hay muchas grietas" en varios sectores de la Antártida. Sin embargo, en los últimos años, su extensión "ha ido aumentando" de manera más rápida. En el caso del bloque Larsen C, "desde el 2012 esa grieta [que lo separa del continente] ha ido creciendo". El entrevistado destacó que detrás de los desprendimientos y grietas se encuentra el calentamiento global.

    Más: Alerta por el retroceso de los glaciares bolivianos

    ​El uruguayo indicó que la entrada al mar del Larsen C y su derretimiento "demorarán más de un año". Tendrán efecto en el aumento del nivel del mar y en el nivel de salinidad del agua, ya que aquella proveniente del hielo es dulce y se mezclará con el agua marina.

    Al estar la zona muy monitoreada, es probable que no existan mayores peligros para la navegación, aunque esta actividad podría llegar a verse afectada.

    "De ese iceberg que se puede llegar a desprender dentro de poquito, a su vez se irían separando de él otros. No queda íntegro ni va flotando permanentemente sino que eso llegaría a tener a su vez sus propias grietas y hacer otros icebergs y eso también podría perjudicar un poco en cuanto a la navegación", dijo Dal Monte.

    ​El coronel subrayó el rol de las bases científicas en la Antártida para comprender los efectos del calentamiento global y encontrar formas de reducir los daños y revertir el proceso a partir del "estudio serio" de lo que sucede en el continente blanco. Sin embargo, se pueden extraer conclusiones a lo largo de muchos años.

    "Se está acá en la Antártida para estudiar esos temas. Las bases son todas científicas y hoy están estudiando esos factores. Esa grieta que está ahí que estamos hablando en estos momentos está siendo monitoreada y estudiada, los glaciares se están estudiando. A veces para tener grandes conclusiones o conclusiones importantes se precisan períodos importantes", concluyó.

    Además:

    Crearán en la Antártida la mayor reserva natural marina del mundo
    John Kerry pide luchar contra el cambio climático desde la Antártida
    Colombia inicia tercera expedición científica a la Antártida
    Navidad en el fin del mundo: ¿cómo es pasar las fiestas en la Antártida? (vídeos)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik