En directo

    La carrera por la vacuna

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    Desarrollo y ensayos de la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (147)
    1181
    Síguenos en

    Esta semana hablaremos de la carrera para encontrar la vacuna que proteja a la humanidad del coronavirus y de su cobertura en los medios internacionales.

    Mientras la ciencia trabaja a marchas forzadas para encontrar el antídoto contra el COVID-19, algunos de nuestros colegas trabajan desesperadamente para encontrar un nuevo escándalo de espionaje con la presunta "huella rusa". Esta semana varios países anunciaron que han conseguido "resultados prometedores" en la carrera internacional por la vacuna. En Rusia, el primer grupo de participantes en las pruebas clínicas de una vacuna que desarrollan el Ministerio de Defensa ruso y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya fueron dados de alta del hospital militar Burdenko de Moscú.

    Desde el Ministerio de Defensa señalaron que "el principal objetivo" de su participación en los ensayos fue comprobar "la seguridad y tolerancia a los componentes de la vacuna".

    La noticia del éxito de los ensayos rusos coincidió con el inicio de un nuevo gran escándalo. Varios medios internacionales acusaron a Rusia de espiar para obtener datos de las vacunas que están desarrollando algunos países. "El Reino Unido, Estados Unidos y Canadá acusan a Rusia de intentar robar datos de la vacuna contra el coronavirus", titula esta semana el diario español El País.

    Antes de nada esperamos que los científicos británicos que llevan a cabo las investigaciones sobre la vacuna frente al coronavirus no operen con las cifras y porcentajes de la misma manera que el Gobierno británico. Parece que esa "certeza casi absoluta" es una actualización de la expresión anterior "highly likely" o "altamente probable" introducida en su momento por las autoridades británicas para hablar de las presuntas intromisiones rusas.

    Otra obra maestra del periodismo es la frase que se refiere a una "certeza del 95%". No se trata del 99% como se dice habitualmente, sino del 95%. ¿Cómo han hecho los cálculos para legar a esa cifra tan precisa?

    Es importante destacar que además de esa cifra impresionante nuestros colegas no ofrecen ninguna prueba fidedigna que fundamente su versión. Para entender mejor la situación, así como para entender por qué aparece ahora este nuevo "escándalo de espionaje", vamos a analizar noticias de otros medios, incluidos los medios rusos. Como hemos dicho ya el primer grupo de participantes en las pruebas clínicas de una vacuna que desarrollan el Ministerio de Defensa ruso y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología fueron dados de alta del hospital militar Burdenko de Moscú. "Finalizan las pruebas de la primera vacuna rusa contra el coronavirus", titula a una de sus crónicas la edición en español de RT.

    Pues me pregunto si esa no sería la vacuna que Rusia robó a Occidente, según los medios internacionales. Pero hablando en serio, resulta que la vacuna que desarrollan el Ministerio de Defensa ruso y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología no es la única que está cerca al inicio de la producción, según RT.

    Pues como vemos los investigadores rusos están a punto de lanzar la producción masiva de la vacuna. Y eso que en condiciones normales lleva años desarrollar una vacuna. Y no solo a punto de lanzar la producción, sino también las exportaciones, según un reportaje de Telesur titulado "Rusia: avanzan satisfactoriamente pruebas para vacuna de la COVID-19".

    Como acabamos de escuchar los principales mercados para posibles vacunas rusas estarían no solo en las antiguas repúblicas de la Unión Soviética, sino también en América Latina. Y por lo que llega a los medios de los investigadores rusos que prometen ya lanzar la producción tan pronto como en agosto o septiembre esas exportaciones podrían hacerse realidad en un futuro próximo.

    Mientras tanto, otros proyectos de vacuna no avanzan tan rápido. Según la Organización Mundial de la Salud actualmente hay como mínimo 137 proyectos de investigación de la vacuna contra el coronavirus. Entre ellos la compañía biotecnológica estadounidense Moderna que está a punto de iniciar la última fase de ensayos clínicos, con la vista puesta en comienzos de 2021 para su aprobación final. "Así está la carrera internacional por la vacuna frente a la Covid-19 tras el pase a fase 3 del proyecto de Moderna", titula a una de sus crónicas 20 Minutos TV.

    Llama la atención que en la mayor parte de los reportajes sobre la carrera internacional por la vacuna contra el coronavirus no figuran los proyectos rusos. Parece evidente que, según la información que nos viene de los medios, esos proyectos adelantan a muchos proyectos de otros países en lo que se refiere a los plazos previstos para iniciar la producción.

    En esta situación cuando la ciencia trabaja a marchas forzadas para encontrar el antídoto contra el COVID-19, algunos de nuestros colegas se esfuerzan para descubrir un nuevo escándalo de espionaje con la presunta "huella rusa". Es evidente que no es casual que la acusación de que Rusia está espiando para conseguir información sobre algunos proyectos de vacuna extranjeros coincida con la información sobre los avances de los investigadores rusos. Más aún, cuando los principales mercados para las vacunas rusas estarían no solo en las antiguas repúblicas de la Unión Soviética, sino también en América Latina. Desde este enfoque no hay más remedio que descubrir un nuevo "escándalo de espionaje" tanto para perjudicar a la imagen de los productores rusos, como para encontrar pretexto para introducir nuevas sanciones que impidan las exportaciones a ciertas regiones.

    Tema:
    Desarrollo y ensayos de la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 (147)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, medicina, medios de comunicación, ensayo, vacuna, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook