En directo
    Dicen y Diremos

    La grave inconciencia de EEUU y Europa

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Javier Benítez, Dmitri Polikárpov
    0 170

    Como agua de mayo. Así esperaban las palabras del presidente de Rusia, Vladímir Putin, ante la Asamblea General, los ciudadanos rusos, pero sobre todo, los periodistas que trabajan para los medios internacionales de Occidente. Así, los de Europa estaban tan ávidos que parece que olvidaron que Rusia también integra ese continente.

    Lecciones de geografía. Y también de matemáticas. Es lo que a primera vista da la impresión que necesitan tomar algunos periodistas de algunos medios de Occidente, al hacer énfasis en una de las cuestiones tratadas por el jefe de Estado ruso, de acuerdo a sus reacciones, reflexiones e interpretaciones de las mismas. 

    Lo que interesaba a la mayoría de ellos era la parte dedicada a los armamentos y las complicadas relaciones con EEUU porque las declaraciones de Putin llegaron días después de que Washington y Moscú anunciaran la suspensión del Tratado de los Misiles de Medio y Corto Alcance [INF] firmado en 1987.

    Cabe recordar que era uno de los símbolos del final de la Guerra Fría. Y muchos ahora dicen que su anulación significa una vuelta a la situación de hace 40 años cuando Europa era el blanco más cercano de los misiles soviéticos.

    Más información: ¿Cuándo se verán las consecuencias reales de la salida de EEUU del Tratado INF?

    En este contexto, la crónica de la cadena Euronews es un ejemplo de una reacción bastante neutra a las palabras de Putin al ofrecer un panorama bien completo del discurso. "Vladímir Putin presenta su agenda social a los rusos y amenaza con apuntar sus misiles contra EEUU", fue el título de su reporte.

    Sin embargo, algunos medios internacionales prefirieron disparar directamente contra el tema de los misiles. EFE Televisión tituló su trabajo: "Putin advierte de que Rusia apuntará a EEUU si despliega misiles en Europa". 

    Lo que ha llamado la atención en el discurso de Putin y que destacan varios medios internacionales es el mensaje contra la clase gobernante o dominante de EEUU. El presidente ruso dijo textualmente: 

    "Entre la clase dominante de EEUU hay mucha gente demasiado entusiasmada con la idea de su excepcionalidad, de su supremacía sobre todos los demás. Por supuesto, es su derecho a pensar como quieran. Pero, ¿saben contar? Estoy seguro que pueden hacerlo. Que cuenten el alcance y la velocidad de los sistemas de armas que estamos desarrollando".

    Parece que no sólo los estadounidenses no saben o no quieren contar: tampoco los europeos. Porque es muy fácil calcular, sabiendo el alcance y la velocidad de los misiles rusos, que llegarían mucho antes a Europa que a EEUU. Aquí es donde se deja ver el aparente desconocimiento en matemáticas y geografía de ambos.

    Y es que lo que llama la atención en los titulares de los medios europeos dedicados al discurso de Putin es que sólo destacan el hecho de que Rusia apuntará a EEUU si despliega misiles en Europa. Mientras tanto, lo que no aparece en esos mismos titulares es que en primer lugar Rusia apuntará sus misiles a países de la Unión Europea.

    Esto no aparece en los titulares de los medios europeos. Sin embargo, parece que los periodistas occidentales se dan cuenta de la realidad perfectamente aunque no quieran destacarlo demasiado. Así, en su columna publicada por el diario El País de España, Lluís Bassets escribe: "La amenaza de unos nuevos euromisiles regresa a Europa 40 años después".

    "Regresa la guerra fría porque hay hambre de guerra fría. En vez de conversaciones de desarme, denuncias de incumplimientos y luego ruptura de acuerdos de desarme. En vez de cumbres y pactos, advertencias y amenazas. Los recuerdos de nuestro pasado más infame se van desvaneciendo a la velocidad vírica que imponen las redes sociales. Todo regresa porque todo se olvida. Los nacionalismos populistas que asolaron el continente en los años treinta. El antisemitismo que condujo al Holocausto. La escalada armamentística. Ahora la guerra fría. ¿Alguien se acuerda de los euromisiles?

    Aterrorizaron a los europeos en los años setenta y ochenta, cuando Moscú instaló en los países del Pacto de Varsovia (URSS, Alemania oriental y Checoslovaquia) unos cohetes nucleares de alcance medio destinados exactamente a destruir las ciudades europeas. La iniciativa soviética buscaba separar a los europeos de EE UU, cuyo territorio quedaba fuera del alcance de estas armas, pero provocó la llamada doble decisión de la OTAN: desplegar primero misiles de parecidas características, con capacidad para alcanzar Moscú, los euromisiles, y en segundo lugar ofrecer negociaciones de desarme a los soviéticos".

    Además: Enemigo a batir: el porqué del odio de Occidente hacia Rusia

    Como escribe el propio autor de la columna de El País, "ahora falta ver cuál será la respuesta de los europeos, si acaso hay una única respuesta, tanto al desentendimiento de Trump, como a las amenazas de Putin". Y la verdad es que los europeos tienen poco tiempo para pensar en una respuesta. 

    Una prueba de esto son los titulares que aparecieron en los medios rusos que comentan la parte del discurso de Putin dedicada a los armamentos. "Hay suficientes misiles para todos", tituló el diario moscovita Védomosti. "El nuevo mensaje es una continuación del anterior: hace un año el Presidente habló sobre nuevos misiles, esta vez explicó a dónde irán", dice el subtítulo.

    "El año pasado el principal éxito del mensaje del Presiente Putin a la Asamblea Federal fueron sus explicaciones sobre las nuevas armas rusas. En el candelero del mensaje de 2019, como subrayó el propio Vladímir Putin, estaban las cuestiones internas; sin embargo, no faltó un nuevo informe sobre los éxitos de los armamentos rusos. El Presidente habló detalladamente sobre la salida de EEUU del Tratado de Misiles de Medio y Corto Alcance [Tratado INF] repitiendo la versión oficial de Moscú y acusando a EEUU de realizar pruebas de misiles balísticos de medio alcance, la preparación de su producción de cohetes-blanco, y el despliegue en Rumanía de lanzadores de misiles antibalísticos Mk41 que podrían ser equipados con misiles de crucero de largo alcance. Putin prometió que, en caso de despliegue de este tipo de misiles en Europa por los estadounidenses, Rusia inmediatamente desplegaría medios similares, no sólo 'contra los territorios que nos amenacen directamente, sino también contra los territorios donde se encuentran los centros de toma de decisiones', es decir, EEUU".

    Da la impresión de que quienes prometen misiles para todos tampoco se acuerdan de los tiempos de los euromisiles cuando el mundo estaba muy cerca de una catástrofe nuclear. Y tampoco parece que sepan de qué están hablando.

    No te lo pierdas: ¿Cuántas armas nucleares existen en el mundo?

    Al igual que tampoco saben muy bien los que están hablando ahora sobre una posible intervención militar en el conflicto venezolano. Así, en un reportaje de la CNN en Español, bajo el título "El reto de las fronteras en Sudamérica", el presentador le pregunta al analista Joseph Humire cuál sería la efectividad de una incursión armada extranjera en Venezuela. 

    La respuesta a esta interrogante bien puede encontrarse en el fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos. No obstante, en realidad las consecuencias de semejante incursión podrían ser mucho más graves que las de la fracasada operación militar llevada a cabo por John Kennedy contra Fidel Castro.

    Efectivamente. El señor Humire considera que Maduro y sus aliados extranjeros, Rusia y China, quieren llevar el conflicto más allá de las fronteras venezolanas. Pero la realidad es que ni Rusia ni China, lo quieren. En cualquier caso, la realidad es que si hubiera una operación militar en Venezuela el conflicto saldría más allá de las fronteras venezolanas. Y no sería por culpa de Maduro, de Rusia o de China, sino por culpa de los que iniciarían esta incursión.

    Te puede interesar: Intervenciones de EEUU en América Latina, al detalle

    Lo mismo si por la decisión de EEUU de suspender el Tratado de Misiles de Medio y Corto Alcance volvemos a la situación de hace 40 años, a los tiempos de los euromisiles, no será por culpa de Putin. Y los que están considerando en serio esta perspectiva efectivamente tienen que calcular o contar. Y tienen que hacerlo en ambos lados del Atlántico.

    Etiquetas:
    guerra fría, misiles, discurso, Tratado INF, Vladímir Putin, Venezuela, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik