En directo
    Defensa
    URL corto
    12335
    Síguenos en

    En el reciente Desfile Militar, dedicado al 75 aniversario de la victoria sobre el nazismo y celebrado en la base aérea rusa de Hmeymim en Siria, participaron los sistemas de misiles tácticos Iskander-M, usados por los militares rusos en el país árabe. ¿Por qué los rusos desplegaron los Iskander en Siria y qué otras armas se probaron allí?

    Iskander como factor disuasivo

    Iskander-M se usó para realizar ataques de alta precisión contra objetivos clave de los terroristas junto con los misiles de crucero Kalibr, los Kh-55 y algunas otras armas. El Iskander confirmó su alta eficiencia en condiciones de combate, y todas las fallas detectadas se eliminaron, señala Andréi Kots, columnista de la edición en ruso de Sputnik.

    Según los expertos, los Iskander se usan en Siria de manera muy limitada. La mayoría de los objetivos se destruyen por los aviones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia que incluso lograron cambiar el curso del conflicto armado.

    El sistema Iskander se usó contra los objetos de infraestructura más importantes de los terroristas, sus jefes y líderes. Ahora, cuando el Estado Islámico —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países— en Siria está prácticamente derrotado, tiene muy poco trabajo por hacer.

    Sin embargo, los Iskander en la base aérea de Hmeymim es un as en la manga del grupo ruso en Siria, afirma Kots.

    "Los Iskander muestran a otros actores regionales, principalmente a Estados Unidos, que Rusia permanecerá en Siria durante mucho tiempo", comenta.

    "Los países de la OTAN no tienen ni tendrán en el futuro próximo los medios capaces de hacer frente a los Iskander. Esta es una gran ventaja para Rusia", explicó a Sputnik el excomandante adjunto de las Fuerzas de Defensa Aérea de la URSS, el teniente general Alexandr Luzan.

    El militar observó que "ni siquiera los Patriot estadounidenses son eficientes contra los misiles balísticos y de crucero y otros objetivos complejos de pequeño tamaño. Derriban un misil de cada tres como máximo".

    Según Kots, los Iskander son un potente argumento en el diálogo con otros participantes en el conflicto sirio.

    El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, declaró que Ankara está preparando operaciones militares en la provincia siria de Idlib. Por lo tanto, el alto el fuego puede llegar a su fin. "Moscú y Damasco no querrían que Turquía y los grupos armados controlados por ese país fueran demasiado lejos en Idlib. Y el sistema ruso Iskander es un serio factor disuasivo en este caso", analiza Kots.

    Cientos de armas

    En cinco años, Rusia ha probado muchas nuevas tecnologías de defensa en Siria. En las batallas se utilizaron más de 350 tipos de equipos y armas.

    Uno de los estrenos más importantes fue el de los misiles de crucero Kalibr. En octubre de 2015 cuatro buques de la Flotilla del Caspio dispararon 26 misiles contra objetivos en Siria sin abandonar sus aguas territoriales.

    Los Kalibr volaron más de 1.500 kilómetros y alcanzaron 11 objetivos terroristas. Desde entonces, la Flota rusa ha estado usando misiles de crucero regularmente, incluso desde submarinos.

    En el cielo

    Casi todos los tipos de aeronaves de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia participaron en la guerra de Siria. Junto con los bombarderos Su-24, los aviones de ataque Su-25 y los helicópteros de ataque Mi-24, los novedosos cazas Su-35S y Su-30SM tomaron parte en las hostilidades.

    Los novedosos cazas Su-57 surcan los cielos sirios
    © Sputnik / The Ministry of Defence of the Russian Federation
    Los cazas Su-57 de quinta generación también se estrenaron en Siria al realizar diez vuelos de combate desde febrero de 2018.

    Los bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160 y los Tu-22M3 de largo alcance lucharon contra los terroristas.

    En Siria, el Ejército ruso usó por primera vez de manera masiva los drones Orlan-10, Enix-3 y Forpost pesados. Los Orlan y los Enix se utilizan para patrullar el territorio alrededor de la base, llevar a cabo misiones de búsqueda y exploración. Los Forpost participan en los vuelos de la aviación de combate registrando ataques con misiles y bombas. Además, los drones ayudan a corregir los ataques de artillería.

    En tierra

    Los vehículos blindados Taifun-K (sobre la base de KamAZ) y Taifun-U (sobre la base de Ural) también debutaron en Siria. En condiciones de combate, los vehículos confirmaron sus altas características de protección.

    Un papel importante en las operaciones ofensivas lo desempeñaron los sistemas lanzallamas TOS-1 Buratino y TOS-1A Solntsepiok.

    Durante la guerra, Rusia entregó al Ejército sirio hasta 30 tanques T-90 y T-90A.

    En Siria también probaron el vehículo de apoyo a los tanques Terminator, diseñado para cubrir los vehículos blindados pesados en el combate urbano. Su principal misión es detectar y destruir lanzagranadas, instalaciones de ingeniería y vehículos blindados del enemigo, así como objetivos aéreos de vuelo bajo.

    Finalmente, en Siria, Rusia desplegó un potente grupo de defensa antiaérea. La base aérea de Hmeymim está cubierta por los más novedosos sistemas S-400 Triumf, los Buk-2M y los Pantsir-S1, que se han distinguieron por repeler los ataques de los drones de los terroristas.

    Las pruebas de las armas nuevas en la guerra de Siria demostraron que Rusia tiene grandes oportunidades para un despliegue rápido de tropas, la defensa antiaérea y el uso de armas convencionales de largo alcance, concluye Kots.
    Etiquetas:
    pruebas, armas, Iskander-M, Rusia, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook