Widgets Magazine
En directo
    Un caza F-35 (archivo)

    Moscú: EEUU castiga a Turquía por su soberanía al excluirla del programa F-35

    CC BY 2.0 / Forsvarsdepartementet / Testflyging av første norske F-35
    Defensa
    URL corto
    251

    MOSCÚ (Sputnik) — Estados Unidos siempre castiga a los países que defienden su soberanía y sus intereses económicos, constató el viceministro de Exteriores ruso Alexandr Grushkó al comentar la decisión de Washington de excluir a Turquía del programa de los cazas F-35.

    "Esta es la política de EEUU, la de castigar a aquellos que muestran el más mínimo signo de soberanía, defienden sus propios intereses económicos y tratan de no obedecer a la voluntad de Washington", dijo Grushkó a los periodistas.

    El 17 de julio, el Pentágono anunció que excluirá a Turquía del programa de fabricación de los cazas F-35 antes de fin de marzo de 2020 tras el inicio de la entrega al país de los sistemas antiaéreos rusos S-400.

    El 12 de julio, Rusia empezó a suministrar a Turquía piezas de los S-400 en virtud del contrato de 2.500 millones de dólares suscrito en diciembre de 2017.

    La compra de los sistemas S-400 provocó tensiones entre Turquía y EEUU, que exigió que Ankara renunciara al armamento ruso y en vez de los S-400 comprara los sistemas estadounidenses Patriot.

    Washington ha amenazado en varias ocasiones a Ankara con imponer sanciones y suspender la entrega de cazas estadounidenses F-35 si no renuncia a la compra de los S-400.

    ​Turquía, miembro de la OTAN, aseguró en repetidas ocasiones que no renunciará a la compra de los S-400, pese a la presión de EEUU, que advierte que los sistemas rusos no son compatibles con los estándares de la Alianza Atlántica.

    Sanciones contra Rusia

    El viceministro ruso expresó convicción de que las sanciones que impone Estados Unidos solo destruyen el derecho y las relaciones internacionales y no tienen eficacia.

    "Estas acciones destruyen el derecho y las relaciones internacionales y fomentan la desconfianza entre Estados, especialmente Rusia y EEUU, que son responsables de la seguridad y estabilidad estratégica", dijo Grushkó.

    Estas palabras del vicecanciller siguieron a un nuevo proyecto de ley de congresistas estadounidenses, que prevé imponer sanciones contra Rusia por la detención de marineros ucranianos.

    El 18 de julio, un grupo de congresistas de los partidos republicano y demócrata de EEUU presentó a la Cámara de Representantes un proyecto de ley que prevé la imposición de sanciones "a 24 altos funcionarios del Servicio Federal de Seguridad de Rusia [FSB, por sus siglas en ruso] y sus aliados".

    Se podría levantar las sanciones solo si Moscú libera los buques de guerra ucranianos y sus 24 tripulantes detenidos en Rusia, según los congresistas, que consideran lo sucedido "un ataque peligroso no provocado".

    El pasado 15 de marzo, Washington junto con Canadá y la Unión Europea ya aprovechó el incidente en el estrecho de Kerch para imponer sanciones a varios individuos y entidades de Rusia.

    El 25 de noviembre de 2018, tres barcos de la Marina de Guerra ucraniana violaron la frontera rusa al entrar en una zona provisionalmente cerrada del mar Negro y avanzaron hacia el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov y separa la península de Crimea del resto del territorio ruso.

    Los buques ucranianos realizaron maniobras peligrosas e hicieron oídos sordos a la exigencia de parar, por lo que fueron detenidos junto con los 24 tripulantes, dos de ellos agentes del Servicio de Seguridad, que al parecer dirigían la operación.

    Las relaciones entre Rusia y Occidente empeoraron a raíz de la situación en Ucrania y la reincorporación de Crimea a Rusia tras el referéndum celebrado en marzo de 2014, en el que más del 96% de los votantes avaló esta opción.

    Desde entonces, EEUU, la UE y otros países, aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia.

    Rusia subrayó en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania, y reafirmó que la adhesión de Crimea se había llevado a cabo respetando la legislación internacional y la Carta de la ONU.

    Etiquetas:
    F-35, Turquía, EEUU, tensiones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik