17:24 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    La fragata Almirante Gorshkov (centro)

    Rusia refuerza su Armada con 'superfragatas' (fotos)

    © Sputnik / Alexei Danichev
    Defensa
    URL corto
    13850

    Las fragatas de los proyectos 22350 y 22350M se convertirán en uno de los componentes clave de la Flota rusa. Sputnik te presenta algunos de los detalles de este ambicioso proyecto del Ministerio de Defensa ruso.

    El buque insignia del proyecto 22350, el Almirante Gorshkov, actualmente se somete a pruebas estatales. Según declaró al periódico Krásnaia Zvezdá el comandante en jefe de la Armada de Rusia, almirante Vladímir Koroliov, está previsto que entre en servicio de la Flota a lo largo de 2018.

    "En el marco del programa estatal de armas para la Armada, continuarán sumándose nuevos buques, modernizados para las zonas marinas y oceánicas lejanas. El buque que lidera este segmento es la fragata modernizada del proyecto 22350M, equipada con armas de alta precisión", detalló.

    La construcción de la fragata Almirante Gorshkov comenzó en 2006; el navío fue botado en 2010 y pasó sus primeras pruebas en noviembre de 2014.

    Se trata del primer gran buque militar de superficie en ser construido en los astilleros rusos después la desintegración de la URSS. Se prevé que la fragata sea capaz de atacar con gran precisión tanto los blancos submarinos como los aéreos y los terrestres, así como realizar misiones de inteligencia. Tiene un desplazamiento de 4.500 toneladas, 135 metros de eslora y 15 de manga, así como es capaz de alcanzar una velocidad de hasta 55 km/h.

    La fragata Almirante Gorshkov
    © Sputnik / Alexei Danichev
    La fragata Almirante Gorshkov
    El redactor jefe de la revista especializada Arsenal Otéchestva, Víctor Murajovski, indicó a Sputnik que el novedoso buque puede compararse con un "instituto de investigaciones", ya que ha sido una base para las pruebas de los armamentos más avanzados, desde las armas radioelectrónicas hasta los sistemas de misiles. 

    "Cuando este buque esté listo, la Flota obtendrá un apoyo muy serio", explicó.

    Subrayó también que la fragata se dotará de un sistema antimisiles Poliment-Redut, diseñado especialmente para los buques rusos de las últimas generaciones, además de dos sistemas de artillería de corto alcance Palash. Asimismo, estará equipada con cañones de 130 milímetros AK-192, que tienen un alcance de hasta 23 kilómetros.

    La botadura de la fragata Almirante Gorshkov
    © Sputnik / Maxim Yarvinen
    La botadura de la fragata Almirante Gorshkov

    En cuanto a las armas antibuques, será dotada de cuatro sistemas de torpedos Paket-NK, que entraron en servicio en 2008. Todos los equipos del buque tendrán un sistema común de control y gestión, mientras que la iluminación radioelectrónica a bordo permitirá detectar cualquier actividad del enemigo.

    "Claro que todos los sistemas de gestión son electrónicos. La nueva fragata es de hecho un 'ordenador flotante', capaz de hacer frente a múltiples desafíos casi sin la ayuda del hombre", afirmó Murajovski.

    El experto militar precisó que el avanzado buque también se integrará en el sistema de información e inteligencia de la Armada rusa.

    La novedosa fragata tendrá una autonomía de más de un mes y una tripulación de entre 180 y 210 personas.

    Lea más: Los acontecimientos más esperados por la Defensa rusa en 2018

    En total, el Ministerio de Defensa de Rusia se dotará de cuatro buques del proyecto 22350. Las fragatas Almirante Gorshkov, Almirante Kasatonov, Almirante Golovko y Almirante Isákov entrarán en servicio de las flotas del Norte y del Pacífico entre los años 2020 y 2022. No obstante, el astillero Severnaya Verf también fabricará varias fragatas del proyecto modernizado, 23500M. Actualmente, no se sabe mucho sobre las características técnicas de los novedosos buques, no obstante, según algunos medios, tendrán un desplazamiento aumentado de hasta 8.000 toneladas, algo que permitirá instalar más armamento a bordo del navío. 

    Según Murajovski, "el proyecto modernizado es, en cierto modo, un intento de corregir los errores técnicos detectados durante el funcionamiento de las cuatro primeras fragatas", explicó. Recordó que los buques de la próxima generación suelen ser diferentes de los más obsoletos.

    "Así, los destructores estadounidenses del proyecto Arley Burke son muy diferentes entre sí. La modernización de la flota es un proceso continuo", afirmó.

    Según Murajovski, Rusia necesita entre 10 y 12 buques del proyecto 22350 como mínimo para realizar de manera eficaz las tareas establecidas en la nueva doctrina naval del país.

    También te puede interesar: "Putin logró lo que quería"

    Se prevé que las fragatas modernizadas se integren a la Armada antes del año 2027. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Pruebas de homologación de la fragata Almirante Gorshkov empezarán en mayo de 2018
    Una fragata rusa derriba 'misiles enemigos' en el mar Báltico
    La fragata rusa Almirante Grigorovich vuelve al Mediterráneo
    La fragata rusa Pitlivi concluye sus misiones en el mar Mediterráneo
    Etiquetas:
    modernización, proyecto 22350, fragatas, Almirante Gorshkov (fragata), Armada de Rusia, Ministerio de Defensa de Rusia