11:02 GMT +320 Noviembre 2018
En directo
    Soldados rusos en Siria

    Los acontecimientos más esperados por la Defensa rusa en 2018

    © Sputnik / Dmitri Vinogradov
    Defensa
    URL corto
    2260

    A pesar de los esfuerzos diplomáticos, cada año parece ser menos seguro que el anterior y en este 2018 los militares rusos prevén tener más trabajo que nunca. En primer lugar se trata de garantizar la paz en Siria para abrir camino a una solución política, pero también se planean múltiples ejercicios, foros y entregas de armas de última generación.

    Sputnik te resume los acontecimientos más relevantes que marcarán el calendario de los militares rusos.

    La paz en Siria

    En diciembre de 2017, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el final de la operación contra los terroristas en Siria. Por delante aún queda un proceso político que promete ser no menos arduo que los combates en el frente de batalla, pero al menos para todos los grupos insurgentes ha quedado claro que este conflicto no tendrá una solución militar.

    Una de las metas para Moscú en esta operación era conservar la base de abastecimiento naval en Tartus, la única de la que dispone Rusia en el mar Mediterráneo. Según los nuevos términos, esta base estará a entera disposición de la Marina rusa por un período de 49 años, con la posibilidad de una prórroga automática por otros 25. Además, a su área se le agregarán unas 24 hectáreas de terreno y podrá acoger hasta 11 buques simultáneamente.

    Al término de la operación, los militares rusos no solo lograron mantener esa estratégica posición en sus manos, sino que además sumaron la base aérea de Hmeymim. Ubicada justo en el centro de Oriente Medio, esta base ahora juega un importante papel de disuasión estratégica en toda la región.

    La práctica hace la perfección

    En 2018 las Fuerza Armadas planean realizar cerca de 8.000 ejercicios militares de diferentes dimensiones. A modo de comparación, en 2017 la capacidad de respuesta de los militares rusos se puso a prueba en menos de 4.000 ocasiones.

    Entre las maniobras más destacadas, en septiembre de 2018 se planea la participación de Rusia en la Misión Pacífica 2018, unas maniobras conjuntas de la Organización de Cooperación de Shanghái. Los ejercicios Interacción 2018 tendrán lugar en Kirguistán e incluirán a los militares de los países miembros de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC). Entre agosto y septiembre se prevé la realización de las maniobras Este 2018 en las regiones de Siberia y el Lejano Oriente ruso.

    Le puede interesar: Rusia prepara su industria para construir portaviones

    Cerca de 80 países han sido invitados a los Juegos Militares Internacionales Army Games 2018. Durante la competición se prevé la realización de pruebas en 27 disciplinas con la participación de tropas terrestres, marinas y aéreas. Las competiciones se llevarán a cabo en Rusia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Kazajistán, China y, por primera vez, Irán.

    "Quien no alimenta a su propio Ejército, tendrá que alimentar a uno ajeno"

    Soldados de las FFAA de Rusia
    © Sputnik / Russian Airborne forces Press Service
    Esta popular frase parece inspirar los planes de futuro de los militares rusos. En 2018 se cumplen 10 años del inicio de la reforma de la Defensa de Rusia, que se mantenía en estado 'congelado' desde la disolución de la URSS. Tan solo en los últimos 5 años la proporción de armamento moderno en las Fuerzas Armadas rusas se ha cuadruplicado y a día de hoy constituye casi dos tercios de su totalidad. En noviembre de 2017, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, informó que para el año 2020 el plan de modernización prevé llegar al 70% de los equipamientos en servicio.

    El nuevo programa de renovación en materia de Defensa diseñado para los años 2018-2027 prevé un gasto de 19 billones de rublos —cerca de 333.000 millones de dólares—, lo que supone un billón de rublos menos que en la década anterior. Aunque las cifras exactas destinadas a cada sector son información confidencial, los expertos estiman que entre las prioridades del nuevo programa de renovación se encuentran los sistemas de disuasión nuclear, los de alta precisión y los basados "en nuevos principios físicos", como las armas supersónicas.

    Nuevos sistemas entran en juego

    En 2018 se cumplen 60 años de la creación de la Flota nuclear submarina de Rusia. Para la fecha se prevé la puesta en servicio del Príncipe Vladímir, un novedoso submarino estratégico del proyecto modernizado 955 Borei-A.

    El Príncipe Vladímir fue botado el 17 de noviembre de 2017, pero aún no ha sido incorporado a la Flota. En estos momentos, en los astilleros de Sevmash están construyéndose otros cuatro Borei-A: el Príncipe Oleg, el Generalísimo Suvorov, el Emperador Alejandro III y el Príncipe Pozharski. En palabras del comandante de la Armada de Rusia, el almirante Vladímir Koroliov, para mediados de la década de 2020 se prevé la entrada en servicio de las cinco naves de última generación.

    Otra de las novedades de la Armada rusa será la fragata Almirante Gorshkov, que en estos momentos está ultimando su fase de pruebas. Este sería el primero de los buques del proyecto 22350M. Equipadas con misiles de alta precisión, estas novedosas naves están destinadas a convertirse en los principales buques de guerra rusos para navegaciones lejanas, declaró el almirante Koroliov. El primer lote de 22350M consistirá en ocho fragatas, mientras que un segundo buque de la serie —el Almirante Kasatónov— también será entregado en 2018, adelantó el comandante.

    Le puede interesar: El último prototipo del Su-57 toma los cielos

    Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, por su parte, se harán con un novísimo equipo este 2018. Se trata del tan esperado caza polivalente de quinta generación Su-57 (conocido anteriormente como T-50 y PAK FA). Según adelantó a Sputnik el presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Cámara Alta del Parlamento ruso), Víctor Bóndarev, su producción en serie está prevista para 2019, pero en 2018 la aviación militar rusa ya recibirá "las primeras dos o tres unidades".

    Más competencia en el mercado global de la Defensa

    El año 2017 fue rico en nuevos contratos internacionales en materia de Defensa. Este 2018 se planea iniciar el suministro a China de los sistemas de defensa aérea S-400, que se han convertido en la tarjeta de presentación de la industria militar rusa. Se prevé que durante este año se concreten las conversaciones para un suministro similar a otro socio estratégico de Rusia: la India.

    Además de los socios tradicionales, el pasado año sorprendió por la firma de contratos parecidos con Turquía y Arabia Saudí, tradicionales aliados de EEUU en la región de Oriente Medio. Bahréin y Catar también han hecho público su interés por estos equipos.

    El experto en materia militar Víctor Murajovski comentó a Sputnik que con la compra de los S-400, los países de la región pretenden no solo hacerse con un novísimo sistema de defensa antiaérea y antimisiles, sino también buscar un complemento a los sistemas similares de producción estadounidense.

    Le puede interesar: Sistemas de defensa antimisiles de Rusia y EEUU, ¿cuál es más fuerte?

    Entre los contratos esperados para 2018 destaca el acuerdo para el suministro a Indonesia de una docena de cazas Su-35 de generación 4++. Se prevé un suministro similar a Emiratos Árabes Unidos. Durante este año se esperan cerrar los trabajos precontractuales para el suministro de 146 tanques T-90MS a Kuwait y de helicópteros de combate Ka-52K a Egipto, con los que este país prevé equipar los portahelicópteros franceses Mistral.

    Más cerca de los socios principales

    Por decisión del Gobierno de Rusia, el Salón Naval Internacional organizado por el país ahora se celebrará de forma alterna en San Petersburgo y en la capital del Lejano Oriente ruso, la ciudad de Vladivostok. En julio tendrá lugar su primera edición en el continente asiático y de esta manera se busca presentar los productos de la industria naval rusa cerca de los potenciales clientes.

    Además, como cada año, en 2018 se celebrará el Foro Internacional Técnico Militar Army en la región de Moscú y el Salón Internacional de Hidroaviones de la ciudad de Gelendzhik, en el mar Negro.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Rusia poseerá armas sin homólogos en todo el mundo"
    El despertar del oso: los mayores logros de las Fuerzas Armadas rusas en 2017
    Escudo radioelectrónico: sistemas rusos que dejan al enemigo sin sus sofisticadas armas
    Etiquetas:
    ejército, defensa, Rusia