En directo
    Explosión de la bomba BLU-82/B (archivo)

    El tamaño sí que importa: las bombas más pesadas jamás utilizadas

    CC0 / Public Domain
    Defensa
    URL corto
    1143

    'La madre de todas las bombas', 'segadora de margaritas' y 'chico alto' son los apodos que recibieron algunas de las bombas superpesadas jamás utilizadas en combate. Creados para destruir posiciones enemigas extremadamente fortificadas, estos proyectiles compiten en tamaño y peso para alcanzar los más elevados índices de penetración y destrucción.

    Sputnik hace un repaso histórico de las bombas y naciones que utilizaron estos proyectiles.

    URSS — 9.400 kilogramos

    En los años de la Segunda Guerra Mundial, la bomba más pesada utilizada por la Unión Soviética fue la FAB-5000NG —de cinco toneladas—, que cargaba en su interior 3.200 kilogramos de una mezcla altamente explosiva de trinitrotolueno, hexógeno y aluminio. El descomunal peso del proyectil supuso todo un reto para los ingenieros soviéticos.

    Inicialmente se pensó que la bomba debía ser transportada hasta su objetivo por unos viejos bombarderos TB-3 controlados por control remoto que debían estrellarse contra su blanco. No obstante, la idea fue finalmente descartada. La única nave de la época capaz de llevar la bomba de cinco toneladas hasta su objetivo y regresar a su base era el bombardero Pe-8, aunque había un inconveniente: el enorme proyectil no cabía en el compartimiento de las bombas, razón por la cual la nave despegaba y realizaba el viaje de ida con las compuertas abiertas.

    Las FAB-5000NG fueron arrojadas sobre Konigsberg (actual Kaliningrado) y Helsinki y se sabe también que se utilizaron durante la batalla de Kursk, en verano de 1943. Esta fue la mayor batalla de la historia y supuso la última ofensiva del Ejército nazi contra la URSS. En aquel episodio de la guerra, la FAB-5000NG fue utilizada contra concentraciones de tropas alemanas, nudos de transporte y posiciones fortificadas.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, esta bomba evolucionó hasta la FAB-9000 M54, de 9.407 kilogramos.

    FAB-9000
    © Sputnik / Alexei Kudenko
    FAB-9000

    Este proyectil fue activamente utilizado durante la operación soviética contra los muyahidines de Afganistán. Los grupos radicales cavaban extensas redes de túneles en las montañas y podían ser alcanzados solo con este tipo de proyectiles superpesados. No obstante, la experiencia afgana demostró que los nuevos proyectiles antibunker de tipo KAB, de menor calibre pero con una mayor penetración, eran más efectivos, razón por la cual las FAB poco a poco fueron cediendo el protagonismo.

    EEUU — 9.500 kilogramos

    El uso activo de bombas superpesadas por parte de EEUU se remonta a la Guerra de Vietnam. La aviación estadounidense utilizó entonces las BLU-82 de 6.800 kilogramos, apodadas comúnmente como Daisy Cutter —del inglés 'segadora de margaritas'—. Inicialmente estos proyectiles estaban destinados a despejar áreas en la jungla para el aterrizaje de helicópteros. Sin embargo, inmediatamente después de su puesta en servicio, las BLU-82 se usaron para 'segar' las unidades del enemigo. Curiosamente, los aviones que transportaban estas bombas superpesadas no eran bombarderos, sino aeronaves de transporte aéreo C-130 Hercules.

    El segundo uso masivo de 'segadoras' vino durante la operación Tormenta del Desierto. De acuerdo con la Fuerza Aérea estadounidense, sus pilotos lanzaron contra las tropas iraquíes un total de 11 bombas BLU-82B. En una ocasión, las tropas del Servicio Aéreo Especial (SAS) británico divisaron una enorme nube en forma de hongo que resplandeció en el cielo nocturno de Kuwait. Los militares británicos, sorprendidos, creyeron haber sido testigos de una detonación nuclear, algo que reportaron de inmediato a su comando.

    La última vez que se usaron las BLU-82 fue durante la operación en Afganistán. Al igual que hicieron los soviéticos dos décadas antes, los estadounidenses utilizaron las BLU-82 para destruir la red de túneles de los talibanes en las montañas.

    En abril de 2017, EEUU informó de que había usado en Afganistán la GBU-43/B, conocida como 'la madre de todas las bombas'.

    GBU-43/B
    GBU-43/B

    Según el Pentágono, esta bomba —de 9,5 toneladas— destruyó un complejo de túneles de Daesh en la provincia de Nangarhar, en la frontera con Pakistán. 

    Reino Unido — 9.980 kilogramos

    Durante la Segunda Guerra Mundial, quienes batieron el record en cuanto a bombas superpesadas fueron los británicos, que crearon las llamadas bombas sísmicas. Según el concepto desarrollado por el ingeniero aeronáutico Barnes Wallis, estas bombas debían ser lanzadas sobre las posiciones estratégicas del enemigo desde una gran altura. Durante su caída libre, el proyectil superaba la velocidad del sonido y penetraba unos 40 metros bajo tierra. Su detonación en el subsuelo causaba unos temblores similares a los de un terremoto, lo que destruía todas las infraestructuras a su alrededor y ocasionaba unas bajas civiles relativamente pequeñas.

    Los responsables de la Real Fuerza Aérea inicialmente se mostraron escépticos con la idea de Wallis. Además, en aquel momento, no disponían de ninguna aeronave capaz de transportar diez toneladas a una altura de 12 kilómetros. Es por ello que inicialmente se decantaron por una bomba más pequeña. Fue así como apareció la Tallboy (del inglés 'chico alto'), de 6,3 metros de largo y unos 5.443 kilogramos de peso. Lanzadas desde bombarderos Avro 683 Lancaster, estas bombas sísmicas mostraron su efectividad contra las infraestructuras enemigas, aunque no tenían la capacidad de penetración suficiente contra los búnkeres blindados preparados para los submarinos nazis.

    Fue entonces cuando se aprobó la idea inicial de Wallis y se comenzaron a fabricar las bombas denominadas Grand Slam (del inglés 'gran golpe') de casi 10 toneladas.

    Grand Slam
    Grand Slam

    Durante las pruebas, estas bombas dejaron en el lugar de impacto cráteres de 9 metros de profundidad y 38 metros de diámetro. En los últimos meses de guerra, gracias a los Grand Slam, fue posible destruir el refugio para submarinos nazis de Valentin, el más grande dentro de Alemania.

    Además:

    EEUU desclasifica vídeos de ensayos nucleares realizados durante la Guerra Fría
    Detonaciones nucleares: repaso histórico de las armas de destrucción masiva
    Sobreviviente de bombardeo de EEUU contra Nagasaki: la amenaza atómica perdura hoy
    Nunca más: memorias desde el infierno de los sobrevivientes de la bomba nuclear (fotos)
    Etiquetas:
    bombas, Reino Unido, EEUU, URSS
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik