En directo
    Defensa
    URL corto
    8321
    Síguenos en

    Muchos estadounidenses no han podido lidiar con la magnitud del crecimiento de China, convencidos de que el gigante asiático seguirá el camino de la URSS en los años 1980, escribe el columnista Zachary Keck.

    En su artículo para The National Interest, el autor apunta que Washington, a su propio juicio, sigue siendo el país más poderoso del mundo, cuyos gastos de defensa son cuatro veces mayores que los de China.

    No obstante, una comparación de cifras en bruto puede resultar engañosa. Así, se reconoce generalmente que EEUU es una potencia global, con "activos militares dispersos por todo el mundo". China, por su parte, puede concentrar sus fuerzas armadas en Asia, destaca el autor.

    Lea más: El PIB de Afganistán por el retrete: cómo el Pentágono malgastó $60.000 millones

    Del mismo modo, los gastos militares no explican lo que se suele llamar la 'tiranía de la distancia': para proyectar su influencia en Asia, Washington tiene que cruzar el océano más grande del mundo, indica Keck. Pekín, por el contrario, se encuentra en el centro de la acción.

    "Y, como entienden todos los que trabajan en Washington, la proximidad al poder es un poder en sí mismo", profundiza.

    Esta proximidad le permite a China implementar una estrategia de antiacceso y de negación de área —A2/AD—, al utilizar su territorio para desplegar grandes cantidades de misiles, aviones, sistemas de vigilancia y de radar, destaca el autor. "En efecto, se trata de portaviones insumergibles".

    Además, es importante tener en cuenta los costes. A pesar de tener un Ejército más grande, China gasta mucho menos que EEUU en personal. De esta manera, la brecha en los gastos militares de Washington y Pekín es menor de lo que sugieren las cifras brutas de los presupuestos.

    Vea también: China fusiona tecnologías civiles y militares en respuesta a la estrategia de EEUU

    Keck prosigue que para EEUU el mantenimiento de su personal militar resulta en cifras astronómicas. Según las propias estimaciones del Pentágono, casi la "mitad de todo el presupuesto de defensa se consume por los costos del personal militar y civil". Por ejemplo, el 50% del presupuesto para el año fiscal 2015 alcanzó 298.500 millones de dólares.

    "En otras palabras, el Pentágono gasta más en personal que lo que cualquier otro país —incluida China— gasta en todo su Ejército", subraya el autor.

    Asimismo, los costes del personal militar de EEUU exceden los presupuestos de defensa combinados de todos los demás miembros de la Alianza Atlántica.

    Más: Temblando de miedo: ¿teme el Pentágono al poder militar de China?

    Por su parte, los gastos del personal militar de China alcanzaron en 2015 unos 48.600 millones de dólares.

    La discrepancia de los costes de personal entre China y EEUU es aún mayor cuando se los considera por soldado. Se calcula que el Ejército de China tiene un total de 2.3 millones de soldados en servicio activo, mientras EEUU dispone de tan solo 1.4 millones de militares. Pero Pekín gasta unos 21.000 dólares por persona y Washington, por su parte, más de 214.000 dólares.

    Le puede interesar: La guerra entre China y EEUU puede empezar en cualquier momento

    Keck explica que el impacto que este hecho tiene en el presupuesto militar de cada país es asombroso. Así, sin considerar los costes de personal, los gastos militares de EEUU disminuyen de 597.000 millones de dólares a 298.900 millones de dólares. En comparación, los gastos militares de China caen de 145.800 millones de dólares a 97.200 millones.

    "Cuando los costes del personal son sacados de la ecuación, los gastos militares de China pasan de aproximadamente una cuarta parte de los de EEUU a casi un tercio", concluye.

    Además:

    El Pentágono requiere más financiación para combatir la 'vulnerabilidad' de EEUU
    Militares estadounidenses se congelan cerca de las fronteras de Rusia
    Putin cuestiona el militarismo "exorbitante" de EEUU
    Etiquetas:
    gastos militares, defensa, presupuesto militar, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook