En directo
    Cultura
    URL corto
    Por
    172
    Síguenos en

    TEL AVIV (Sputnik) — Durante la Edad de Hierro (hace más de 3.000 años) se falsificaban deliberadamente piezas de plata que eran utilizadas como monedas, según una investigación conjunta de las universidades israelíes de Haifa y la Hebrea de Jerusalén.

    Hace unos 3.200 años, cuando las grandes civilizaciones del Mediterráneo se comenzaron a desmoronar, y las fuerzas egipcias se retiraron de Canaán, surgió una nueva industria: la falsificación. Así lo sugiere un estudio arqueológico basado en la tesis doctoral de Tzilla Eshel y publicado en el prestigioso Journal of Archaeological Science.

    La Edad de Hierro comenzó con el eclipse de imperios como el egipcio, que se redujo a sus tierras originales alrededor del Nilo, del babilonio, de los macedonios y micénicos y también del imperio hitita.

    Antes de la Edad del Bronce las piezas de plata eran de pura plata, sin embargo, durante la implosión de la Edad del Bronce y la caída de los imperios, las monedas pasaron a estar compuestas de aleaciones y algunas de las piezas de 'plata' contenían hasta un 80% de cobre.

    El estudio de Eshel evidenció que por la escasez de plata en el sur del Levante entre los años 1200-950 a.C., (período en el que, según La Biblia, los israelitas llegaron a la zona), las piezas usadas para el intercambio comercial —la moneda solo fue inventada hace unos 2.500 años— tienen pequeñas cantidades de plata, altas cantidades de cobre y cantidades significativas de otros materiales que pueden haberse añadido específicamente para hacerlos parecer plata, por ejemplo, el arsénico.

    Falsificación deliberada

    "Hubo un intento deliberado de hacer pasar el metal por más plateado, encontramos que en los cachés antiguos el porcentaje de cobre era mayor y las cantidades de arsénico eran muy similares de una pieza a otra. Eso parece una actividad organizada, lo que refuerza la suposición de que es una falsificación", decía el comunicado oficial del descubrimiento.

    El trabajo de Eshel examinó restos en sitios arqueológicos específicos de Beit Sheán, Megiddo (el Armagedón de la Biblia) y Ashkelon que datan de ese período; encontrando piezas con esa aleación que la llevaron a especular también que tal vez la escasez de plata y la inestabilidad política fueron las razones de la migración de las tribus de Israel desde el área de Harán (en la actual Turquía) a Canaán.

    ¿Dónde empezó el truco?

    Los arqueólogos creen que la creación de 'plata' hecha de cobre era una práctica sistemática, y que el hacer pasar el cobre por plata refuerza la hipótesis de que era una falsificación deliberada.

    Sospechan que fueron los egipcios quienes comenzaron a producir esas piezas cuando toda la región sufría escasez de plata y no podían importar más, antes de irse de Canaán comenzaron a crear piezas de 'plata' a partir del cobre, abundante en el sur, en Timna.

    Y la práctica se prolongó por más de 250 años

    "Así es como Abraham pagó la Tumba de los Patriarcas. Pesaba 400 siclos. No había monedas en ese momento. Pagó con piezas de plata", dijo el jefe de la Autoridad de Antigüedades de Israel, el Dr. Donald T. Ariel.

    En su tesis doctoral, Eshel explica que: "En el libro de Ezequiel en el capítulo 22, el profeta explicaba el enojo de Dios con su pueblo: 'Hijo de hombre, la casa de Israel se me ha convertido en escoria; todos ellos son cobre, estaño, hierro y plomo en medio del horno; y en escorias de plata se convirtieron'".

    "La frase en sí es, por supuesto, una metáfora de la relación entre Dios y los hijos de Israel", concluye Eshel. "Pero en la práctica, es muy posible que describa una realidad que era familiar en ese momento: la del lingote de plata que se mezcló con varios metales como estaño, hierro y minerales".

    Etiquetas:
    monedas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook