En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 291
    Síguenos en

    Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega lograron captar en detalle la muerte de una célula infectada por la bacteria de la tuberculosis. A través de un microscopio electrónico 3D y técnicas de fluorescencia, es la primera vez en que se filma dicho proceso.

    A cargo de la profesora Trude Helen Flo del Centro de Investigación de Inflamación Molecular de la NTNU (sigla de la universidad en inglés), el equipo registró la infección y su evolución durante 24 horas; así se pudo capturar el momento exacto en que muere la célula infectada por la bacteria de la tuberculosis.

    Con un microscopio electrónico 3D de resolución nanométrica y técnicas de fluorescencia avanzada con colores azul, rojo y verde en las células, fue posible filmar el momento con tal precisión por primera vez. El objetivo es entender cómo atacan las bacterias al sistema inmunológico y mejorar los antibióticos.

    "La bacteria de la tuberculosis vive en los macrófagos, que son los guardianes, eliminadores de desechos y cuidadores del sistema inmunológico", explicó la profesora encargada en un comunicado de la universidad noruega. 

    Los macrófagos son las células que monitorean y regulan al sistema inmune y, según la científica, las bacterias de la tuberculosis han encontrado formas de esconderse dentro de ellas y evitar que las maten.

    Cuando la bacteria de la tuberculosis enferma a una persona, las células infectadas se rompen y esparcen el contenido a otras células en los pulmones. Se genera entonces una inflamación que daña el tejido pulmonar y se expele a través de la tos, lo que a su vez puede contagiar a quienes se encuentran cerca. 

    El camino de la infección es precisamente lo que se puede observar en el video: la bacteria mata a la célula huésped para propagarse a las demás células del organismo. "La bacteria de la tuberculosis lo hace perforando agujeros en la membrana que encierra a los macrófagos", agrega Flo. 

    "Esto desencadena una respuesta inmune explosiva en la que la célula en la que viven muere, lo que permite que las bacterias se propaguen a otras células. Las bacterias operan de dos modos: uno en el que se dividen y se multiplican mientras están escondidas dentro de la célula en la que viven, y otro en el que brotan e infectan el tejido sano", detalla la científica. Mira el vídeo a continuación.

    ¿Qué es la tuberculosis y cómo se trata?

    Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que suele afectar a los pulmones y es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, y se transmite a través de gotículas generadas en el aparato respiratorio de pacientes con la enfermedad pulmonar activa.

    A nivel mundial, en 2018 hubo unos 10 millones de nuevos contagios de tuberculosis, de los que millón y medio murieron. 

    Según los investigadores de la NTNU, se calcula que probablemente una de cada cuatro personas alberga bacterias de tuberculosis en su cuerpo, aunque solo entre el 5% y el 10% de la población infectada se enferma. Aunque hay antibióticos para tratar la infección, no aseguran la inmunidad y sus tratamientos son largos —pueden durar hasta dos años— y muchos pacientes nunca se recuperan.

    Con esta filmación, los investigadores pueden estudiar el proceso de la infección de tuberculosis con mucha más precisión, con el fin de buscar alternativas para tratar la enfermedad. El estudio fue publicado en la revista científica Nature Communications. 

    "Los antibióticos actúan contra la bacteria, pero prevemos desarrollar un tratamiento que pueda controlar la muerte celular y el daño tisular causado por la bacteria de la tuberculosis. Combinado con antibióticos, esto podría proporcionar un tratamiento más eficaz, pero todavía no lo hemos logrado", concluyó Flo.

    Etiquetas:
    Noruega, tuberculosis, célula
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook