17:59 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 101
    Síguenos en

    Las frutas azules son raras en la naturaleza, pero más raras aún son las frutas azul metálico de unos arbustos que normalmente nos encontramos en las calles de Europa: los 'Viburnum tinus'. Científicas acaban de descubrir cómo obtienen su color único de manera diferente al resto de las frutas azules.

    Hay una razón por la que las frutas azules son raras: los pigmentos que hacen que sean azules son relativamente poco comunes en la naturaleza. Pero los frutos de color azul metálico de Viburnum tinus obtienen su color no solo de los pigmentos. Una investigación publicada en la revista científica Current Biology revela un mecanismo previamente desconocido de coloración estructural: nanoestructuras de lípidos en sus paredes celulares actúan para reflejar su llamativo azul.

    "El color estructural es muy común en los animales, especialmente en los pájaros, escarabajos y mariposas, pero solo se ha encontrado un puñado de especies de plantas que tienen color estructural en sus frutos", dijo Miranda Sinnott-Armstrong, una de las autoras del estudio, investigadora posdoctoral de la Universidad de Colorado-Boulder de Estados Unidos.

    Frutos de 'Viburnum tinus'
    © Foto : Cortesía Rox Middleton
    Frutos de 'Viburnum tinus'

    "Esto significa que V. tinus, además de mostrar un mecanismo completamente nuevo de color estructural, es también uno de los pocos frutos conocidos de color estructural", remarcó.

    Mientras que la mayoría de las plantas tienen paredes celulares hechas de celulosa, usadas para hacer algodón y papel, las células de los frutos de V. tinus tienen paredes mucho más gruesas con miles de lípidos globulares dispuestos en capas que reflejan la luz azul. Su estructura en forma de multicapas, permite a los frutos crear el color azul pese a que no contienen ningún pigmento azul.

    El color puede ser una señal para las aves. "Creemos que este lípido puede contribuir a la nutrición de la fruta. Eso significa que la fruta puede demostrar lo nutritiva que es al tener un hermoso y brillante azul", dijo Rox Middleton, investigadora posdoctoral en la Universidad de Bristol en Inglaterra, y coautora del estudio.

    Aunque las investigadoras no pueden asegurar que los lípidos sean usados como grasa por las aves que los consumen, hay razones para creer que podrían serlo. Si es así, los investigadores sugieren que el color azul metálico producido por la multicapa de lípidos podría indicar a las aves que la fruta tiene suficientes nutrientes para hacer de ella una comida que valga la pena.

    "Aunque se ha demostrado que las aves se sienten atraídas por las frutas azules, otras frutas azules que hemos estudiado esencialmente no tienen ningún valor nutritivo", advirtió la autora principal del estudio, Silvia Vignolini, química física de la Universidad de Cambridge.

    Etiquetas:
    Europa, biología molecular, biología, colores, aves, fruta
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook