00:54 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Trabajadores polares rusos

    5 razones por las que Rusia domina el Polo Norte

    © Sputnik / Anna Yudina
    URL corto
    Por
    4450
    Síguenos en

    El Ártico es un objetivo estratégico de primer nivel. Por sus inmensos recursos energéticos y la apertura del Paso del Norte por el deshielo, EEUU reclama su posesión. Pero Rusia, con una hábil estrategia y su poderoso Ejército, controla con mano de hierro la zona.

    En cinco puntos, te voy a explicar por qué Rusia domina el Polo Norte:

    1. Atomflot

    Gran parte del océano Ártico está completamente congelado por el frío y se hace imposible su navegación, a menos que se tengan rompehielos. Rusia dispone de la mayor flota de rompehielos del mundo. Conocida como la Atomflot, la componen seis rompehielos nucleares, 20 de propulsión diésel-eléctrica y 40 de clase hielo. Es una fuerza de combate formidable, que no tiene parangón, y es el principal motivo por el que Rusia controla el Ártico. Tengamos en cuenta que, con tal cantidad de buques rompehielos, Rusia puede enviar tropas y aprovisionarse en cualquier punto del Ártico en cualquier momento del año, sea verano o el terrible invierno polar. Además, Rusia es el único país del mundo que dispone de rompehielos nucleares. Gracias a la propulsión de sus motores, pueden romper capas de hielo de hasta dos metros y desplazar de media 23.000 toneladas, aunque hay modelos que pueden llegar hasta las 61.000 toneladas. Para que veamos su potencial, los rompehielos de clase Svalbard de Noruega solo pueden romper capas de menos de 1 metro. En cambio, EEUU que es el mayor rival en la zona, solo tiene dos rompehielos.

    Foto: La botadura del rompehielos nuclear Árktika en San Petersburgo

    Como podemos observar, EEUU tiene mucha ambición, pero poco cerebro. Sin rompehielos, las inmensas fuerzas militares estadounidenses no podrían ir hasta el Polo Norte, pues sus barcos quedarían atrapados en el hielo y sin poder desplazar sus tropas, morirían de inanición al no poder enviarles provisiones (por avión es casi imposible).

    2. El Oso Ruso

    Rusia tiene en el Ártico seis bases militares: en las islas Kotelny, la Tierra de Alexandra, Sredni, el archipiélago Nóvaya Zemliá, así como el cabo de Otto Schmidt y la isla de Wrangel. Estas bases militares funcionan como aeródromos, puntos de aprovisionamiento y cuarteles para las tropas acantonadas en el Ártico, que de media suman 5.000 soldados de forma continua, ya que Rusia dispone de una agrupación militar entera para defender el territorio. En cambio, EEUU no tiene fuerzas militares permanentes ni bases en el Ártico. Por tanto, en caso de conflicto, tendría que enviar apresuradamente tropas que no tienen el entrenamiento ni la infraestructura adecuada, para poder realizar operaciones en la zona. La única base militar que tiene la OTAN en el Ártico pertenece a Noruega. Está situada en las islas Svalbard, pero ni de lejos cuenta con las capacidades que tienen las instalaciones rusas.

    Y, por si fuera poco, Rusia cuenta con la flota más poderosa de todo el océano Ártico: la Flota del Norte. Anclada en el puerto polar de Murmansk, la componen cuatro cruceros, 45 submarinos, dos buques lanzamisiles, 11 buques antisubmarinos, un destructor, 11 dragaminas, cuatro buques de desembarco, cinco lanchas de combate y el legendario portaviones Almirante Kuznetsov, que se ha ganado una temible reputación en Siria. EEUU, aunque tiene una Marina de guerra muy fuerte, poder enviarla al Polo Norte le sería más complicado por la lejanía, además de por su escasa adaptación para el combate en zonas árticas. Podemos ver que, militarmente, el Oso Ruso vence al águila estadounidense en el hielo.

    3. Equipamiento Polar

    Rusia, debido a sus condiciones geográficas y adaptativas (están más habituados a vivir en condiciones de frío extremo) han adecuado su armamento para que funcione y sea efectivo en ambientes polares.

    Un ejemplo de esto es el helicóptero Mi-8AMTSh-VA, conocido como el 'Terminator Ártico', que tiene un equipamiento similar al famoso MI-24, con mayor capacidad de transporte y con un aislamiento térmico, lo que le permite operar hasta temperaturas de −40º. Cosa que EEUU actualmente no posee, y es una desventaja muy grande en la lucha en el Ártico.

    Lea también: Las 11 armas más amenazadoras del Ejército ruso

    También las Fuerzas Especiales Rusas, los Spetsnaz, con un entrenamiento especial para luchar en el frío polar, cuentan con un equipamiento único. El ABK, con un chaleco antibalas de gran resistencia, aguanta hasta el disparo de un fusil Dragunov de 7,62 mm, y también dispone de cascos protectores y pantalones para protegerse de las tormentas árticas. Todo ello sin perder su ligereza ni quitar movilidad al soldado gracias a los materiales, que son de una gran resistencia, pero livianos al mismo tiempo. Por último, destacar los sistemas antiaéreos Pantsir-1, con aislamiento térmico, que los protege de las condiciones climáticas extremas. Ningún país del mundo, a excepción de Rusia, cuenta con sistemas antiaéreos de tal potencia en la zona. Por tanto, si EEUU consiguiera de alguna manera enviar tropas por helicóptero o avión, serían derrotadas inmediatamente con esta combinación de armas.

    4. Derecho Internacional

    Según la Convención de Derecho Marítimo de la ONU, que rige las aguas en disputa, si la plataforma continental de un país se extiende por el mar, esas aguas pertenecen a dicha nación. Mediante varias expediciones submarinas (la más destacada la del Mir-1), se ha demostrado que la cordillera continental Lomonósov se extiende 1.800 kilómetros en el océano Ártico. En consecuencia, siguiendo las leyes, esa extensión de terreno pertenece a Rusia. Canadá, EEUU y otros países han intentado por todos los medios desacreditar los resultados de las investigaciones, pero no han podido conseguirlo. El motivo de estos actos es que los fondos árticos esconden oro, petróleo, diamantes, etc., y no quieren que Rusia los tenga. Pero, por mucho que lo intenten, las matemáticas y la ciencia no engañan. Rusia tiene derecho a gran parte del territorio ártico.

    5. Rusia Unida

    El factor más importante de todos es el firme apoyo y voluntad del pueblo ruso en el Ártico. Cerca de dos millones de ciudadanos rusos viven en la zona del Círculo Polar Ártico y no van a permitir que EEUU y otras potencias les roben sus territorios donde han vivido durante generaciones, de padres a hijos.

    El Gobierno de Rusia sabe que si tiene que actuar de manera firme en el Polo Norte, su pueblo lo va a respaldar, cosa que EEUU no, donde gran parte de la población está descontenta con el proceder de sus gobernantes. Eso repercutiría en las operaciones militares, ya que los soldados se sentirían poco legitimados y serían menos efectivos en caso de conflicto, como ocurrió en Vietnam. Se podrán tener todas las armas que uno quiera, el dinero y la ambición, pero si no hay unidad es imposible la victoria. Es el factor más importante de todos y, a lo largo de la historia, Rusia lo ha demostrado con creces.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Además:

    Putin insta a acelerar el desarrollo del Ártico y el Lejano Oriente rusos
    Las nieves ardientes del Ártico: Tropas rusas entrenan en el círculo polar
    Rusia reforzará en 2017 sus tropas en el oeste, el suroeste y en el Ártico
    Vladivostok, el rompehielos diésel-eléctrico más poderoso del mundo
    Etiquetas:
    Mi-8AMTSh, Atomflot, Polo Norte, Ártico, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik