15:54 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Ejercicios militares conjuntos de EEUU y Corea del Sur Foal Eagle (Archivo)

    Paga el dinero o paga las consecuencias: Trump puede dejar a Corea del Sur a merced de Kim

    © AP Photo / Lee Jin-man
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Por
    131743
    Síguenos en

    Donald Trump hace tiempo que exige a Corea del Sur pagar más por la presencia de las fuerzas armadas estadounidenses en su territorio. La tasa de gastos surcoreanos por el establecimiento de los militares norteamericanos ha ido aumentando a lo largo de los últimos años, pero el presidente estadounidense quiere que Seúl pague aún más dinero.

    Corea del Sur y EEUU comenzaron el 24 de septiembre una nueva ronda de negociaciones en Seúl sobre la división de los gastos de estacionar las fuerzas estadounidenses en el país asiático. Las negociaciones tienen como objetivo firmar un acuerdo especial que determinará cuánto dinero Seúl tendrá que pagar por la presencia de 28.500 soldados estadounidenses en su propio territorio.

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, considera que Seúl debe pagar más por el estacionamiento de las tropas norteamericanas que protegen a la nación surcoreana de las amenazas que provienen desde el extranjero, en particular, de Corea del Norte. El famoso experto ruso en asuntos coreanos y director de la consultora Korea Risk Group, Andréi Lankov, en una entrevista con Sputnik explicó qué puede pasar si Estados Unidos decide retirar sus fuerzas de la península de Corea.

    Nadie osa atacar a un aliado de EEUU

    "Las exigencias de Trump tienen que ver con su filosofía. Donald Trump no cree en alianzas porque en esencia es un vendedor de bienes inmuebles. Desde su punto de vista, cuando Estados Unidos entra en una alianza presta ciertos servicios militares. Porque si algún país es un aliado de Washington, nadie se atreve a atacarlo. Es un asunto peligroso", dijo el especialista.

    Esta es la razón por la que Trump considera que su país debe cobrar dinero por los servicios que presta a sus aliados. Lo ideal para el presidente estadounidense sería no solo lograr que los países que albergan bases estadounidenses cubriesen los gastos por el estacionamiento, sino hacer que pagasen a Estados Unidos por la presencia de los militares norteamericanos, agregó.

    En una ocasión Donald Trump deliberadamente mencionó que Corea del Sur se encuentra en un área peligrosa porque está cerca de Corea del Norte. Actualmente Washington y Seúl gastan unos 4.500 millones de dólares en mantener las tropas. Seúl solo paga aproximadamente entre 1.500 y 2.000 millones de dólares de esa cantidad. La pregunta que se hace EEUU es si es justo o no. Como consecuencia, la tasa de gasto surcoreana aumentó y seguirá aumentando en el futuro, aseguró Lankov.

    "Trump preferiría que a largo plazo Corea del Sur cubriese todos los gastos de la presencia estadounidense en su país, pero esta opción todavía no está sobre la mesa. En la actualidad los surcoreanos pagan aproximadamente la mitad", puntualizó.

    Según el entrevistado, si se tiene en consideración solo el gasto directo, entonces se puede hablar de que Seúl paga solo un tercio del monto total. "Pero cuando añadimos los gastos secretos, la contribución de la parte surcoreana aumenta a dos tercios de todos los gastos", añadió. En el futuro al presidente de EEUU le gustaría que Corea del Sur pagase el 100% o incluso el 120%, es decir, quiere vender los servicios militares.

    ¿De verdad necesita Corea del Sur a las fuerzas de EEUU en su territorio?

    Hay diferentes puntos de vista en cuanto a la necesidad de que las fuerzas armadas norteamericanas estén presentes en la República de Corea. La mayoría de los habitantes del país asiático, casi toda la oposición y una parte considerable de los que están en el poder creen que Corea del Sur no será capaz de sobrevivir sin la ayuda militar estadounidense, señala el especialista ruso.

    "Eso tiene que ver sobre todo con el hecho de que Seúl tiene un vecino potencialmente peligroso, Pyongyang. El norte ya invadió el sur una vez en la historia —la guerra de Corea de 1950-1953— y hay quienes temen que pueda repetirse. Además, Corea del Norte dispone de armas atómicas, algo de lo que el sur carece", indicó el experto.

    Sin embargo, en Seúl ya suenan las voces que llaman al país a hacerse con sus propias armas nucleares; una idea que, por ahora, no ha ido más allá del debate. Si Trump decide retirar a los militares estadounidenses de Corea del Sur —algo que es improbable pero posible—, Seúl tendrá que aumentar los gastos en defensa.

    "Está claro que hoy en día la mayoría de los surcoreanos considera que la retirada de las fuerzas norteamericanas no es deseada. Al mismo tiempo hay quienes creen que esto traerá consigo consecuencias catastróficas. Habrá que tener en cuenta que cerca de Corea del Sur existen otros países que no tienen relaciones amistosas con Seúl. No solo se trata de Corea del Norte, sino también de Japón y de la República Popular China", puso de relieve Lankov.

    ¿A quién beneficia más la presencia de las fuerzas de EEUU en Corea del Sur?

    Para el analista, Trump "definitivamente" considera que la presencia de los militares estadounidenses en Corea del Sur beneficia más a Seúl que a Washington. La mayoría de los surcoreanos también cree que la presencia de las fuerzas de EEUU es más ventajosa para ellos. Al mismo tiempo, advierte Lankov, los propios militares norteamericanos que buscan contener a Rusia y a China opinan que el despliegue en Corea del Sur es más importante para su país.

    "Es evidente que Seúl está más interesado en mantener las relaciones con Estados Unidos. Hace 15 años una parte importante de la población surcoreana abogaba por retirar a las fuerzas extranjeras, pero hoy estas voces apenas se oyen. La razón principal por la que los surcoreanos cambiaron de idea fueron los logros del programa nuclear de Corea del Norte y las amenazas de Pyongyang de sumir Seúl en un mar de fuego", sostuvo el especialista.

    Estados Unidos podría retirar a sus tropas de Corea del Sur en caso de que Trump firmara un acuerdo con Kim Jong-un. Algo que es posible que suceda durante su segundo mandato.

    Pero una vez que el mismísimo Trump firme un decreto para hacer que las tropas vuelvan a casa, se enfrentará a la fuerte oposición de sus militares. Los surcoreanos, por su parte, también se opondrán a esta decisión y harán todo lo posible para prevenir u obstaculizar la retirada, ya que sin las fuerzas de EEUU no se sentirán seguros.

    "En una situación como esta Seúl no tendrá más opción que aumentar considerablemente su presupuesto militar. Y no se puede excluir que baraje seriamente la posibilidad de crear sus propias armas atómicas. El país sí dispone de la capacidad necesaria para crear un arma nuclear y un portador para ella en cuestión de dos años o incluso en menos tiempo", advirtió.

    Pese a todo, la retirada de las fuerzas norteamericanas del país asiático parece improbable. Además, China no permitirá que Seúl se convierta en una potencia nuclear. No obstante, señala el analista, hay que recordar que muchos surcoreanos apoyan la idea de crear sus propias armas atómicas. Mientras EEUU esté presente en la península de Corea, solo son conjeturas. Pero si se va, este sueño surcoreano puede hacerse realidad, concluyó.

    Etiquetas:
    Donald Trump, EEUU, Corea del Norte, base militar, Corea del Sur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik