Widgets Magazine
14:36 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Banderas de Corea del Sur y Japón

    Japón castiga a Corea del Sur y Seúl se reserva la última palabra

    © AP Photo / Eugene Hoshiko
    Asia y Oceanía
    URL corto
    2132
    Síguenos en

    Japón eliminó a Corea del Sur de la lista de países que tienen más fácil importar productos japoneses. Los expertos estiman que estas medidas afectarán a la mayoría de las exportaciones japonesas a su vecino y que darán una estocada a las relaciones entre ambos países, publica Oleg Kirianov, corresponsal en Corea del Sur de Rossiyskaya Gazeta.

    En la lista figuran un total de 27 países con los que Tokio mantiene una relación más estrecha y de mayor confianza: Estados Unidos, los de la UE, Australia, Nueva Zelanda, Argentina y Corea del Sur, entre otros. El Gobierno japonés citó "la destrucción de la confianza bilateral" como el detonante de su decisión. Pero Seúl cree que Tokio se está vengando de la decisión del Tribunal Supremo de Corea de obligar a las empresas japonesas a pagar una indemnización a los descendientes de los trabajadores coreanos que fueron desplazados a la fuerza para trabajar en las fábricas durante la ocupación de la península de Corea por Japón entre 1910 y 1945.

    La decisión de Japón se anunciará formalmente el 7 de agosto y en tres semanas —el 28 de agosto— Corea del Sur desaparecerá oficialmente de la lista.

    Al comentar la decisión, el ministro de Economía e Industria de Japón aclaró que la decisión no tenía nada que ver con la posición del Tribunal Supremo de Corea sobre la ocupación colonial. La razón que citó el ministro fue "el control insuficiente por parte de Corea del Sur" sobre sus exportaciones. Es decir, Tokio, según la declaración del ministro, teme que los bienes y las tecnologías militares y estratégicas de Japón acaben en malas manos a través de Corea del Sur.

    Así que a partir de ahora, cuando se exporten de Japón a Corea del Sur bienes y tecnologías que puedan ser de doble uso o ser utilizadas para producir productos estratégicos o de defensa, será necesario pedir permiso al Gobierno japonés, advierte Kirianov. Por "bienes y tecnologías de doble uso o estratégicas" se entiende un gran número de productos. En total, 857. Kirianov señala que los expertos coreanos estiman que la medida afectará a casi todas las exportaciones de Japón a Corea, excepto las de alimentos, madera, ropa, etc. "Varios economistas han pronosticado que el golpe a la economía coreana será severo", dice.

    Al mismo tiempo, los funcionarios coreanos han dejado claro que Seúl no se quedará de brazos cruzados. El boicot público a los bienes y productos japoneses en Corea del Sur es una realidad debido a la histórica animadversión hacia la isla. Así que con esta nueva medida las ganas de boicot serán mayores. Las relaciones de Corea del Sur con Japón en los años de la posguerra siempre han sido difíciles, algo que se explica por todo el entramado de desavenencias durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso se ha llegado al punto en el que algunas gasolineras coreanas se niegan a dar servicio a los automóviles fabricados en Japón.

    "Podemos suponer que el daño de Japón por el boicot será menor que las pérdidas que experimentará Corea del Sur", dice el corresponsal de Rossiyskaya Gazeta.

    Pero es prudente esperar medidas más serias por parte de Corea del Sur. Seúl deja claro que para ellos el conflicto es una cuestión de principios y, por lo tanto, puede llegar lejos. Durante la reunión del 1 de agosto de los ministros de Exteriores de ambos países en Bangkok, la surcoreana, Kang Kyung-hwa, dijo que Seúl "tendrá que revisar completamente todo el sistema de interacción con Tokio en el ámbito de la seguridad".

    "El problema para Seúl es que todavía no se contempla una respuesta económica efectiva. Todo está limitando a dar una respuesta emocional y a mencionar la cooperación en el ámbito de la defensa, donde el daño será grave para los propios surcoreanos. Es probable que haya funcionarios y expertos surcoreanos que estén debatiendo sobre cómo responder golpeando más fuerte a los japoneses", explica Kirianov.

    Etiquetas:
    comercio, importación, Corea del Sur, Japón, crisis
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik