En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 101
    Síguenos en

    Si bien parece que las posibilidades de que se inicie una guerra en la península coreana se van reduciendo, tanto Corea del Norte como EEUU, Japón y Corea del Sur continúan 'afilando sus colmillos'. El columnista de Sputnik Alexandr Jrolenko analizó los últimos movimientos de los países implicados en una contienda que no se excluye del todo.

    Corea del Norte no deja de dar señales de que está dispuesta a continuar defendiendo su soberanía. Y eso a pesar de las sanciones internacionales que pesan sobre ella. A finales de agosto se supo que el líder norcoreano, Kim Jong-un, había visitado las instalaciones militares situadas a un kilómetro de la frontera con Corea del Sur. Jrolenko asegura que este hecho debe ser tomado en serio dada su naturaleza.

    "La visita del comandante supremo a la zona fronteriza pasó de puntillas en los medios de comunicación norcoreanos, así que no se trató de propaganda. En el lenguaje de guerra, a esto se le llama 'reconocimiento militar', e incluye examinar visualmente al enemigo y el terreno con el objetivo de obtener y analizar datos para tomar una decisión. Normalmente se lleva a cabo con la vista puesta en una futura agresión".

    No es la primera vez que el líder norcoreano pasa revista cuando la paz en la región no atraviesa por su mejor momento.

    Lee más: El Pentágono afirma que el novedoso misil norcoreano es capaz de alcanzar Alaska

    El 14 de agosto también visitó el cuartel general de fuerzas estratégicas y revisó un plan de ataque que tiene previsto el lanzamiento de cuatro misiles balísticos Hwasong-12 sobre Guam: durante su recorrido, destaca Jrolenko, los misiles pasarían por encima de las prefecturas japonesas de Shimane, de Hiroshima y de Kochi.

    La tensión llegó tan lejos que, el 15 de agosto, la isla de Guam lanzó una alerta de ataque nuclear por error.

    Fin de la tensión como espejismo

    Pyongyang ha dado un paso atrás y por ahora no planea lanzar un ataque nuclear sobre Guam. Sin embargo, el columnista ve conveniente destacar que el país reanudó la producción de combustible nuclear mediante plutonio y que, en medio de las maniobras militares conjuntas de EEUU y Corea del Sur, los norcoreanos amenazaron con "reducir a cenizas" a ambos países si las hostilidades continuaban. Es más:

    "Pyongyang publicó un vídeo propagandístico en el que sus misiles arrasan Guam y el presidente estadounidense, Donald Trump, observa el cementerio [en el que se ha convertido la isla] y el vicepresidente, Mike Pence, aparece envuelto en llamas".

    El columnista de Sputnik achaca a las maniobras conjuntas entre Corea del Sur y EEUU, conocidas como Ulji Freedom Guardian, el hecho de que la península siga en tensión.

    "Los ejercicios militares de EEUU y Corea del Norte pueden llevar, sin lugar a dudas, a una brutal escalada militar y a una guerra nuclear imposible de controlar. Pyongyang, no sin argumentos, cree que el objetivo de Ulji Freedom Guardian es planear un ataque inesperado y preventivo para hacerse con el territorio norcoreano".

    Argumentos balísticos

    "Pyongyang tiene con qué responder a esta agresión", recuerda Jrolenko. Desde 2006, Corea del Norte ha realizado ya cinco pruebas nucleares. La última, la del 9 de septiembre de 2016, tenía una potencia de 30 kilotones, dos veces más que la bomba que arrasó Hiroshima en 1945.

    Jrolenko recuerda también que a principios de agosto el país lanzó un misil nuclear —uno entre muchos- que se precipitó sobre la zona económica exclusiva de Japón. "Pyongyang ya es capaz de golpear la parte continental de Estados Unidos y no está dispuesto a parar de producir nuevas armas hasta que los estadounidenses dejen de amenazar al país", avisa Jrolenko.

    Lea más: Trump promete impedir al "psicópata norcoreano" amenazar a EEUU con misiles

    Así las cosas, el juego del ratón y el gato solo concluirá cuando uno de los dos lance primero la piedra. Dado que un diálogo constructivo entre Donald Trump y Kim Jong-un parece harto improbable, la tensión en la península seguirá siendo el pan nuestro de cada día. En este contexto, el autor del artículo no descarta que el Consejo de Seguridad de la ONU intervenga con "sanciones paralelas" contra Washington.

    Además:

    Corea del Sur elabora una respuesta militar ante un posible ataque de Corea del Norte
    Corea del Norte insta a la ONU a examinar las maniobras conjuntas de EEUU y Corea del Sur
    El vicecanciller surcoreano viaja a EEUU y Canadá para dialogar sobre Corea del Norte
    Corea del Norte lanza "tres misiles de corto alcance"
    Etiquetas:
    amenaza nuclear, misiles balísticos, Kim Jong-un, Donald Trump, península de Corea, Corea del Sur, EEUU, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook