En directo
    La bandera de China

    China pretende convertirse en la fuerza motriz de Eurasia

    © AP Photo/ Andy Wong
    Asia y Oceanía
    URL corto
    El Foro Nueva Ruta de la Seda (38)
    0 83141

    El Foro de la Ruta de la Seda, celebrado los días 14 y 15 de mayo en Pekín, muestra la aspiración de China de conseguir el liderazgo global, según declaró a Sputnik el politólogo Gevorg Mirzayán.

    De acuerdo con el experto en política, no solo se trata de un proyecto económico, sino también de un intento de Pekín de unir a los países en un empeño común por lograr el desarrollo y la prosperidad.

    Sin embargo, el evento se celebró en el contexto de varios escándalos. Por ejemplo, la India —que es miembro del BRICS y el segundo país del mundo por número de habitantes— se negó a participar en el foro debido a que una parte de la Nueva Ruta de la Seda pasará por el antiguo territorio indio ocupado por China durante la guerra sino-india de 1962, así como por Cachemira, que ahora es territorio de Pakistán. Según declaró el portavoz del Ministerio del Interior de la India, Gopal Baglay, "ningún país del mundo aprobará un proyecto que ignore los problemas más importantes relacionados con su soberanía e integridad territorial".

    Según indica Mirzayán, esto demuestra el grado de tensión entre China y la India en cuanto a cuestiones estratégicas. De acuerdo con el politólogo, EEUU y los países de Asia Sudoriental tratan de hacer que la India se una a sus planes de disuadir a China.

    Lea más: La India boicotea el foro de Franja y Ruta por la disputa con Pakistán

    Por su parte, Pyongyang decidió "mostrar su carácter" y llevó a cabo el lanzamiento de un misil, poniendo a Pekín en una situación incómoda. De este modo, Kim Jong-un trata de demostrar a Xi Jinping su independencia, así como de vengar a Pekín por la presión contra Pyongyang en cuanto a las pruebas de misiles, destaca el experto.

    En cuanto a los países de la UE, se negaron a firmar una declaración conjunta con Pekín antes de que cumpla con ciertas normas sociales y ecológicas.

    Fotos: El Primer Foro Internacional de la Ruta de la Seda

    ¿El mundo chino?

    Sin embargo, estos problemas no empañaron el triunfo de Pekín. El hecho de que el foro unió a los representantes de más de 100 países, muestra la influencia de China en el escenario mundial. Pero, según advirtió Mirzayán, la mayoría de los participantes "se pusieron en fila" para recibir dinero chino. De acuerdo con el politólogo, los gastos totales de los proyectos de la Nueva Ruta de la Seda podrían alcanzar varios miles de millones de dólares.

    Según declaró el experto del Centro Carnegie de Moscú, Alexander Gabúev, de este modo, Pekín —que es de hecho el único accionista del foro— trata de involucrar a otros Estados en su órbita geoeconómica.

    Por su parte, el diario británico The Economist subrayó que el líder chino, Xi Jinping, planea romper con la estrategia de Deng Xiaoping, con su legendaria fórmula "estar a la sombra y lograr la fuerza".

    No obstante, pese a que tiene una economía muy fuerte, Pekín carece de algunos elementos obligatorios que debe tener una "potencia mundial". Primero, China no cuenta con un modelo de desarrollo ideológicamente atractivo, como la democracia estadounidense o el comunismo soviético. Segundo, no está listo para desempeñar un papel político activo, puesto que trata de no entrar en conflicto con Occidente en cuanto a los problemas de otras regiones, como Siria o Irán. En estos casos, prefiere esconderse detrás de la espalda de Rusia. Tercero, no dispone de un ejército lo bastante poderoso, y es difícil hablar de China como una potencia mundial antes de que iguale sus posibilidades militares, políticas y económicas.

    Lea también: La Ruta de la Seda desafía guerras y conflictos

    Pero no significa que el país asiático no tiene la necesidad común de coordinar los procesos económicos en el continente euroasiático, así como en otras regiones del mundo, según declaró durante su intervención en el foro el mandatario ruso, Vladímir Putin. En otras palabras, se trata de la futura integración de Eurasia, la Ruta de la Seda, la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Pese a que varios países de la ASEAN tienen disputas territoriales con China y temen perder su soberanía económica, Pekín planea invertir enormes sumas de dinero en sus economías, y de este modo, obtener el control sobre estos países, indica el experto.

    Sin embargo, las inversiones chinas en los países de Asia Central no constituyen una amenaza para Rusia, puesto que el objetivo general de Pekín es una estabilización de los gobiernos locales a través del desarrollo progresivo económico y social, y esto sí coincide con los intereses de Moscú. Pekín no necesita un conflicto con Rusia, y entiende bien que sin las buenas relaciones con Moscú perderá todos los corredores terrestres seguros a Europa, concluyó el politólogo.

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Facebook a SputnikMundo y descubre las noticias más importantes. Dale a "me gusta" y compártelo con tus amigos. Ayúdanos a contar lo que otros callan.

    Tema:
    El Foro Nueva Ruta de la Seda (38)

    Además:

    El Primer Foro Internacional de la Ruta de la Seda
    Participantes del Foro Nuevas Rutas de la Seda se oponen al proteccionismo comercial
    Presidente chino: La Ruta de la Seda llevará a la paz, prosperidad e innovaciones
    Etiquetas:
    Foro de la Ruta de la Seda, BRICS, la India, China, Eurasia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik