08:34 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    El proceso de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN (archivo)

    ELN acusa al Gobierno colombiano de Duque de buscar acabar con los diálogos de paz

    © AFP 2018 / Rodrigo Buendia
    América Latina
    URL corto
    0 10

    BOGOTÁ (Sputnik) — La guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) dijo en un comunicado que el nuevo Gobierno de Colombia busca acabar con las negociaciones de paz que se adelantan desde febrero de 2017 y de plantear condiciones inaceptables para descongelar las negociaciones.

    "Al desconocer ustedes los acuerdos hechos con el Estado y colocar unilateralmente condiciones inaceptables, este Gobierno está cerrando esta Mesa, acabando el proceso de diálogos y los esfuerzos hechos desde hace varios años por el ELN, la sociedad, el anterior Gobierno y la comunidad internacional", indicó la guerrilla en el texto de prensa.

    El Gobierno mantiene congeladas las negociaciones de paz con el ELN bajo la condición de que libere a todas las personas que mantiene secuestradas.

    Según el Gobierno de Iván Duque, que se posesionó el 7 de agosto, el ELN mantiene secuestradas a 16 personas desde hace incluso varios años, pero esa guerrilla asegura que solo tiene seis (tres militares, un policía y dos civiles) que retuvo en agosto pasado, luego de que el 5 de septiembre liberó a tres soldados que también había retenido ese mes.

    Te puede interesar: La posible guerra entre Colombia y Venezuela: informe estratégico

    Sobre esos procesos de liberación, el ELN también afirmó en su comunicado que el Gobierno ha dificultado el proceso de entrega de los secuestrados.

    "El Gobierno, al haber entregado a las Fuerzas Militares el manejo de las liberaciones humanitarias y negarse a un acuerdo para los protocolos, ha hecho mucho más difícil las liberaciones de los uniformados privados de la libertad en Arauca (nordeste) y Chocó (noroeste)", indica el texto de prensa.

    Añade que "ello crea grandes riesgos para la vida de los detenidos, para las personas e instituciones que ayudan en estos casos" y para las unidades guerrilleras.

    Sin embargo, el ELN dijo que mantiene su voluntad de entregar a los secuestrados por su propia cuenta como muestra de disposición a los diálogos de paz.

    "Nosotros persistiremos en este proceso de diálogo, nuestra delegación sigue activa y a la espera de su continuidad, seguiremos buscando salidas y opciones de paz (…), esa es la decisión de una parte importantes del país y de la mayoría de la sociedad, que cada vez más se comprometen con la causa de la paz y los cambios", indicó la guerrilla.

    Tema relacionado: Militares y policías de Colombia, entre la "amenaza híbrida" y la paz

    En ese sentido hizo un llamado al Gobierno para que no desconozca los avances que se lograron en 17 meses de diálogos de paz con la administración de Juan Manuel Santos (2010-2018) y que ambas partes se sienten a la mesa para hacer los ajustes respectivos.

    Del mismo modo, instó al presidente Duque para que no insista "en un camino fracasado en la construcción de la paz, que ya ha sido practicado por gobiernos anteriores" que buscaron "desconocer la existencia de fuerzas rebeldes y reducir sus comportamientos a simples actividades criminales", ya que de no resolverse la situación se perpetuaría el alzamiento armado.

    "Llamamos a que, sin más dilaciones reiniciemos el diálogo para buscar la paz, esa es la urgencia que reclama Colombia", añadió el ELN.

    Por su parte, el alto Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, consideró que las condiciones impuestas por el Gobierno no son inaceptables como lo indica la guerrilla.

    "No son condiciones distintas a las de ningún otro colombiano, imagínese que el Gobierno Nacional permitiera que los ciudadanos secuestren, recluten menores, vuelen el oleoducto, pues no, lo que está pidiendo el Gobierno es lo mínimo y que se respete la Constitución y la ley", dijo en declaraciones difundidas por su despacho.

    Añadió que de darse la liberación de todos los secuestrados, lo que seguirá es una fase de exploración con el ELN para "construir una agenda creíble, donde no haya más secuestros, reclutamientos de menores, delitos relacionados con el narcotráfico ni voladuras de oleoductos".

    El pasado Gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN (última guerrilla activa en Colombia) alcanzaron a desarrollar seis ciclos de conversaciones de paz con el objetivo de ponerle fin a más de medio siglo de confrontación armada y lograr un armisticio similar al que se consiguió en noviembre de 2016 con la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, hoy convertida en partido político de izquierda.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    paz, gobierno, Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, Iván Duque, Colombia