10:17 GMT +322 Septiembre 2018
En directo
    El futuro presidente de Colombia, el conservador Iván Duque.

    Quién ganó y quién perdió en las elecciones de Colombia

    © REUTERS / Luisa Gonzalez
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (104)
    670

    El conservador Iván Duque asumirá el 7 de agosto la presidencia de Colombia. A pesar de su triunfo ante Gustavo Petro —progresista— por un margen de casi 12 puntos, el mandatario entrante se enfrentará a "una oposición fuerte", consolidada y con capacidad de movilización, dijo a Sputnik el senador Iván Cepeda.

    La afluencia a las urnas —de casi un 54%, una cifra alta en un país con un historial de alto abstencionismo— fue catalogada como "histórica" por las autoridades electorales, ya que prácticamente no se vio modificada con respecto a la primera vuelta electoral. Para Cepeda, miembro de la Cámara alta por el Polo Democrático de Colombia, tiene "aspectos inéditos" también por otros motivos.

    "Por primera vez en la historia una fuerza distinta a los partidos tradicionales y al establecimiento político consigue una cantidad tan significativa de votos como la que obtuvo ayer Gustavo Petro en las elecciones, representada por ni más ni menos que 8 millones de personas que votaron por su propuesta", dijo el legislador.

    Si bien Duque obtuvo una mayoría holgada, el crecimiento en la masa de votantes de Petro fue superior. En el caso del vencedor, pasó de 7,6 millones de votos (39%) en la primera vuelta a 10,3 millones (53,8%) en la segunda, con un crecimiento del 36%. Y aunque no le alcanzó para ganar, el candidato progresista incrementó en un 65% su caudal electoral: de 4,85 millones (25%) escaló a 8,03 millones (42%).

    "Eso consolida un escenario en el cual hay una posibilidad de una oposición fuerte al próximo Gobierno. Como dijo Petro en el discurso ante sus seguidores, no va a ser una oposición pasiva o de recinto parlamentario, sino que va a ser en las calles y las plazas públicas del país frente a los asuntos que se consideren contraproducentes en la política del nuevo Gobierno", aseguró el senador.

    Más información: Así vivió Colombia la segunda vuelta electoral

    Entre los temas más vidriosos está "la defensa de la paz", una de las cosas que deja en el tintero la administración saliente de Juan Manuel Santos. La efectiva aplicación de los acuerdos alcanzados entre septiembre y noviembre de 2016 con las ex Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia —FARC, actualmente integradas en la vida política como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común— es objeto de polémicas en el país.

    Las debilidades del proceso y las dificultades que han encontrado para insertarse en la sociedad tras el acuerdo muchos exguerrilleros han llevado a que se dieran casos de disidencia. Además, varias fuerzas que apoyaron a Duque rechazan el acuerdo alcanzado, así como las negociaciones que se llevan a cabo para obtener un resultado similar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

    Para Cepeda "es todavía enigmático" el camino que emprenderá el nuevo presidente, a la luz de sus "vacilaciones" y afirmaciones contradictorias sobre los procesos de paz en curso. El senador recordó que en campaña, Duque "comenzó con la afirmación de que prácticamente se iban a destruir los acuerdos", pero luego moderó esos dichos y prometió "modificaciones".

    Puedes escuchar: Colombia ya tiene su presidente

    Entre estas, el próximo presidente ha manifestado su intención de cambiar las condiciones la Justicia Especial para la Paz —a las que definió como "mecanismo de impunidad"— y los derechos políticos de los exintegrantes de la guerrilla.

    "Vamos a ver hasta dónde llegan esas modificaciones y cuáles van a ser los métodos que se van a intentar aplicar para producirlas. No hay que olvidar que el acuerdo de paz tiene una base constitucional y legal en Colombia. Así que eso no se desecha simplemente con el toque de una vara mágica", opinó Cepeda.

    Por otra parte, dijo el legislador, la oposición encabezada por Petro se enfocará en "contrarrestar la corrupción sistémica que hay en Colombia" y en mejorar "todo lo que atañe a derechos sociales, educación y salud".

    "También en frenar los efectos del cambio climático que han comenzado a hacer estragos en muchas regiones del país por efectos de la explotación minera. Esos asuntos van a estar en la mira de la oposición, que es fuerte, que tiene una presencia fuerte en el Parlamento y que va estar liderada por el propio Petro", afirmó Cepeda.

    La conformación de este bloque sólido en la oposición se trata de "la primera vez que en medio siglo de historia política una opción de izquierda y centroizquierda con posibilidades reales de tener Gobierno y poder político". Es, en parte, una consecuencia del proceso de paz que atraviesa el país, "que ha tenido un efecto político evidente en la gente".

    Relacionado: "En Colombia está en juego la construcción de la paz"

    El principal apoyo de Duque fue el de expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), en cuyo mandato los sectores no afines al oficialismo tenían un carácter "mucho más débil" y un "estado de fragmentación de las fuerzas de izquierda y progresistas".

    "Hoy estamos ante una realidad política bien distinta. Creo que eso puede ser un factor disuasivo ante cualquier tentación autoritaria que pueda llegar a tener el entorno de Duque y concretamente su mentor político, Álvaro Uribe Vélez", constató Cepeda.

    Otro dato importante lo da el contraste de los resultados a nivel territorial. En los departamentos de Antioquia y el eje cafetero, Duque se consolidó ampliamente. Sin embargo Petro, alcalde de Bogotá entre 2012 y 2014, fue el preferido en la capital, y dos departamentos de peso estratégico en la economía colombiana: Atlántico y Valle del Cauca.

    El último caso es particularmente interesante, ya que se trataba hasta el momento de una zona tradicionalmente uribista, a la luz de los resultados de la primera vuelta y de las elecciones legislativas. Sin embargo, el domingo 17, Petro alcanzó allí el primer lugar con 884.853 votos, superando en 138.237 el caudal de electoral de Iván Duque (746.616).

    Este llamativo dato se puede explicar por el alto nivel de votación que en primera vuelta tuvo el candidato Sergio Fajardo, quien llamó a votar en blanco en segunda vuelta. Gran parte de esos ciudadanos del departamento prefirieron elegir a Petro.

    Te puede interesar: Colombia reinicia operaciones militares en frontera con Ecuador tras muerte de periodistas

    Similar es el resultado en los "municipios y departamentos del país más olvidados por el Estado colombiano, donde hay una situación de pobreza que raya en la miseria", destacó Cepeda. Se trata de los territorios más afectados por los casi 52 años de conflicto armado que atravesó el país.

    Un ejemplo es Chocó, donde a lo largo de 2017 ha habido protestas sociales y huelgas por el rezago en el nivel de desarrollo. A pesar de ser una de las regiones que más aporta riquezas a través de sus recursos naturales y sus puertos, las infraestructuras y servicios son insuficientes para cubrir las necesidades básicas de la población.

    Pero también en Nariño y Putumayo —los dos departamentos limítrofes con Ecuador—, Sucre y Cauca, algunas de las zonas más afectadas por la violencia. El líder de Colombia Humana también se consagró ganador en Vaupés, en el Amazonas, fronterizo con Brasil.

    "Junto a ese número inédito de votos hay por primera vez una votación significativa con triunfos regionales y departamentales importantes, que puede tener un efecto sobre las elecciones que tendrán lugar en Colombia en el próximo año, para elegir gobernadores, alcaldes, concejales y ediles en muchas partes del país", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (104)

    Además:

    ELN a Duque: los resultados de las elecciones demuestran que Colombia no quiere la guerra
    ​España felicita a Iván Duque por su triunfo en las elecciones de Colombia
    Etiquetas:
    presidencia, elecciones, FARC, Iván Duque, Gustavo Petro, Iván Cepeda, Colombia