En directo
    Las banderas de Colombia

    La división izquierda-derecha marca el tono de las elecciones presidenciales en Colombia

    © REUTERS / Christian Escobar Mora
    América Latina
    URL corto
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (103)
    230

    BOGOTÁ (Sputnik) — Colombia se encontrará este 27 de mayo ante unas elecciones presidenciales marcadas por una fuerte polarización entre la izquierda y la derecha, y en las que los electores decidirán si le dan paso al progresismo de Gustavo Petro, o se aferran a la senda trazada por el conservador expresidente Álvaro Uribe y su delfín Iván Duque.

    "La ausencia de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y del conflicto en la escala que representaba esa guerrilla ha permitido que emerjan nuevos idearios y consideraciones, dividiendo a la sociedad en torno a proyectos de país y generando una reconfirmación de las identidades políticas", dijo a Sputnik el analista político Juan Fernando Londoño.

    Londoño, director del Centro de Análisis y Asuntos Públicos, agregó que tales idearios han permitido el ascenso de un candidato de izquierda como Petro, quien "seguramente, de haber estado las FARC activas, no tendría ese nivel de popularidad", ya que la izquierda era vista "como algo negativo en el país, vinculada a la ideología guerrillera".

    Aunque hay seis candidatos en contienda, que abarcan el centro, el liberalismo y las corrientes cristianas, la intención de voto se enfoca desde hace meses en el derechista Duque (con un 41,5%) y en Petro (con 29,5%), quien por primera vez en la historia de Colombia podría llevar al progresismo a la presidencia.

    Más: FARC invita a colombianos a votar por candidatos que garanticen implementación de paz

    Duque, del partido Centro Democrático que lidera Uribe, confía en que la base electoral cosechada por el exmandatario le sirva de trampolín para hacerse con la Presidencia, incluso en la primera vuelta de 27 de mayo.

    Petro, candidato del Movimiento Colombia Humana, descansa su campaña en la oratoria ante las masas populares a las que promete, entre otras cosas, educación superior gratuita y un cambio en el modelo de la economía extractiva de carbón y petróleo en favor de las industrias verdes.

    Ciudadanos colombianos
    © REUTERS / John Vizcaino
    El pulso entre la izquierda y la derecha muestra incluso la dificultad que tienen los otros aspirantes para ganarse un cupo en la contienda electoral, al punto de que las proyecciones los dejan fuera de una eventual segunda vuelta, que de ser necesaria se realizaría el domingo 17 de junio.

    De acuerdo con una encuesta realizada en 2016 por el Barómetro de las Américas, 56% de los colombianos se identifican ideológicamente con el centro, mientras que 23% dicen ser de derecha y 21% de izquierda.

    Sin embargo, "lo que genera la polarización en Colombia no son las posturas ideológicas, sino las disputas entre un candidato y otro generadas por un problema histórico de tenencia de tierras", consideró, por su parte, el analista Alonso Ojeda.

    "La propuesta de Duque es la propuesta de Uribe, y la propuesta de Uribe es la de mantener la tierra en manos de los latifundistas, mientras que Petro entiende que por esa vía tiene una posibilidad y convoca a los sectores que siempre han sido excluidos del poder y que pelean por las tierras, lo cual le ha dado buen resultado", agregó Ojeda, exembajador colombiano en Hungría y consultor político.

    Sin embargo, ambos candidatos e incluso sus seguidores coinciden en que el crecimiento de Colombia pasa por combatir la corrupción y el narcotráfico e incentivar el empleo, aspectos en los cuales prácticamente no existe división ideológica.

    Las bases de Duque

    Duque, un joven abogado nacido en Bogotá hace 41 años y con solo cinco años de experiencia en política, debe su campaña a una masa sólida de electores fieles a Uribe asentados en el campo y en los pueblos del centro del país, lo que le ha permitido ser el favorito en las encuestas.

    Según la firma encuestadora Invamer, el derechista es fuerte en el departamento de Antioquia (noroeste), en la región del Eje Cafetero (centro-oeste) y en la zona de la cordillera Oriental y los Llanos (centro-oriental), en las cuales la corriente de Uribe está arraigada y que, de ser solo por ellas, llevarían a Duque a ganar en primera vuelta.

    Sin embargo, el apoyo electoral de Duque se ve mermado en Bogotá, la región Caribe (norte) y en el suroeste del país, donde las intenciones de voto a su favor rondan entre 30 y 35%.

    Además: Excandidata presidencial de Colombia anuncia adhesión a campaña de derechista Iván Duque

    Así las cosas, solo este domingo 27 podrá conocerse si el candidato de la derecha logra sumar un apoyo sólido entre los electores de las grandes ciudades, que se caracterizan por el ausentismo en los comicios.

    La izquierda de Petro

    Petro, economista de 58 años nacido en Ciénaga de Oro (Córdoba, norte), que integró la desaparecida guerrilla M-19 y fue senador y alcalde de Bogotá, ha hecho de la plaza pública el centro de su esfuerzo por incrementar su caudal electoral, conformado en su mayoría por jóvenes entre 18 y 24 años y sectores desfavorecidos de la sociedad.

    La base del candidato de izquierda reposa en la experiencia que tiene como senador y alcalde de Bogotá entre los años 2012 y 2015, así como en una propuesta que sugiere un cambio de modelo económico para el país.

    Para ello, asegura, incorporará impuestos para los poseedores de latifundios improductivos e impulsará la compra de terrenos por parte del Estado con el fin de reactivar la economía agrícola.

    Tema relacionado: Candidato de izquierda a la Presidencia de Colombia anuncia su fórmula vicepresidencial

    Esas propuestas constituyen uno de los elementos que impulsan la polarización, ya que de un lado están quienes temen la expropiación del sector privado y, del otro, quienes consideran que Colombia necesita un revolcón de las clases tradicionales dominantes.

    "Este asunto no es solo propio de las elecciones colombianas, sino que en el mundo estamos viendo que frente a graves crisis, como el cambio climático, la guerra, los problemas de la desigualdad y del sistema financiero, se asumen posiciones cada vez más nítidas y más radicales, como las que presenta Petro a sus electores", dijo a Sputnik el senador izquierdista Iván Cepeda.

    Petro, aunque segundo en las encuestas, aumenta las preferencias de manera paulatina y cuenta con el grueso de electores en Bogotá y la región Caribe de donde es oriundo, lo cual ha capitalizado junto con recorridos por plazas públicas en diferentes regiones del país.

    En definitiva, los resultados del domingo 27 permitirán reconocer si la polarización se zanja en una primera vuelta o si será necesario esperar una segunda para reconocer si los colombianos mantienen su tradición derechista o le dan chance a la izquierda en la Presidencia.

    Según la Registraduría Nacional del Estado Civil, un total de 36.227.267 personas están habilitadas para votar en las elecciones de este domingo 27.

    El próximo presidente de Colombia asumirá el 7 de agosto de este año. 

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Colombia (2018) (103)

    Además:

    Timochenko insta a candidato derechista colombiano a declarar por caso Odebrecht
    Presidente colombiano desmiente denuncias de fraude
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, Iván Duque, Gustavo Petro, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik