00:53 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Buenos Aires, Argentina (imagen referencial)

    Dirigente sindical argentino acusa al Gobierno de persecución política

    © Sputnik / Maria Plotnikova
    América Latina
    URL corto
    121

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El dirigente del sindicato de camioneros, Pablo Moyano, apuntó contra el Gobierno de Macri por supuestamente perseguir al gremio debido a su oposición a la reforma laboral, dos días después de haber sido imputado junto a su padre, ugo Moyano, por supuesto lavado de dinero en el club de fútbol que presiden: Independiente.

    "Es un ataque por habernos opuesto a la reforma laboral", aseguró el número 2 de Camioneros en diálogo con la emisora local Radio10.

    Moyano señaló que estaba tranquilo y que la justicia puede investigar lo que quiera porque "el tema del patrimonio está todo blanqueado", después de que la Unidad Fiscal de Investigaciones lo notificara de su imputación el pasado miércoles por presunto fraude, asociación ilícita y lavado de dinero contra el club de primera división que dirigen.

    Ese mismo día, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros anunció una manifestación el próximo 22 de febrero en el centro de la capital argentina "en señal de protesta" contra el Ejecutivo ante "un contexto económico que se muestra desfavorable a los intereses y necesidades de la mayoría de trabajadores de diversas ramas".

    La justicia argentina ha avanzado en las últimas semanas contra varios sindicalistas involucrados en asuntos de corrupción, lo que es interpretado por diversos sectores gremiales como una embestida del Gobierno.

    Escucha: La reforma laboral y el avance sobre la justicia alertan a los trabajadores argentinos

    Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales que conduce la principal central obrera del país, la Confederación General del Trabajo (CGT), aseguró que "se quiere poner de rodillas al sindicalismo".

    Desde el oficialismo, "construyen que de un lado hay honestos mientras del otro hay mafias, y esto no es así", manifestó este jueves en su cuenta oficial de Twitter.

    El dirigente restó importancia a la decena de dirigentes sindicales que han sido detenidos durante los últimos tiempos, señalando que si bien son "casos altamente reprobables, son un porcentaje mínimo".

    "Hay que establecer límites, hay una intencionalidad de deslegitimar al gremialismo", concluyó.

    El último gremialista en ser detenido el pasado 4 de enero en Uruguay fue Marcelo Balcedo secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), sobre el que un juez ha solicitado la extradición en el marco de una investigación por lavado de activos y asociación ilícita.

    También se encuentra en arresto preventivo desde septiembre de 2016 Omar "Caballo" Suárez, del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), y Juan Pablo "Pata" Medina, titular de la Unión Obrera de la Construcción Argentina en la ciudad bonaerense de La Plata, detenido desde septiembre de 2017.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Persecución y distracción en Argentina
    FMI celebra reforma fiscal impulsada por el Gobierno argentino
    Argentina cierra el año aprobando el Presupuesto 2018 y la reforma tributaria
    Etiquetas:
    persecución, reforma laboral, sindicalistas, Argentina