16:02 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Cannabis

    Comienza el 19 de diciembre la venta de fármacos de cannabis en Uruguay

    CC0 / Pixabay
    América Latina
    URL corto
    0 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La empresa uruguaya Medicplast espera empezar a vender cannabis medicinal el 19 de diciembre, informó a Sputnik el director de la compañía, Armando Blankleider.

    La venta del medicamento Epifractan comenzará “alrededor del 19 de diciembre, (la fecha exacta) no depende de mí, ya comunicamos al Ministerio (de Salud Pública) que está pronta la partida y los análisis hechos, y ellos son los que dicen cuándo se empieza a vender”, indicó Blankleider.

    Se trata del primer fármaco que se elabora en este país con cannabidiol (componente no psicoactivo de la marihuana), autorizado por el Ministerio de Salud Pública.

    “No es marihuana, es aceite de cannabis extraído de plantas genéticamente seleccionadas y procesadas en un laboratorio de calidad mundial de Suiza”, informó el empresario.

    Epifractan “tiene un uso científicamente corroborado por estudios multicéntricos de que cuenta con un alto porcentaje de éxito en epilepsia refractaria y enfermedades del sistema nervioso central como Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica, fibromialgia, artrosis, artritis y dolores crónicos, entre otras”, afirmó el director de Medicplast.

    El cannabidiol es capaz de activar los receptores cannabinoides del organismo humano y así producir efectos benéficos.

    Medicplast importa la materia prima de Suiza y la procesa y envasa en Uruguay, “bajo la supervisión del Ministerio de Salud y con control de laboratorios externos, porque esto tiene que tener estabilidad y concentración garantizadas”, afirmó el director de la empresa.

    La compañía decidió importar y no plantar su propia marihuana porque no dispone de la “tecnología para extraer de plantas seleccionadas genéticamente y lograr un producto de buena calidad”, añadió.

    Más aquí: Cannabis medicinal, un arma contra la epilepsia refractaria en niños

    El aceite se extrae de Cannabis sativa, “que es sin THC (tetrahidrocannabinol, principio psicoactivo de la marihuana) desde su nacimiento; Epifractan tiene 2% de cannabidiol y después vamos a preparar también de cannabidiol al 5%”, agregó.

    Blankleider explicó que si a un paciente “le das al 5% va a tener mayor efecto, es como un antibiótico 250 miligramos o 500 miligramos, y eso lo modula el médico tratante”.

    Epifractan se venderá bajo receta en farmacias externas a los centros asistenciales y en las de los hospitales públicos y privados.

    Actualmente las personas que quieren usar cannabis medicinal en Uruguay para tratar distintas enfermedades deben importar el aceite o comprarlo a fabricantes clandestinos.

    En 2014, un año después de la implementación de la ley de regulación del mercado de la marihuana, ingresó a Uruguay el primer paquete de fármacos de cannabis importado, mientras entre enero y agosto de este año fueron 160, reportó el diario local El Observador.

    "Hay una demanda ahora de prácticamente unos 200 pacientes que están importando estos productos y esperamos que se pueda resolver en nuestro medio", aseguró el ministro de Salud, Jorge Basso, en octubre.

    Cada frasco importado cuesta alrededor de 250 dólares, mientras Medicplast prevé vender su producto en frasco gotero de 10 mililitros a 75 dólares.

    El director de Medicplast no tiene datos de cuántas personas podrían estar interesadas en el medicamento, pero indicó que hay quienes compran “en cualquier lado, que son miles”.

    El aceite que se vende “en la calle y que se fabrica en forma casera es una caja de Pandora, no se sabe lo que tiene”, afirmó.

    ICC se prepara para producir y vender

    La empresa International Cannabis Corporation (ICC), que produce y vende marihuana recreativa en farmacias del país, prevé comercializar medicamentos con cannabidiol en el mercado interno y también exportarlos.

    Por esa razón, la compañía uruguaya cambió su nombre a ICC Labs “para reflejar la oportunidad farmacéutica y medicinal”, indica un comunicado publicado en la Bolsa de Valores de Toronto, donde cotiza.

    El director ejecutivo de ICC, Alejandro Antalich, dijo que el cambio de nombre “refleja que el foco de la compañía es convertirse en líder en América del Sur en la producción totalmente integrada de cannabinoides de bajo costo para uso medicinal”, indica el comunicado.

    ICC comenzó la construcción de su laboratorio para producir marihuana medicinal en el Parque de las Ciencias en el departamento de Canelones (sureste).

    “Como estamos plantando nuestra propia marihuana y estamos construyendo nuestro propio laboratorio de extracción (del aceite), vamos a tener el control de todo el ciclo de producción”, afirmó Antalich.

    El ejecutivo anunció que el primer producto medicinal que ICC lanzará al mercado tendrá la marca CBD aceite Bidiol.

    El plan de negocios de la empresa incluye una amplia gama de productos: pastillas, cápsulas blandas, ungüentos, cremas, gotas, jarabes y parches.

    El Poder Ejecutivo aprobó el 16 de octubre por decreto la "venta bajo receta profesional para las especialidades farmacéuticas con cannabidiol como principio activo, elaboradas a partir de extractos de cannabis de variedades no psicoactivas (cáñamo), con un contenido menor al 1% de THC".

    Un decreto de 2015, que reglamentó la ley de regulación del cannabis de 2013, establece pautas para el desarrollo y venta de productos derivados con fines terapéuticos.

    En América Latina seis países además de Uruguay aprobaron el uso medicinal del cannabis: Colombia, Chile, Argentina, Paraguay, Puerto Rico y México.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El sistema financiero internacional traba la ley uruguaya del cannabis
    Presidente uruguayo: en materia de cannabis hay más voluntarismo que rigor científico
    "Desilusión hippie": cannabis medicinal para niños enfermos
    Gobierno uruguayo cree que narcotráfico mermará con la venta de cannabis en farmacias
    Etiquetas:
    cannabis, Uruguay