En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    El coronavirus en México (318)
    532
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La crisis global por la pandemia de coronavirus afectará a la economía mexicana que busca recuperarse del estancamiento que sufrió en 2019 (-0,1%), pues crea condiciones adversas para sus fuentes de divisas estratégicas: el mercado petrolero, el turismo, la producción automotriz y las remesas desde el exterior.

    "Una mayor desaceleración de EEUU (por la epidemia) podría impactar directamente a la economía mexicana, pues llevaría a una menor demanda de productos locales y un menor flujo de turistas", dijo a esta agencia Alicia Girón, especialista del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

    Las exportaciones a Estados Unidos, que superan los 400.000 millones de dólares al año, podrían sufrir duramente si la crisis del coronavirus se prolonga más del mes estimado, estimó la analista.

    Por ejemplo, la industria automotriz, que aporta alrededor de la cuarta parte de las exportaciones, ya comenzó a parar actividades en este país el miércoles 18, como anunciaron la japonesa Honda y la alemana Audi.

    A ello se suma el fuerte golpe que la caída en los precios internacionales del petróleo ha asestado a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), cuyo barril de crudo de exportación fue estimado en el presupuesto federal en 49 dólares por barril, pero bajó a 18,8 dólares por tonel.

    Como cada año en la última década, los ingresos fiscales de casi 20% del gasto público que aporta Pemex están garantizados en 2020, por las "coberturas petroleras" compradas por 1.150 millones de dólares en los mercados financieros de Nueva York.

    Pero el derrumbe de los precios hará cuesta arriba la próxima negociación para 2021 de esas garantías, en el próximo verano boreal.

    En cuanto al derrumbe de los precios del petróleo, causado tanto por la baja actividad global, la pandemia, como por una "guerra de precios" de Arabia Saudí que aumenta su producción, abaratando el energético, la investigadora de la UNAM consideró que podría crear dificultades adicionales a las que ya presenta Pemex.

    "No es lo mismo una economía (mexicana) con el barril de crudo a 49 dólares que en 25 dólares", comparó Girón.

    Pemex es una de las petroleras más endeudadas del mundo, con un pasivo que supera los 95.600 millones de dólares, superando incluso a la brasileña Petrobras, que debe 69.800 millones de dólares, según datos del 1 de febrero pasado.

    Las agencias internacionales de riesgo, como Fitch Ratings que califica mal a la petrolera mexicana, en grado especulativo, han advertido que la actual coyuntura internacional le hará más difícil cumplir con sus obligaciones.

    La industria y el turismo en problemas

    La menor demanda de productos mexicanos por parte de EEUU haría más difícil la recuperación de una economía que ya venía golpeada por el decrecimiento en la producción industrial.

    Por su parte, Myriam Ruvalcaba de la dirección de estudios económicos de Citibanamex, dijo a Sputnik que los pronósticos para el crecimiento de la segunda economía latinoamericana son pesimistas.

    "Para 2020, estimamos una caída de 0,4% con riesgos a la baja, ya que la pandemia impactará el comercio y la inversión a nivel global, y por lo tanto a las manufacturas y construcción en México", dijo la analista del banco en una declaración enviada a esta agencia.

    Las exportaciones a la potencia vecina constituyen el eje principal de la producción industrial de México.

    Este país ha desarrollado una importante industria manufacturera con plantas ensambladoras de firmas internacionales en su frontera norte.

    De esa región industrializada dependen además más de 13 millones de empleos, según cifras del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora, un foro privado de ese sector productivo.

    Una de las industrias más afectadas será la automotriz, que ya sufriría por la disminución de sus ventas a EEUU, su principal mercado, hacia el cual se dirigen más de 80% de los casi cuatro millones de automóviles y camionetas (SUV) fabricados en este país, que era hasta 2019 el sexto productor mundial de vehículos.

    La producción automotriz mexicana depende en buena parte de suministros provenientes de China, donde la pandemia rompió un eslabón vital de la cadena productiva global, desde donde se prevé una disminución en las ventas.

    Según el reporte del estatal Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) las exportaciones mexicanas de vehículos durante febrero sumaron 266.035 unidades, un descenso de 1,9% frente a las 271.075 vendidas al exterior el mismo mes de 2019.

    En cuanto al turismo, la cifra de 45 millones de visitantes extranjeros alcanzada en 2019 difícilmente se igualará este año, estima el Centro de Investigación y Competitividad Turística de la Universidad Anáhuac ante el impacto del coronavirus.

    "Todas las empresas turísticas del país sufrirán en mayor o menor medida daños por la pandemia, pero sin duda, las aerolíneas enfrentarán retos mayores", señaló esa entidad en un documento de análisis sobre el impacto del COVID-19 en el sector turístico mexicano.

    El turismo mexicano "no será ajeno a esta situación y el costo de la crisis oscilará, en principio, entre el 1 y el 5% del Producto Interno Bruto turístico", estima el informe.

    México recibe divisas por 23.000 millones de dólares por parte de los turistas que lo visitan, una cifra que disminuirá en virtud de los controles implementados por la emergencia sanitaria.

    Actualmente en el mundo son 191.127 los casos confirmados de COVID-19 y 7.807 muertos, informó la OMS en su último reporte.

    Tema:
    El coronavirus en México (318)
    Etiquetas:
    coronavirus, México, economía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook