En directo
    El juicio en una corte de Nueva York contra Joaquín El Chapo Guzmán

    Experto: EEUU sentó en el banquillo a México durante juicio al "Chapo"

    © REUTERS / Jane Rosenberg
    América del Norte
    URL corto
    140

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán fue un gran espectáculo para sentar en el banquillo al Estado mexicano, mientras que EEUU, el mayor consumidor global de drogas, apareció como víctima de quien fue el hombre más buscado del mundo, dijo a Sputnik el experto en narcotráfico José Reveles.

    "Los fiscales lo pintaron como un tipo capaz de sobornar a presidentes mexicanos, jefes militares y policías federales de alto rango, en el banquillo parecía estar sentado el Estado mexicano y no el Chapo", dijo el autor de una biografía no autorizada por el narcotraficante, "Entrega y traición".

    El jefe fundador del Cártel de Sinaloa fue retratado en la corte neoyorkina de Brooklyn "como el gran capo que México envió a EEUU para hacerle daño a los estadounidenses".

    Al final de las audiencias, proyectadas en la prensa y la televisión, como una telenovela por capítulos, "al colocar en una balanza los alegatos de la defensa y la fiscalía, salen perdiendo los abogados", estima el experto.

    "Me extraña que no se haya mencionado que "El Chapo" es un viejo 'enemigo público número uno' en EEUU y el hombre más buscado del mundo después de la muerte del terrorista Osama bin Laden, con quien nacieron el mismo año en 1957", dijo autor de una decena de libros sobre el crimen organizado y Premio Nacional de periodismo 2018.

    El experto considera que la estrategia de la defensa fue "presentarlo como un ciudadano más, campesino de las montañas norteñas de Sinaloa, que participaba en el narcotráfico, pero no como gran capo".

    Temas relacionados: Testigo relata durante juicio en EEUU vida de excesos de "El Chapo" Guzmán

    Sin embargo, al llevar tantos pesos pesados del crimen en México y Colombia como testigos protegidos, "los fiscales lograron dibujar la imagen de un gran criminal, que llegó a matar con sus propias manos a golpes, con troncos de árboles, a sus rivales", describe el autor.

    La presencia en la corte de la joven esposa de Guzmán, Emma Coronel, de 29 años, madre de sus mellizas, aportó los tintes de una película de Hollywood.

    Reveles menciona su sorpresa de que el presidente de EEUU, Donald Trump, no se haya montado en la trama, a pesar del éxito que representaba sentar en el banquillo a una figura mediática del crimen trasnacional.

    "Durante el juicio, el nombre del Chapo nunca estuvo en labios del presidente Trump, tal vez nos sorprenda y lo mencione en el momento más agudo de su confrontación con los demócratas, sobre su obsesión con el muro fronterizo", levantado para proteger a EEUU del crimen que llega por la frontera sur, señala el investigador.

    Sin repercusiones judiciales

    A pesar de la gravedad de las acusaciones, las autoridades mexicanas no consideran ese juicio jurídicamente válido.

    "No es vinculante, la trama surgió de manera colateral, nadie está poniendo denuncias formales para que se investigue en México", indica Reveles.

    Alexander Cifuentes Villa, quien fue íntimo colaborador del capo, dijo en la corte que pagó 100 millones de dólares metidos en maletas en sobornos al expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), para su campaña electoral.

    También aseguró que pagó al entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) y que sobornó a las fuerzas especiales del Ejército para que mataran a los enemigos narcotraficantes, los hermanos Beltrán Leyva.

    Ambos exmandatarios rechazaron las acusaciones y Peña Nieto esgrimió que Guzmán Loera fue capturado, recapturado y extraditado a EEUU durante su administración.

    Asuntos relacionados: Exjefe del Gabinete de Peña Nieto desmiente acusaciones de soborno en caso del Chapo

    "La excepción puede ocurrir si el nuevo Gobierno de México retoma lo que dijeron Dámaso López, alias El Licenciado y su hijo: que fueron los hijos del Chapo quienes mandaron a matar al periodista Javier Valdez", apunta el investigador.

    Reveles estima que México debería recoger la pista de ese asesinato, perpetrado el 15 de mayo de 2017, por tratarse de un respetado periodista, galardonado por retratar con una pluma penetrante las entrañas del narcotráfico en su natal Sinaloa.

    Otros cargos de lavado de dinero y posesión de armas de fuego completan la acusación contra el protagonista de una espectacular fuga en julio de 2015 por un túnel de 1,5 kilómetros por el que escapó desde su celda en una motocicleta sobre rieles.

    El autor considera que las supuestas revelaciones fueron mencionadas como intento de rebajar las condenas.

    "Ni siquiera se pueden considerar como pruebas judiciales, sino como parte de un show mediático que no tiene interés en profundizar en los temas de los sobornos, que a las autoridades mexicanas no les interesa", subrayó.

    También: Testigo: el cartel del Chapo sobornó a un exfuncionario de la gobernación de López Obrador

    De última hora se sumó una acusación de pederastia, con niñas menores de edad, que presuntamente fueron drogadas para el capo.

    "Todo eso contribuyó al gran espectáculo para una audiencia que se deleitó incluso de cómo iba vestida la exdiputada por Sinaloa, Lucero Sánchez López, en traje de prisionera", señala el autor.

    La exlegisladora, que habría ayudado al narcotraficante en su fuga, arrancó una sonrisa de la esposa del Chapo, cuando dijo: "estoy confundida, porque creí que tenía con él una relación de pareja".

    El show fue montado para influir en el jurado de siete mujeres y cinco hombres comunes, que ahora piden las transcripciones de las declaraciones, porque no entendieron los novelescos testimonios de capos colombianos y mexicanos, dijo Reveles.

    "Lo que en esa corte se quiso demostrar es que se trata de un súper criminal, un inmoral que mata, viola, soborna presidentes y militares pero no hay una sola declaración de algo hecho en EEUU", puntualizó el autor.

    Aparte del tráfico de 150 toneladas a EEUU, todos los crímenes se habrían cometido en otros países.

    Luego de tres meses el juicio, "El Chapo" podría ser condenado a cadena perpetua por delitos perpetrados durante 25 años hasta el 2014, cuando fue recapturado por primera vez.

    Etiquetas:
    sobornos, narcotráfico, Cártel de Sinaloa, Felipe Calderón, Joaquín El Chapo Guzmán, Enrique Peña Nieto, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik