En directo
    América Latina
    URL corto
    111
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México mantendrá su estrategia sanitaria contra COVID-19, sin medidas o restricciones obligatorias ante la enfermedad, que ha dejado más de 100.000 decesos y un millón de contagios en toda la pandemia desde finales de febrero, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

    "No se toma en cuenta que nos heredaron un sistema de salud totalmente destruido, y que en muy poco tiempo creamos una infraestructura de salud para atender a los enfermos, y tomamos medias acertadas para que la gente se cuidara en sus domicilios", dijo el gobernante en su conferencia de prensa cotidiana acerca del balance oficial de 100.104 decesos.

    El jefe del Ejecutivo defendió las acciones adoptadas y a los responsables de la secretaría federal de Salud, tras una pregunta sobre la posibilidad de cambios en las políticas sanitarias para combatir la pandemia, en la que suma 1.019.543 el total de contagios confirmados, según el informe oficial cotidiano presentado la noche del 19 de noviembre.

    "Lo que se ha hecho es lo que consideramos que ha dado resultados, es muy lamentable lo que ha sucedido", prosiguió el mandatario.

    A continuación rechazó las críticas de la oposición y de la prensa nacional y extranjera.

    "Los conservadores, nuestros adversarios, desde el principio quisieron utilizar la desgracia del pueblo de México por esta pandemia para culparnos, es evidente", expresó López Obrador.

    Comparación con otros países

    El jefe de Estado comparó el impacto de la pandemia en México con otros países donde la infraestructura hospitalaria colapsó, como en EEUU y Europa.

    "No pasó como en otros países, en donde no habían camas ni ventiladores, y la gente estaba en la calle esperando a ser atendida (...), se pudo disminuir el número de contagios para que nos diera tiempo de tener equipos, camas y médicos, que no habían", prosiguió el presidente.

    López Obrador subrayó que su administración heredó un déficit de médicos y de instalaciones hospitalarias "como fruto podrido de la política neoliberal".

    Según las autoridades de salud, había hospitales abandonados, a medio construir, y un déficit de más de 200.000 profesionales, ante lo cual contrató de emergencia 50.000 médicos y personal de enfermería.

    "No nos gustan las comparaciones, menos en esta situación de desgracia; pero a nuestros adversarios se les olvida ver lo que está sucediendo en otros países y comparar", prosiguió la defensa de la gestión ejecutiva.

    Aseguró que México es de los países de América con menos fallecidos en proporción a su población.

    El gobernante reivindicó "el trabajo heroico de enfermeras y médicos por salvar vidas en una situación muy dolorosa, en la que es muy lamentable que en esta circunstancia de dolor se padezca una temporada de zopilotes", en alusión a los críticos que comparó con aves rapaces.

    El país latinoamericano es el cuarto en el mundo con más decesos, después de EEUU, Brasil y la India, pero la nueva infección respiratoria ya es la cuarta causa de muertes, detrás de las enfermedades cardíacas, diabetes y tumores.

    En relación con su población, está en el lugar 15 en contagios y décimo en defunciones por cada 100.000 habitantes.

    Etiquetas:
    Andrés Manuel López Obrador, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook