En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Las estaciones de servicio de la capital venezolana que se encuentran abiertas, amanecieron nuevamente con extensas filas de autos en sus puertas, corroboró Sputnik en un recorrido por la ciudad.

    "Ayer [11 de noviembre] las gandólas [camiones cisterna] no llegaron y nos quedamos en la bomba a ver si podemos echar hoy, los que estamos hoy estamos en fila desde ayer", dijo a Sputnik Henrque Blandín, de 49 años.

    En septiembre, Caracas sufrió racionamientos de gasolina por segunda ocasión en el año; la primera vez que ocurrió fue en marzo, cuando comenzó la cuarentena por COVID-19.

    En ese momento, el Gobierno de Venezuela anunció que se había quedado sin gasolina producto de las sanciones de Estados Unidos, por lo que decidió comenzar a importar desde Irán.

    Desde marzo hasta comienzos de junio, las colas se hicieron kilométricas y solo podían surtir los sectores priorizados, posteriormente la situación comenzó a regularizarse, principalmente en Caracas.

    El Gobierno decidió en junio aumentar la gasolina, que hasta entonces era casi gratuita, a precio internacional, y solo se mantuvo el subsidio del transporte y para los sectores que se benefician de los programas asignados a través del Carnet de la Patria, un documento de identidad con código QR que contiene información sobre el estatus socioeconómico de los usuarios.

    Sin embargo, incluso la venta de gasolina a 0,50 dólares por litro se ha visto afectada.

    "Las colas siempre han estado en las estaciones que venden gasolina subsidiada, pero en las internacionales no, excepto cuando todo se acaba, incluso pagando la gasolina a 0,50 dólares por litro tenemos que hacer colas hasta de ocho horas", agregó Rosmary García, diseñadora gráfica de 33 años.

    El Gobierno ha denunciado que el origen de la escasez de gasolina radica en las sanciones de Estados Unidos, que impiden a la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) importar los aditivos para la producción, así como la compra de repuestos y la contratación de servicios.

    El 29 de octubre, el presidente denunció que una torre del Complejo Refinador de Paraguaná fue atacada con un mísil, lo que afectó la producción de uno de los elementos que se utilizan para la elaboración del producto.

    El jefe de Estado aseguró que el país estaba produciendo cerca del 30% más de lo que consume su parque automotor, lo que le permitió acumular una reserva para 20 días.

    Aunque en la capital de Venezuela el racionamiento de gasolina ha sido intermitente, en algunos estados del país, principalmente los que están en la frontera con Colombia y Brasil, la situación se ha tornado más crítica.

    Hasta el momento, PDVSA no se ha pronunciado al respecto.

    Etiquetas:
    colas, combustible, gasolina, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook