En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — La presidenta transitoria Jeanine Áñez afirmó que Bolivia pasó "lo peor" de la pandemia de COVID-19 y exhortó a mantener la disciplina sanitaria para impedir un rebrote grave de los contagios que provocaron ya más de 8.000 decesos.

    "Ahora ha pasado lo peor, lo que no significa que tengamos que relajarnos o ya dejemos de preocuparnos, la pandemia no se ha ido", dijo la gobernante en un acto en el Palacio de Gobierno en el que presentó un decreto de regulación del registro de empresas privadas.

    El anuncio parecía dejar sin efecto las proyecciones oficiales que Áñez utilizó en meses pasados para oponerse a la realización de las elecciones generales, sucesivamente en cuatro ocasiones en meses pasados, arguyendo el riesgo de una explosión incontrolable de contagios.

    Contagios en caída

    Según los reportes oficiales, el promedio de nuevos contagios por la pandemia bajó en el último mes a menos de 500 casos diarios, con caídas sucesivas hasta solo 239 el 5 de octubre, la cifra menor en más de dos semanas.

    Hasta el 5 de octubre, Bolivia acumulaba 137.107 contagios de COVID-19, de los cuales 8.129 terminaron en decesos, de lo que resultaba una tasa de letalidad de 5,9 por cada 100 casos positivos, la más alta de Sudamérica.

    "En las potencias ha habido un rebrote que preocupa a sus gobernantes, en algunos países se tuvo que volver a una cuarentena rígida, por eso la recomendación es tener en cuenta todos esos protocolos", advirtió Áñez.

    La presidenta destacó la ampliación de la capacidad de los hospitales públicos y compras masivas de equipos sanitarios y medicamentos como acciones principales de su Gobierno contra la pandemia, aunque no mencionó que varias de esas operaciones están bajo investigación parlamentaria por denuncias de corrupción.

    Luis Arce, candidato presidencial del MAS
    © REUTERS / David Mercado
    Añadió que consideraba cumplido su objetivo de defender la salud y garantizar las elecciones generales del 18 de octubre, para las cuales ella era candidata hasta hace casi tres semanas, cuando se bajó de la carrera proselitista.

    Con miras a esos comicios, dijo, el Gobierno considera que el mayor riesgo es el de "los violentos del pasado", calificativo con el que se ha referido con frecuencia a los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales (2006-2019).

    Áñez dijo la semana pasada que haría todo lo posible para impedir que el MAS, favorito en las encuestas de intención de voto, retorne al Gobierno.

    Etiquetas:
    COVID-19, Jeanine Áñez, Bolivia, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook