En directo
    América Latina
    URL corto
    0 204
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El ministro de Economía de Bolivia, Óscar Ortiz, dijo que fue destituido tras revelarse su desacuerdo frontal con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, sobre un decreto de privatización y otras medidas.

    "Yo no he renunciado, aunque desarrollaron una campaña informativa falsa seguramente para presionarme para que lo haga; me parece una forma indigna de actuar, pero de todas maneras entiendo que ya han decidido designar otra persona, por lo cual he venido justamente hoy a dejar limpio mi escritorio", dijo Ortiz a la prensa, según consignó el diario La Razón.

    Ortiz se convierte así en el segundo alto miembro del Gobierno transitorio que preside Jeanine Áñez que queda fuera de funciones por enfrentarse al ministro Murillo, luego de que la semana pasada la gobernante destituyera al procurador general del Estado, José María Cabrera, a pedido del ministro de Gobierno.

    Conflicto interno

    Áñez se desvincula así de Ortiz, excandidato y subjefe de su partido derechista Demócratas, decantándose por Murillo, exsenador sin militancia formal desde que fuera separado hace dos años del también partido oficialista Unidad Nacional, del empresario Samuel Doria Medina, y convertido en el hombre fuerte del Gobierno.

    Las disputas dentro del Gobierno comenzaron a manifestarse después de que Áñez anunciara el 14 de septiembre, cuando todavía era candidata presidencial, la privatización de la distribuidora eléctrica Elfec, de Cochabamba (centro).

    Menos de una semana después, ante un notorio atraso en la publicación del decreto de privatización, el procurador Cabrera reveló que la decisión había encontrado oposición en el gabinete y que él mismo la había objetado en debates previos por supuesta inconstitucionalidad.

    Cabrera, quien denunció que el Ministro de Gobierno se negó a dar información sobre compras de materiales antidisturbios investigadas por supuesta corrupción, fue destituido y apuntó directamente a Murillo como responsable de su salida del Gobierno.

    Ortiz, por su parte, había dejado el liderazgo del oficialismo en el parlamento para incorporarse en mayo al Gobierno transitorio como Ministro de Desarrollo Productivo y a partir del 7 de julio como titular de Economía.

    "Ha habido diferencias, una de ellas es el decreto de Elfec, con el que no estuve de acuerdo (…). Las diferencias profundas de las que hablo han sido con el ministro Murillo", declaró a la prensa en su despacho, a donde dijo que había acudido a "terminar con los últimos papeles".

    Murillo confirmó poco después en la televisión estatal que estaba enfrentado con Ortiz porque este último se negó a firmar el decreto de privatización del cual admitió que él era el principal impulsor.

    Ortiz "se ha opuesto a este tema (Elfec), se ha opuesto de una manera que no es correcta (…), está en su derecho de firmar o no firmar, de aceptar o no aceptar, pero yo jamás le pediría a la Presidenta que haga algo por encima de la ley", aseguró Murillo.

    Áñez, quien renunció a su candidatura hace diez días, y el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, estaban desde el fin de semana en el departamento amazónico de Beni (noreste), distrito al cual la gobernante representaba en el Senado hasta la crisis política del año pasado.

    Etiquetas:
    crisis, destitución, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook