00:01 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    0 52
    Síguenos en

    Nueve países latinoamericanos han invertido más de 320 millones de dólares en aparatos que pueden salvar vidas: los respiradores artificiales. Se adquirieron unos 23.000 durante la pandemia de COVID-19, la mayoría costó entre 28.000 y 34.000 dólares cada uno. A algunos países les fue mejor que a otros. Éstos son los detalles.

    La alianza periodística transfronteriza Centinela COVID-19 analizó 129 contratos de compras públicas de Costa Rica, Uruguay, Paraguay, Brasil, Colombia, México, Argentina, Perú y Guatemala, y reveló que sus gobiernos invirtieron 320 millones de dólares en respiradores artificiales hasta el 31 de mayo. Los precios más frecuentes para estos aparatos oscilaron entre los 28.000 y los 34.000 dólares por unidad en estos nueve países.

    El estudio también evidenció que cuando llegó la pandemia, la mayoría de los países analizados tenía una infraestructura hospitalaria para cuidados intensivos insuficiente o en mal estado, según determinó la investigación.

    Los resultados 

    Centinela encontró que Uruguay (que compró 104 unidades) y Costa Rica (adquirió 311) fueron precavidos y salieron más temprano a comprar, antes de que los precios se dispararan debido a la súbita demanda mundial simultánea, según publicó el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística. 

    Colombia (que compró 2.817), Perú (543) y Guatemala (216) hicieron sus compras en distintos momentos y a diferentes precios. México (que adquirió 2.304) y Guatemala pagaron por lo general rangos de precios más altos que los demás países y obtuvieron una menor cantidad de ventiladores.

    La investigación también arrojó que Guatemala, el país más pobre de los comparados, hizo algunas compras de respiradores muy costosos, incluyendo tres respiradores para niños y bebés recién nacidos a más de 100.000 dólares cada uno, a pesar de que estos dos grupos no están entre la población que más frecuentemente necesita este recurso para sobrevivir al coronavirus. Además, Guatemala arrendó respiradores

    Argentina (que compró 497) y Brasil (16.252) realizaron el grueso de sus compras a industrias nacionales, permitiéndoles mayores volúmenes a menores precios. Brasil —el país que más respiradores compró y que hizo la mayor inversión—, es el territorio más poblado de los analizados y tiene altas tasas de casos confirmados y de mortalidad por COVID-19. Obtuvo precios bajos no sólo por el volumen de sus compras, sino porque fue el único país en concentrar la totalidad de sus compras en cinco empresas nacionales.

    En Paraguay (donde se adquirieron 63 respiradores), se pagó por cada ventilador a comienzos de marzo 25.500 dólares y a fines de abril 41.000, lo que evidencia un gran cambio en los precios promedios de los respiradores pese a que se trataba de la misma empresa distribuidora, básicamente debido al factor tiempo.

    Etiquetas:
    América Latina, latinoamérica, COVID-19, pandemia, México, Costa Rica, Guatemala, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, Perú, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook