En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    El coronavirus en Venezuela (290)
    0 90
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — La capital venezolana está rodeada. En todos sus accesos funcionarios de la Policía Nacional y la Guardia Nacional (componente del ejército) se mantienen en puntos de control conocidos como alcabalas, donde uno a uno revisan credenciales y permisos de circulación para autorizar el paso.

    Las barreras que habitualmente instalan los cuerpos de seguridad para contener las protestas, se encuentran esta vez en las calles y autopistas de la capital del país, para proteger a los residentes del COVID-19, evitando que este se propague.

    La medida es parte del plan de Gobierno, denominado 7+7, que consiste en siete días de flexibilización en los que 25 sectores económicos pueden laborar y siete días de cuarentena radical en la que solo estarán activos los sectores priorizados.

    "Demoré como una hora y media solo en la cola para entrar a Caracas y que chequearan el documento en el que explica que puedo circular, pero en toda Caracas hay módulos de control, barricadas, paredes de la Guardia Nacional y de la policía; están bastante estrictos", detalló a esta agencia Eduardo Marrero, de 28 años, trabajador de una empresa de jabones.

    La fila de autos para entrar a Caracas por el este lucía interminable a primera hora del lunes, contó el hombre.

    Los controles de los cuerpos de seguridad esta vez no se instalaron solo en los accesos, sino también entre los diferentes municipios de Caracas; esto debido a que en los últimos días los casos de COVID-19 han comenzado a aumentar significativamente.

    A la altura de Palo Verde, una zona residencial en el este de la capital, "tenían puesto el murciélago, que es una barrera de metal", señaló Rocman Torres, de 35 años de edad, quien trabaja en el sector alimentos.

    "Por ahí no se podía pasar ni con salvoconducto, había hasta médicos en la cola, tuve que dar una vuelta por otro lugar para poder salir porque tengo salvoconducto por sector alimentos, pero tardé más de una hora", dijo el hombre a Sputnik.

    Entre los trabajadores que conversaron con esta agencia, algunos comentaron que tuvieron que esquivar los puntos de control para poder llegar a sus puestos de trabajo.

    "De mi casa al trabajo me hecho 15 minutos, esta mañana me eché más de 50 minutos, y en La Urbina (sector del este de Caracas) había puntos de control revisando a la gente; fue muy engorroso, había un punto de control que me pidieron identificarme, dije que iba a mi trabajo y dije que era latonero y no me dejaron pasar, di la vuelta por otra parte, y logré llegar", añadió Carlos Veloz, residente del barrio Unión Petare (este).

    El presidente Nicolás Maduro ha llamado a la población a cumplir la cuarentena radical para evitar la propagación del nuevo coronavirus, luego de que los casos de COVID-19 llegaran a 7.169 en el país, con 419 pacientes positivos en las últimas 24 horas, y un total de 65 fallecidos desde que se registraron los primeros casos, el 13 de marzo.

    Tema:
    El coronavirus en Venezuela (290)
    Etiquetas:
    Caracas, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook