En directo
    América Latina
    URL corto
    0 44
    Síguenos en

    Sputnik habló con un economista y experto en el sector petrolero que considera que la actual crisis económica generada por el COVID-19 puede hacer que el Gobierno y el Congreso lleguen a un acuerdo para aprobar la privatización la empresa estatal Pré-Sal Petróleo SA (PPSA).

    El Gobierno de Bolsonaro se encuentra en la fase de articulación para la aprobación en el Congreso Nacional de la autorización de privatización de las estatales PPSA, Eletrobras, Correos y Porto de Santos para el segundo semestre de 2020.

    Según una publicación del medio brasileño G1, la privatización de PPSA alcanzaría los 500.000 millones de reales —94.000 millones de dólares—, mientras que el Gobierno ha realizado un gasto de unos 400.000 millones de reales —74.000 millones de dólares— para combatir la pandemia, un monto que continuará ascendiendo.

    Al respecto, el economista y experto en petróleo José Mauro de Morais considera que la actual situación económica de Brasil podría empujar al Congreso Nacional a llegar a un acuerdo para hacer realidad la privatización.

    "En este momento, cuando el Gobierno está teniendo tanta dificultad para tener recursos para la inversión y cuya deuda asumirá valores muy altos, es muy probable que el Congreso esté dispuesto a discutir el problema y llegar a un buen final con el Gobierno", explicó Morais.

    Agregó que la deuda creada en medio de la pandemia puede alcanzar una relación con el PIB brasileño capaz de evitar inversiones a lo largo de una década. Por lo tanto, existe la urgencia de resolver el problema.

    Consecuencias de la privatización

    Morais cree que la privatización de PPSA cambiará la gestión de la empresa y pondrá fin al esquema de divisiones de los excedentes de petróleo, lo cual garantiza un mayor control del Estado sobre los recursos de la región.

    "Es muy probable que al finalizar el esquema (...) con la privatización de PPSA las empresas se vuelvan a interesar en realizar inversiones en el área de Pre-Salt", señaló.

    Además, recordó que las ofertas más recientes para los trabajos de exploración en la región del subsuelo no han logrado atraer al sector privado, con la excepción de las empresas asociadas a la empresa petrolera estatal Petrobras. Según Morais, esta situación se debe al plan de participación en el capital y la capitalización de PPSA podría ayudar a atraer a más empresas.

    "La culminación del esquema de participación [en relación con] la venta de PPSA posiblemente dé lugar a un aumento de la inversión y el empleo, así como a un incremento de la producción de petróleo en estas áreas", dijo el economista.

    ¿Es la privatización una medida acertada?

    Morais expresó sus dudas sobre el valor estimado de la empresa estatal, pues considera que el precio debería ser alto, aunque no descartó que la reciente caída del precio del petróleo puede llevar a una disminución del valor del precio valorado de PPSA.

    El experto sostiene que si bien la privatización de las empresas estatales podrían ser por ahora una "cura menos amarga" que un aumento de los impuestos, estas medidas también tienen consecuencias negativas, entre ellas, está el hecho de que el Gobierno ya no recibirá el petróleo que sea extraído en los próximos años.

    "Al medir los aspectos positivos y negativos [de la privatización de PPSA], es probable que haya más efectos positivos, porque reduce significativamente la deuda del Gobierno y puede facilitar el retorno del Gobierno a la inversión", concluyó el experto al señalar que no ve mejores alternativas.

    Etiquetas:
    crisis económica, COVID-19, pandemia de coronavirus, empresas estatales, petroleras, privatización, Jair Bolsonaro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook