En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — En el pequeño país de Uruguay está ocurriendo un fenómeno nunca antes visto en América Latina: Cabildo Abierto (CA, derecha), un partido que forma parte de la coalición de Gobierno, decidió interpelar a sus propios ministros, encendiendo las alarmas y la sorpresa dentro del país.

    El partido, liderado por el excomandante en jefe del Ejército y hoy senador Guido Manini Ríos, pretende distinguirse del resto de los sectores que conforman el Gobierno y tiene su mirada fija en un objetivo a mediano plazo: ganar las elecciones de 2024, según analistas.

    Los expertos sostienen que esta posición incomoda especialmente a los socios principales de la alianza oficialista: los tradicionales Partido Nacional, del presidente Luis Lacalle Pou, y Partido Colorado (ambos centroderecha), y podría poner, en el futuro, al límite a la coalición de Gobierno.

    "Es una jugada arriesgada e inédita. No hay demasiados antecedentes de que integrantes de un Gobierno de coalición llamen a los líderes del Poder Ejecutivo. Es un caso atípico en la región. No tengo registro en ese sentido", dijo a Sputnik el sociólogo Federico Irazábal, consultor en comunicación política y asesor en campañas electorales en Uruguay, Chile, México y Panamá.

    A pedido de Cabildo Abierto, este 3 de junio comparecen ante la Cámara de Representantes del Parlamento los ministros Azucena Arbeleche, de Economía y Finanzas, Irene Moreira, de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Luis Alberto Heber, de Transporte y Obras Públicas, y Omar Paganini, de Industria, Energía y Minería.

    Curiosamente, la ministra Moreira es esposa de Manini Ríos.

    El motivo de la instancia ni si quiera compromete directamente a la actual administración de Lacalle Pou. Cabildo Abierto cuestiona un acuerdo que firmó el anterior Gobierno de Tabaré Vázquez (2015-2020), del izquierdista Frente Amplio, con la empresa finlandesa UPM para instalar una nueva planta de fabricación de celulosa en el país.

    El diputado Eduardo Lust, el miembro interpelante, dijo a Sputnik que el proyecto es una "gran estafa" y la mayor "venta de soberanía" de la historia del país.

    UPM confirmó el 23 de julio de 2019 que construirá una nueva fábrica de celulosa en el departamento de Durazno (centro) por una inversión de 2.700 millones de dólares; las obras comenzarán a mediados de 2022.

    ​Lacalle Pou, quien en la última campaña electoral expresó sus discrepancias con los términos del acuerdo, aseguró no obstante que su administración cumplirá con el contrato.

    Las razones de Cabildo

    Lust dijo a Sputnik que, con la interpelación, Cabildo muestra una "nueva forma de hacer política", en la que se busca una mayor transparencia por parte del Gobierno.

    "Es una nueva forma de hacer política. El tema es la búsqueda de mayor transparencia. Si no hay nada que ocultar, no ocultemos. Estamos ante el contrato más perjudicial para el país en la historia nuestra, un contrato con una multinacional en el que Uruguay entrega una enorme de cantidad de beneficios, pero que no recibe nada a cambio", opinó.

    El diputado sostuvo que la interpelación tiene un "fin informativo", ya que se conocen pocos aspectos del acuerdo.

    "Claramente no vamos a censurar a un ministro que no tuvo responsabilidad en el contrato. Políticamente puede parecer raro, jurídicamente no tiene ninguna complicación", aseguró.

    Análisis

    Por otro lado, el politólogo Mauro Casa, de la Universidad de la República, dijo a Sputnik que "Cabildo Abierto ha demostrado que no esconde las cartas", que su objetivo último es llegar al Gobierno por sí mismo en 2025 y de que no le va a hacer la "vida sencilla" al actual presidente.

    "El interés de Cabildo Abierto es plantearse como una opción política para [las elecciones de] 2024. Surge a la derecha del espectro político y sus integrantes son exintegrantes del Partido Nacional y Colorado. Manini Ríos está convencido de que tiene diferencias con esos partidos y que hay cancha para otra opción política. Por su parte, blancos y colorados proyectaban ganar la elección en el 2019 y gobernar. No es el escenario más cómodo para ellos, pero necesitaron los votos de Cabildo para gobernar y para ganar", reflexionó.

    Asimismo, Irazábal afirmó que Cabildo Abierto tiene un rasgo de "imprevisibilidad como socio", ya que incluso el partido llama a interpelación a la propia esposa de su líder.

    "Ahí pareciera ser como que Cabildo Abierto no se casa con nadie. Es una muestra de su rasgo de imprevisibilidad como socio de la coalición, su carácter de independiente y es un partido que juega al límite, al borde, como diciendo: esto se puede romper en cualquier momento, nosotros impulsamos nuestra propia agenda", reflexionó.

    Por su parte, Casa consideró que la coalición de Gobierno es débil, ya que sus integrantes tienen intereses muy distintos y hay una distancia programática entre los partidos.

    "Esta es una coalición diferente a la que ha existido en Uruguay, entonces el presidente intenta poner paños fríos y decir que esto va a ser normal. Creo que tenemos que ser conscientes que estamos en período distinto de la política uruguaya: se terminaron los gobiernos de partidos", afirmó.

    Lacalle Pou, de Partido Nacional, ganó las últimas elecciones de 2019 tras una alianza electoral con el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido Independiente (centro) y el Partido de la Gente (derecha).

    Etiquetas:
    partido, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook