En directo
    América Latina
    URL corto
    0 282
    Síguenos en

    LIMA (Sputnik) — La justicia der Perú dispuso 15 meses de prisión preventiva para la líder del opositor partido Fuerza Popular (fujimorista, derecha), Keiko Fujimori, mientras la investiga por lavado de activos y otros delitos relacionados con los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

    "El Juez Víctor Zúñiga, titular del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Especializado en Delitos de Crimen Organizado, impone 15 meses de prisión preventiva contra Keiko Fujimori, investigada por lavado de activos y otros delitos", informó el Poder Judicial en su cuenta en la red social Twitter.

    El equipo fiscal Lava Jato de Perú, que investiga el conocido caso de corrupción, pidió para Fujimori 18 meses y dos días de encarcelamiento preventivo, que el juez redujo a 15 meses.

    En la audiencia celebrada en Lima, el magistrado Zúñiga consideró que la medida contra Fujimori era "idónea, necesaria y proporcional", atendiendo a la complejidad de su caso.

    Keiko Fujimori acudirá a instancias internacionales

    Por su parte, Keiko Fujimori anunció que acudirá a instancias internacionales tras conocerse el dictamen de Zúñiga. 

    "[Voy a] pedir a mi esposo (Mark Vito) que presente mi caso a gobiernos extranjeros y a organismos internacionales. Como comprenderán, no me puedo quedar con los brazos cruzados ante esta segunda prisión preventiva después de haber actuado de manera prudente todo este tiempo (durante las investigaciones)", afirmó Fujimori en un mensaje en video difundido desde su cuenta en Facebook.

    Asimismo, la líder fujimorista afirmó que "dará la cara" ante la medida en su contra y que preparará "una respuesta política" para lo que considera una "persecución política".

    Fujimori afirmó que detrás de las investigaciones en su contra y la consecuente prisión, existe un "ajusticiamiento y venganza política" promovidos por "ciertos miembros del Ministerio Público que promueven la judicialización de la política" y "un Gobierno que quiere seguir concentrando todo el poder para evitar a toda costa su fiscalización".

    Asimismo, la líder de Fuerza Popular afirmó que "ciertas ONG" que "manipulan al Poder Judicial" y medios de comunicación que "viven de la persecución" estarían detrás de lo que le sucede.

    Fujimori ya estuvo en prisión preventiva por esta causa desde octubre de 2018 a noviembre de 2019, pero fue excarcelada por una sentencia del Tribunal Constitucional que declaró fundado un hábeas corpus a su favor.

    Desde entonces, nuevos testimonios de personajes allegados han sumado evidencias de su presunta culpabilidad, por lo que el equipo fiscal Lava Jato decidió pedir prisión preventiva para evitar peligro procesal y de fuga de la investigada.

    Los fiscales sostienen que Fujimori habría recibido dinero ilícito de Odebrecht para financiar su campaña a la presidencia en 2011.

    Además, tras la revelación reciente de otros aportantes, incluyendo avarios empresarios privados peruanos, la situación de la dirigente se complicó.

    Los fiscales alegan que Fujimori fue la cabecilla de una organización criminal instalada en Fuerza Popular para lavar dinero ilícito en las campañas electorales de 2011 y 2016, en las que se presentó como candidata a la presidencia.

    Además del delito original de lavado de activos, los fiscales añadieron contra Fujimori acusaciones de asociación ilícita para delinquir, organización criminal, falsa declaración en procedimiento administrativo, fraude procesal y falsedad genérica.

    El juez Zúñiga dispuso que el Instituto Nacional Penitenciario traslade de inmediato a la investigada a un penal de mujeres aún por determinarse.

    Etiquetas:
    Perú, Keiko Fujimori
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook