En directo
    América Latina
    URL corto
    0 04
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — Los líderes cívicos del golpe que puso fin al largo ciclo de Gobierno de Evo Morales en Bolivia, Luis Camacho y Marco Pumari, anunciaron sorpresivamente un acuerdo para presentarse como candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente, en las elecciones de 2020.

    "Con el fin supremo de lograr la unidad de los bolivianos y la estructuración de un nuevo Estado (...) hemos determinado consolidar nuestro binomio electoral para las próximas elecciones generales", anunciaron el empresario Camacho, del departamento oriental de Santa Cruz, y Pumari, activista del sureño Potosí.

    Situación en Bolivia
    © REUTERS / Danilo Balderrama
    Esta es la segunda pareja anunciada para los comicios venideros —cuya fecha se conocerá probablemente a principios de enero— después de la del expresidente Carlos Mesa (2003-2005) y Gustavo Pedraza, que habían sido segundos tras Morales-Álvaro García en las elecciones de octubre pasado, posteriormente anuladas.

    La candidatura cívica, anunciada en la madrugada por las redes sociales, se produjo tres semanas después de un escandaloso desencuentro entre ambos dirigentes, que se acusaron de mutua extorsión y hasta actitudes de "guerra sucia".

    "Hemos decidido dejar de lado cualquier tipo de inconvenientes o malos entendidos del pasado", aseguraron Camacho y Pumari.

    Como presidentes de los comités cívicos de sus regiones, ellos habían destacado en el escenario político al convertir entre octubre y noviembre pasados en exitosa insurrección lo que comenzó como una ola de inconexas manifestaciones ciudadanas contra la reelección de Morales.

    Camacho y Pumari, quienes recibieron previamente ofertas de varios partidos conservadores para inscribirse en el Tribunal Electoral, dijeron en su acuerdo que el programa de gobierno que propondrán en las elecciones está todavía en elaboración.

    En su acuerdo político, se presentaron como defensores de "la dignidad, la libertad, la democracia y la unidad" que, según señalaron, habían sido dañadas por el Gobierno de Morales.

    Añadieron que daban "total apoyo" al "Gobierno de transición" de Jeanine Áñez, autoproclamado sin aval parlamentario el 12 de noviembre tras la renuncia forzada de Morales y que ha emprendido diversas acciones en procura de desconocer los logros de la pasada administración, a la que tilda de "dictadura".

    Morales, quien está actualmente radicado en Argentina en espera del estatus de refugiado político, no podrá ser nuevamente candidato del Movimiento Al Socialismo, pero como jefe de esa agrupación participa directamente en el proceso de definición del nuevo aspirante masista a la presidencia.

    Etiquetas:
    Bolivia, Movimiento Al Socialismo (MAS), elecciones, candidatura, golpe, Evo Morales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook