En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    11662
    Síguenos en

    El Gobierno venezolano ha pagado un aguinaldo en criptomoneda petro a todos los pensionados y trabajadores públicos del país. ¿Cómo funciona el uso de ese aguinaldo? ¿En qué consiste este ensayo en medio del bloqueo económico?

    Han reaparecido las filas masivas frente a los comercios en Venezuela. Esa vez no son para hacer frente al desabastecimiento, como en los años 2015 y 2016, sino para gastar un aguinaldo otorgado por el Gobierno el 18 de diciembre a 4.5 millones de jubilados y todos los trabajadores públicos.

    La asignación del aguinaldo había sido anunciada por el presidente del país, Nicolás Maduro, un mes antes, pero no había generado demasiado impacto debido a una de sus principales particularidades: no iba a ser entregado en bolívares soberanos (la moneda venezolana) sino en petros, la criptomoneda creada por el Gobierno a principios del 2018.

    La materialización del anuncio, es decir, la entrega de medio petro (equivalente a 30 dólares a cambio oficial) a millones de personas generó una reacción inmediata atravesada por numerosas preguntas. Algunas de ellas, las principales, fueron: en qué comercios gastarlo; de qué manera; y cómo convertirlo a bolívares.

    La masificación del debate se vio atravesada por un rumor que se propagó rápidamente: el 'petro aguinaldo' tendría fecha de vencimiento el 31 de diciembre. Eso aceleró la formación de filas para gastar el medio petro en un contexto de fiestas de fin de año, es decir, marcado de por sí por el incremento en el consumo.

    "El Petro no tiene fecha de vencimiento, no tiene fecha de caducidad, usted puede hacer uso de sus activos cuando lo desee, y lo más importante es que el año 2020 viene cargado de muchas opciones y mayores posibilidades", explicó por su cuenta de Twitter el superintendente de Criptoactios y Actividades Conexas (SUNACRIP), Joselit Ramírez, para intentar detener el mensaje falso difundido entre mucha gente.

    ¿Qué es biopago?

    La palabra criptomoneda ingresó al vocabulario político y económico venezolano a partir de la creación del petro. La criptomoneda, impulsada por el Gobierno, pasó por diferentes momentos: fue anunciada como una criptodivisa que podría ser intercambiada internacionalmente; como una moneda con curso legal en paralelo con el bolívar; como modo de ahorro; y luego ingresó en una zona de poca o nula información.

    Su reaparición en el debate público se dio esta vez sobre algo tangible para el conjunto de la sociedad que debió aprender en un tiempo muy breve a utilizarlo. "La gente entre ellos mismos se está resolviendo los problemas, se están ayudando unos con otros para ir resolviendo estas dudas", explica a Sputnik Luigino Bracci, analista venezolano e influencer que comenzó a responder en sus cuentas a muchas de las dudas sobre el Petro Aguinaldo y su modo de utilización.

    "Está el tema del aprendizaje porque se están usando nuevas tecnologías, las guías que son necesarias para saber cómo hacer las cosas han costado en hacerse llegar al público en general, pero una vez se van venciendo esos obstáculos la gran mayoría de la gente los está aceptando de manera positiva", observa.

    Las nuevas tecnologías son centralmente tres: la utilización de una plataforma digital lanzada por el Gobierno en 2017 para recibir el petro; la creación de una billetera digital llamada wallet en PetroApp; y el modo de pago, centralmente a través de lo que se conoce como el 'biopago'.

    El biopago consiste en un mecanismo de uso sencillo: el comerciante posee una máquina donde se ingresa el número de cédula de identidad y luego, en un capta huellas, la huella digital del pulgar derecho, algo que no resulta nuevo en el país: el Banco de Venezuela, principal de propiedad estatal, comenzó a implementar el uso del biopago a partir de 2018.

    "La novedad es que ese sistema ahorita está usando el petro, lo tiene como forma de pago, y como ya ha habido cierta familiaridad del comerciante y de las personas, pues no ha costado tanto", comenta el analista.

    Bracci estima que alrededor de 12 mil comercios poseen sistema de biopago, el modo central de pago con petros. Las filas en cada uno de esos locales se han mantenido durante varios días seguidos.

    ¿Cómo usar el Petro Aguinaldo?

    Esther Millanes está sentada en la parroquia Altagracia con el número 23 en la mano para comprar con su Petro Aguinaldo. Conversa con quienes está a su lado sobre el petro, cómo utilizarlo, cuándo. La fila para comprar es grande, tres tiendas tienen biopago en la cuadra.

    Ella está familiarizada con el petro: "creo que debería esperarse hasta enero cuando pase este 'bululú' porque esta moneda no se devalúa, tiene sus intereses, lo digo porque lo he hecho, he comprado a través del SUNACRIP donde compré petros, compré 10 mil bolívares y a la vuelta de 4 meses tenía 108 mil bolívares", comenta con Sputnik.

    Millanes confió en el petro desde su aparición y lo utilizó como moneda de ahorro. El valor del petro es de 60 dólares y a medida que aumenta el dólar también lo hace la criptomoneda. Por eso, como dice, no se devalúa, como sí lo ha hecho de manera sostenida el bolívar en los últimos años.

    Mucha gente, sin embargo, no tenía ese conocimiento sobre el petro: "tienen miedo, creen que si no lo gastan hasta el 31 de diciembre entonces se desaparece, se vuelve humo", explica, en referencia al mito instalado entre la gente que provocó una oleada grande de personas volcadas a las calles para gastar el medio petro de la forma más rápida posible.

    "La gente está recién aprendiendo porque no le tenían confianza, por desconocimiento, ahora es cuando se está manejando petros. Tenemos que investigar por nuestra propia cuenta, no dejar que el Gobierno nos haga todo y que sea una criticadera por todo", sostiene la venezolana.

    Junto con eso se han generado situaciones de confusión debido a prácticas especulativas de comerciantes que afirmaron que el medio petro debía ser gastado en su totalidad en una sola compra, o que era necesario pagar una comisión para poder utilizarlos. La SUNACRIP comenzó una campaña para desmentir esas mentiras y traer tranquilidad a la gente.

    Pero esa no ha sido la mayoría de los casos: "los comerciantes están muy contentos de tener una gran cantidad de personas que de otra forma no podrían hacerles compras", afirma Luigino Bracci.

    El futuro del petro

    Existen tres elementos que hacen difícil un pronóstico acerca de qué sucederá con el petro. En primer lugar, que se trata de un ensayo impulsado desde un Gobierno en un universo reciente como es el de las criptomonedas: "es un mundo nuevo, el Bitcoin apenas tiene 10 años y eso es nada en economía", remarca Bracci.

    En segundo lugar, la emergencia de las criptomonedas sucede en un contexto de conflictividad geopolítica, donde el tema de las monedas y las transacciones internacionales ocupan un lugar central, mientras el dólar, principal moneda de intercambio, comienza a ser cuestionado en la práctica por economías como la china y la rusa.

    Es decir que la posibilidad del petro de insertarse en el mercado mundial de las criptomonedas dependerá también de la evolución de otros procesos similares, como del anunciado lanzamiento de una criptomoneda por parte del Gobierno chino.

    Pero la evolución del petro en el ámbito internacional también está limitada por las sanciones de Estados Unidos vía orden ejecutiva presidencial contra la criptomoneda venezolana en marzo del 2018.

    "Todas las transacciones, provisión de financiamiento y otros negocios por parte de personas estadounidenses o en territorio estadounidense con cualquier divisa digital, moneda digital o vale digital que haya sido emitido por el Gobierno de Venezuela o en su nombre a partir del 9 de enero de 2018 quedan prohibidas", dice la orden firmada por Donald Trump.

    Bracci subraya la dimensión del bloqueo económico y financiero como parte central de la explicación de por qué Venezuela decidió apostar al petro en varias facetas: como criptodivisa para el comercio exterior, lo que por el momento está bajo pregunta, y como forma de pago. Esto último responde, por ejemplo, a la amenaza de que puedan ser bloqueados los sistemas a través de tarjetas de débito y de crédito, como MasterCard, Visa, Maestro.

    "Uno de los temores que hay es que dadas las sanciones pudiera llegar un momento en que estas tarjetas no funcionaran más y que eso paralizara por completo el comercio en Venezuela causando estragos en la población", señala el analista.

    El petro sería así una forma de pago dentro del país para enfrentar un escenario de esas características. Y el escenario del petro como moneda de curso legal en Venezuela que conviva o desplace al bolívar es el que prevé el economista Luis Salas en su análisis: "El 'ensayo' del criptoaguninaldo y los anuncios complementarios en torno al mismo, como el de la contabilidad obligatoria en petros para el comercio, indican claramente este nuevo estatus o rol de la criptomoneda criolla".

    Algunas preguntas aún no tienen respuestas y se irán viendo en los próximos meses. "El petro es un experimento, un primer paso", concluye Bracci.

    Etiquetas:
    criptomonedas, petro, economía, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik