En directo
    América Latina
    URL corto
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    102
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El proceso de restauración del orden constitucional en Bolivia, tras la caída de Evo Morales (2006-2019) y el advenimiento de un gobierno de facto, dio un paso clave al asumir funciones el nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) que organizará elecciones en el primer semestre de 2020.

    "Hemos cumplido con el trabajo que nos hemos comprometido, elegir personas con el más alto puntaje y hacer prevalecer la equidad de género y la representación indígena, porque es importante mantener la unidad", dijo la presidenta del Senado, Eva Copa, tras tomar juramento a seis nuevos vocales del TSE.

    El TSE tiene plazo de diez días para emitir la convocatoria a las elecciones, acordada por los partidos con representación parlamentaria para superar la crisis desatada tras las elecciones del 20 de octubre, ganadas por Morales.

    El gobernante indígena no pudo consolidar esa reelección y terminó renunciando ante una ola de protestas urbanas y presiones de policías y militares, originadas en denuncias de un supuesto fraude electoral del cual no se conocen pruebas sino señales de "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos.

    Entre los nuevos miembros del TSE designados en la madrugada de este jueves destacaba Oscar Hassenteufel, un expresidente de la Corte Suprema y de la Corte Nacional Electoral (2001-2006), como se llamaba esta entidad antes de que sea convertida en un órgano del Estado Plurinacional.

    Otros nuevos miembros del TSE son los indígenas Daniel Atahuachi Quispe y Nancy Gutiérrez y los profesionales de diversas áreas Francisco Vargas, María Ruiz y Rosario Baptista.

    Los vocales que asumieron este jueves se sumarán en el TSE a Salvador Romero, vocal designado a principios de mes por la presidenta de facto Jeanine Áñez.

    La senadora Copa, del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales y en funciones de jefa de la Asamblea Plurinacional (parlamento), destacó que ese partido renunció a imponer su mayoría de más de dos tercios en las dos cámaras legislativas en favor de una recomposición concertada del órgano electoral.

    El vocal Hassenteufel dijo en el mismo acto de posesión que el desafío mayor del nuevo órgano electoral es recuperar la confianza del pueblo boliviano.

    Representantes de Naciones Unidas, la Unión Europea y la Iglesia Católica, que promovieron el acuerdo político de pacificación, asistieron a la sesión parlamentaria de designación de los vocales y al posterior acto de posesión.

    Tema:
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (199)
    Etiquetas:
    Tribunal Supremo Electoral (TSE), elecciones generales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik