13:27 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia

    Álvaro García Linera se define como "vicepresidente en el exilio" de Bolivia

    © CC BY 2.0 / Matthew Straubmuller / Alvaro Garcia Linera
    América Latina
    URL corto
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (180)
    0 51
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El político boliviano Álvaro García Linera, que formó parte de los tres gobiernos de Evo Morales y, junto con él, recibió asilo en México, se definió como "vicepresidente en el exilio" en una entrevista con la cadena CNN en Español.

    "Presenté mi carta, no se ha leído en la Asamblea; soy vicepresidente en el exilio", dijo García Linera cuando la periodista Carmen Aristegui le preguntó por su condición actual.

    El político del Movimiento al Socialismo (MAS) mencionó la posibilidad de volver del exilio, si así lo decide el parlamento, para ayudar a la pacificación y "encauzar una salida democrática y constitucional".

    "Si la Asamblea no acepta nuestra renuncia, tendremos que volver a concluir nuestro mandato porque nosotros fuimos elegidos por el pueblo".

    Con respecto al gobierno de facto presidido por Jeanine Áñez, afirmó que "es un gobierno que llega cabalgando en la muerte, no tiene futuro". "Han destruido la economía", agregó.

    Bolivia está envuelta en una crisis política desde que el exdirigente aymara de los sindicatos cocaleros, Evo Morales, renunció el 17 de noviembre a la presidencia, presionado por las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas por un presunto fraude que derivó en su reelección en los comicios del 20 de octubre.

    Luego de que Morales fue asilado por México, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta sin pasar por los procedimientos legislativos previstos en unas sesiones del parlamento que no tenían el quórum requerido.

    La investidura de facto de Áñez fue avalada por el Tribunal Constitucional.

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contabilizó al menos 23 muertos y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis, entre ellos al menos nueve fallecidos y 122 heridos por represión combinada de la policía y fuerzas armadas desde el viernes, cuando los uniformados arremetieron contra una marcha de cocaleros en el departamento boliviano de Cochabamba.

    Actualmente, el gobierno de facto de Bolivia y el Movimiento al Socialismo (MAS) del depuesto presidente Evo Morales están negociando un acuerdo sobre un nuevo proceso electoral con la mediación de la Iglesia Católica, la Unión Europea y un enviado especial de Naciones Unidas.

    Tema:
    Bolivia, bajo el nuevo Gobierno de facto de Jeanine Áñez (180)
    Etiquetas:
    crisis política, Bolivia, Álvaro García Linera
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik