02:39 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Carlos Mesa durante una manifestación opositora en La Paz

    Candidato opositor boliviano desafía a que lo lleven preso para que no sea presidente

    © REUTERS / Kai Pfaffenbach
    América Latina
    URL corto
    Tensa situación en Bolivia tras las elecciones generales (106)
    314
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El candidato opositor boliviano Carlos Mesa desafió al Gobierno a que lo lleve a la cárcel si quiere evitar que sea presidente, endureciendo su rechazo a la reelección de Evo Morales, mientras el gobernante participaba en un festejo popular de victoria a pocos kilómetros de distancia.

    "Aquí estoy: o a la cárcel o a la presidencia del país", proclamó el expresidente Mesa (2003-2005) ante millares de seguidores en una concentración vespertina en una avenida de la zona residencial de La Paz, donde convocó a continuar las movilizaciones contra lo que denuncia como fraude en las elecciones del 20 de octubre.

    En la vecina ciudad de El Alto, en una explanada al borde de La Paz, Morales denunció que los opositores "buscan muertos para echar la culpa al Gobierno", en un discurso ante una multitud que acudió a una celebración nocturna de su tercera reelección consecutiva.

    El presidente indígena ratificó su apertura a una auditoría internacional de los comicios, cuyo cómputo oficial que ahora la oposición desconoce le dio victoria en primera ronda, con mayoría en las dos cámaras del parlamento.

    La pulseada de concentraciones se produjo al término de una jornada en la cual la violencia irrumpió en los paros y bloqueos opositores, con saldo de al menos unos 30 heridos, principalmente en Santa Cruz (este), cinco de ellos por armas de fuego, según la policía.

    Mesa negó responsabilidad en la violencia y acusó al Gobierno de mentir "descaradamente" para descalificar las protestas contra el supuesto fraude.

    "Tengan confianza de que no me rindo, no se dobleguen, no se rindan, sigan adelante, pónganle huevos", pidió Mesa a sus seguidores, en una reunión en la que resolvió realizar el 29 de octubre un acto de protesta frente a la Casa Grande del Pueblo, la sede presidencial en el centro de La Paz.

    El expresidente no enfrenta actualmente causas judiciales y el año pasado fue favorecido con una amnistía decretada por Morales, que dejó sin efecto un proceso por presunta violación constitucional en la anulación de un contrato de explotación del salar de Uyuni.

    Morales se dio por enterado de la resolución de la asamblea opositora y aseguró que "mineros, petroleros, campesinos, fabriles, todos los sectores sociales van a defender la democracia, van defender la Casa Grande del Pueblo, van a defender el proceso de cambio".

    "Ellos dicen que mañana (29 de octubr) es decisivo, es último día, y han decidido concentrarse y cercar a la Casa Grande del Pueblo. No sé si eso no es violencia", afirmó.

    Morales pidió a los movimientos sociales que festejaban su victoria que "no caigan en la provocación" y que defiendan pacíficamente el resultado electoral.

    En Santa Cruz, el comandante policial Igo Echegaray dijo que se confirmó el uso de armas de fuego en algunos choques entre manifestantes opositores y oficialistas.

    Otros tres manifestantes resultaron heridos en Cochabamba (centro) y al menos dos más recibieron atención médica en La Paz, tras enfrentamientos entre grupos que bloqueaban calles y transportistas que pretendían abrir las vías.

    Tema:
    Tensa situación en Bolivia tras las elecciones generales (106)
    Etiquetas:
    elecciones, Bolivia, Carlos Mesa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik