Widgets Magazine
14:09 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Drogas (imagen referencial)

    Uruguay firmará un acuerdo de cooperación antidrogas con Rusia

    CC BY-SA 2.0 / Cristian C / Drug
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Uruguay firmará un acuerdo de cooperación con Rusia para la lucha al narcotráfico, señaló a Sputnik el ministro de Interior, Eduardo Bonomi.

    "Con Rusia estamos avanzando en lo que es el trabajo común con respecto al narcotráfico, que es un problema que nos atañe a todos. Estamos en la firma de un acuerdo", dijo Bonomi a esta agencia. 

    El ministro uruguayo aseguró que su cartera ha informado a Rusia de la detección de salidas sospechosas de cargamentos de droga para Europa, que pueden también llegar a ese país.

    Además, declaró que es disparatado afirmar que Uruguay es el nuevo centro del narcotráfico mundial.

    "Los medios que dicen que Uruguay es el nuevo centro del narcotráfico mundial están diciendo disparates (...) si alguien dice que un país que no tiene producción se está transformando en el centro del narcotráfico internacional, tiene intereses espurios", afirmó Bonomi.

    A finales de julio se conoció la detención de 11 personas en Suiza responsables del traslado de 600 kilogramos de cocaína procedente de Montevideo, mientras otras cinco fueron arrestadas en Hong Kong con 421 kilos, todas vinculadas al Cártel de los Balcanes, organización criminal que trafica droga entre Europa, Asia y América del Sur.

    Los individuos detenidos en Suiza habían llegado en un vuelo privado proveniente de la capital uruguaya, previa escala en la ciudad francesa de Niza (sur), según las investigaciones.

    Las autoridades de Alemania descubrieron el de agosto un alijo de 4.500 kilogramos de cocaína a bordo de un portacontenedores procedente del puerto de Montevideo.

    Un informe de la televisora estatal alemana Deutsche Welle calificó a Uruguay como "el nuevo centro mundial del narcotráfico".

    Unos días más tarde el diario uruguayo El País afirmó que "Uruguay sufre críticas de Europa" por ser el "nuevo centro mundial del narcotráfico".

    Bonomi comentó que el narcotráfico es un fenómeno que comprende cuatro aspectos: la producción, el tráfico, el consumo y el lavado de dinero.

    "Uruguay no tiene producción, la única que tiene proviene de la regularización de la marihuana, pero ni siquiera la producción de cannabis alcanza para el mercado uruguayo; no hay producción de cocaína ni de drogas sintéticas", indicó.

    El territorio uruguayo, según el ministro, tampoco es una ruta para la salida de la droga latinoamericana al exterior, sino una vía alternativa cuando fallan otras.

    "El otro día encontraron un tráfico de cuatro toneladas a Europa. Ahí apareció toda esta teoría de Uruguay como centro; pero a nadie le llamó la atención que salieran 20 toneladas de Chile para EEUU. Nadie dijo nada. Ahora con cuatro toneladas éramos el centro de distribución mundial, con 20 nadie dice nada. Están apareciendo dos por tres contenedores en Europa y en EEUU que salen del puerto de Santos sur de (Brasil), pero nadie dice nada", se quejó el ministro.

    Con respecto al lavado de activos, Bonomi señaló a EEUU como el país donde se concentran estos delitos.

    "Por tanto, decir que Uruguay es un centro de narcotráfico no solo es un disparate, es una mentira que no se dice por equivocación; estas mentiras pueden coincidir con intereses internos y electorales o con otras visiones internacionales", agregó.

    Uruguay celebrará elecciones generales el 27 de octubre.

    Otro asunto que ha dado lugar a críticas a la gestión de Bonomi en el marco de la campaña electoral fue la decisión del Departamento de Estado de EEUU del 2 de agosto de elevar las recomendaciones de viaje a Uruguay de nivel 1 (precauciones normales) a nivel 2 (mayor precaución debido a la delincuencia).

    Bonomi calificó la medida como una "cosa extraña".

    El ministro aseguró que el año con más robos a ciudadanos estadounidenses en Uruguay fue 2004, cuando el partido Frente Amplio (centroizquierda) aún no gobernaba este país.

    "Nosotros en 5 años hemos estudiado la cantidad de norteamericanos (estadounidenses) que han sido robados; creo que el año que hubo más robos fue en 2004, de ahí a decir que Uruguay cambió su nivel de peligrosidad, es extraño", insistió.

    Uruguay pasó de una tasa de homicidios de 6,4 por cada 100.000 habitantes en 2000 a una de 11,2 por 100.000 en 2018.

    Bonomi reconoció ese aumento, pero aseguró que "este año vamos a bajar claramente a 10 (cada 100.000 habitantes) o un poco menos de 10".

    El optimismo del ministro obedece a que en el primer semestre del año, los homicidios cayeron 22,6% respecto del mismo período de 2018, lo que representa "50 víctimas menos", según un documento de la cartera de Interior.

    "Dentro de las 50 ciudades más peligrosas del mundo, que son que las que tienen entre 120 a 38 homicidios cada 100.000 habitantes, seis o siete ciudades pertenecen a EEUU. Por tanto, no sé con qué criterio se puede establecer que Uruguay aumentó su nivel de peligrosidad", agregó.

    Por otra parte, el ministro relativizó la importancia de este asunto.

    "Hay que recordar que el nivel 2 es el de todas las ciudades europeas y no sé si hay alguna de nivel uno en la región", agregó.

    Un comunicado del Ministerio del Interior en su página web señala que existe una "muy baja probabilidad" de que un turista sufra un delito en este país.

    En lo que va del año visitaron Uruguay 1.695.675 personas y fueron víctimas de delitos 253 visitantes, lo que representa 0,014% (1 cada 10.000), según el Ministerio del Interior.

    "Uruguay es uno de los países más seguros de América del Sur a pesar de que tuvo un deterioro", sostuvo el ministro.

    Bonomi admitió que países vecinos lucen tasas de homicidios más bajas.

    "Hay países que tienen una tasa que la mantienen más o menos constante, pero no todos los organismos internacionales la toman como válido y a nosotros sí nos toman como válidos", sostuvo.

    Argentina tuvo en 2018 una tasa de 5,3 homicidios cada 100.000 personas y Chile de 3,6, las dos más bajas de América Latina.

    Países como Bolivia, Paraguay y Perú se encuentran por debajo de 10, y Brasil ronda 30 homicidios por 100.000 habitantes, según cifras que datan de 2016 y 2017.

    Bonomi cree que otros países no presentan tantas garantías como Uruguay a la hora de elaborar sus estadísticas.

    "Hay países que tienen policías federales, provinciales, y a mí me quedan enormes dudas cuando dan las cifras de homicidios, si realmente unifican lo que pasa en todas esas instituciones policiales o no", dijo.

    El ministro puso un ejemplo: "Ayer nosotros incorporamos la muerte de una persona que falleció hace unos días, pero que fue herida en 2018; hay países que dicen que eso fue una muerte hospitalaria, pero no porque pasó meses después (…) si muere en la calle es un homicidio, si muere en un hospital, es muerte hospitalaria. Esto a nosotros no nos pasa".

    Bonomi señaló que "por primera vez (este año) en Uruguay se produce una baja de los delitos contra la propiedad (hurtos y rapiñas combinados) y de los homicidios".

    Los hurtos cayeron 4,9% en el primer semestre de este año respecto del mismo período de 2018, y las rapiñas aumentaron 9,4%, una trayectoria negativa pero igualmente alentadora para las autoridades porque en 2018 este delito había experimentado una suba explosiva de 70,4%.

    Mejor policía

    Para Bonomi, uno de los logros que diferencian a Uruguay de la región es la separación de la política policial de la llamada "doctrina de la seguridad nacional", adoptada mayoritariamente por los regímenes autoritarios de los años 70 y 80.

    "Después de la caída de las dictaduras, toda la región ha tenido una policía muy funcional a lo que era la doctrina de la seguridad nacional, que estaba vinculada de alguna manera y con cierta dependencia a los ejércitos. Todos los países intentaron reformas para que eso no sucediera, con mayor o menor éxito; pero el país que más avanzó en esto fue Uruguay", aseguró.

    Bonomi aseguró que desde que el Frente Amplio llegó al Gobierno en 2005 se consiguió una policía "mucho más profesional", gracias a la incorporación de tecnología, armamento y capacitación y al aumento en 82% del salario de los agentes policiales.

    Vivir sin miedo

    En mayo del año pasado, el senador opositor Jorge Larrañaga comenzó a recolectar firmas para plebiscitar una reforma constitucional que establecería la creación de una Guardia Nacional para acciones de seguridad interna, conformada por 2.000 efectivos de las Fuerzas Armadas, entre otras modificaciones.

    La iniciativa "Vivir sin miedo" obtuvo más de 250.000 firmas y se votará en las urnas el 27 de octubre, mismo día de las elecciones generales.

    Para Bonomi "la reforma de Larrañaga va a fracasar en el plebiscito" y además falla en sus propuestas.

    El ministro recordó que en 2010, el Ministerio del Interior abrió 1.500 cupos para que integrantes del ejército se sumaran a la policía y recibieran entrenamiento policial, pero solo 400 pasaron de una fuerza a la otra.

    "La capacitación para la defensa es otra, es distinto el armamento, las ideas, ya que en la defensa nacional al enemigo hay que aniquilarlo y en la seguridad interna hay que detenerlo, neutralizarlo y entregarlo a la justicia … Yo creo que la seguridad es tarea de la policía", agregó.

    Bonomi reconoció que el país puede necesitar más efectivos policiales que se dediquen a tareas comunitarias, generen vínculos más cercanos con la sociedad y detecten "derechos vulnerados".

    Una encuesta sobre intención de voto de la reforma, divulgada el 14 de agosto por la consultora Cifra indica una caída de apoyo de 63% en mayo a 45% este mes.

    Mientras, 37% de los encuestados dijeron que votarían en contra y el restante 18% no se manifestó.

    La reforma prevé también la autorización de los allanamientos nocturnos y la prisión perpetua revisable para delitos graves.

    Cooperación militar con Rusia

    El ministro comentó que Uruguay tiene acuerdos en materia de seguridad con "países muy disímiles" entre los que nombró varios de la región, Rusia e Israel.

    Alexandr Fomín, el viceministro ruso de Defensa
    © Sputnik / Ministerio de Defensa de la Federación Rusa
    "Con Rusia tenemos varios acuerdos de venta e intercambio de armas y en los últimos años nos brindó seis vehículos blindados", agregó.

    Uruguay comenzó a comprar en 2012 blindados rusos Tigr, con capacidad para 11 personas, y los últimos vehículos llegaron en 2016.

    En 2018, entró en vigor el tratado bilateral de cooperación en materia de defensa firmado por los dos países en Moscú el 16 de febrero de 2017 y aprobado por el Parlamento uruguayo el 3 de abril de 2018. 

    Etiquetas:
    narcotráfico, Rusia, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik