En directo
    América Latina
    URL corto
    122
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Decenas de miles de mujeres, convocadas por más de 700 organizaciones feministas de Argentina, marcharon con pañuelos verdes (movilización denominada "pañuelazo") en Buenos Aires y en otras partes del país en reclamo de aborto legal, seguro y gratuito.

    "Hoy queremos relanzar la agenda por el derecho al aborto e instalar esta fecha como un día más en el calendario feminista para defender este derecho", dijo en Victoria Tesoreiro, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en diálogo con Sputnik.

    Esta fecha es importante para las activistas porque el 19 de febrero del año pasado una multitud de mujeres levantó frente al Congreso de Buenos Aires su pañuelo verde como símbolo de su demanda en favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

    Aquel primer "pañuelazo", que marcó un hito y pintó de verde el paro feminista del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, sobrepasó las expectativas de las organizadoras y abrió paso al debate parlamentario sobre la legalización del aborto por primera vez en la historia de Argentina.

    "El movimiento de mujeres se consolidó como el movimiento social más importante de nuestro país, y creo que fue un hecho muy importante, con grandes movilizaciones, impulsando una transformación cultual, la más relevante de las últimas décadas de nuestro país", añadió Tesoreiro.

    Agrupaciones políticas y sociales convocaron más de 120 concentraciones en todas las provincias argentinas, con actividades que también se replicaron en otros países, como en Brasil y España, en ocasión del Día de Acción Verde por el Derecho al Aborto.

    Radio: "Nadie está a favor de la muerte en el debate por el aborto legal"

    En este año de elecciones presidenciales, el aborto será un asunto que marcará presencia en el debate público y también influirá "en la conformación de listas electorales, por lo que va a ser ineludible el tema, de modo que todos los candidatos se van a tener que posicionar públicamente", opinó la activista.

    El epicentro de las manifestaciones volvió a situarse frente al Congreso de la ciudad de Buenos Aires, donde el año pasado el Senado tumbó la iniciativa que por séptima vez había presentado la Campaña Nacional para legalizar el aborto hasta las 14 semanas de gestación y que había sido aprobada por la Cámara de Diputados.

    "Esperamos tener incidencia para que los candidatos se pronuncien por el tema del aborto y podamos volver a ingresar el proyecto de ley en el Congreso", dijo Tesoreiro, referente también de la agrupación Católicas por el Derecho a Decidir.

    La Campaña Nacional, integrada por numerosas entidades sociales y civiles, cree que en el Senado están muy cerca de lograr los votos necesarios para consagrar la legalización del aborto.

    La mayor parte de la sociedad argentina, a su juicio, es partidaria de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo gracias a una conciencia social que aumenta año tras año, "lo que se ve en la magnitud de las movilizaciones, con el apoyo de sectores que antes no se acercaban y hoy están de nuestro lado", observó Tesoreiro.

    Aunque es imposible cerciorarse del número exacto de fallecidas por ser una práctica encubierta, desde la Campaña Nacional estiman que 46 mujeres murieron desde 2016 por abortos clandestinos.

    A esa cifra se suman "las miles de mujeres que quedan con secuelas físicas o psicológicas, algo que tampoco se contabiliza", afirmó Tesoreiro.

    "Nadie va a perder derechos cuando se legalice el aborto, y nosotras tendremos una reducción de las muertes evitables", añadió.

    Reclamo histórico

    Apostada frente al Congreso de Buenos Aires, Yamila Picasso reivindica la marea verde que consiguió visibilizar con una fuerza sin precedentes la legalización del aborto.

    Cuenta dan de ello las marchas multitudinarias que congregaron a centenares de miles de mujeres el pasado 3 de junio con motivo del tercer aniversario de la marcha Ni Una Menos, una consigna que dio origen al movimiento del mismo nombre para alertar de la violencia machista y los feminicidios.

    También la consigna verde predominó 10 días más tarde, el 13 de junio, cuando la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley presentada por la Campaña Nacional, y el 8 de agosto, cuando el Senado rechazó su sanción.

    "Aunque algunos sectores salieron en contra de nuestro derecho humano a decidir, la sociedad se ha expresado en los millones de personas que han venido en las jornadas históricas que hemos tenido", afirmó Picasso, de la comisión de Articulaciones Nacionales de la organización feminista.

    Temas relacionados: Qué es la apostasía y cómo se relaciona con la lucha por el aborto legal en Argentina

    Además de la aplicación de la interrupción voluntaria del embarazo en todas las provincias, el "pañuelazo" también insta a que se aplique en todo el territorio la ley de Educación Sexual Integral, sancionada en 2006.

    Por eso "volvemos a salir a las calles exigiendo en todos los hospitales y en todos los centros de salud del país el aborto legal, gratuito y seguro", concluyó la integrante de la Campaña Nacional.

    El aborto está despenalizado en Argentina si el embarazo es producto de una violación, si el feto presenta malformaciones graves o si está en riesgo la salud física, psíquica o social de la mujer.

    Etiquetas:
    aborto, mujeres, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook