01:06 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Una manifestación por el aborto legal, seguro y gratuito en Argentina

    Qué es la apostasía y cómo se relaciona con la lucha por el aborto legal en Argentina

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    Religión
    URL corto
    Polémica en torno a la legalización del aborto en Argentina (32)
    151

    Los partidarios del aborto legal, seguro y gratuito en Argentina han encontrado en la Iglesia católica uno de sus más férreos opositores. Por eso, mientras el asunto se debatirá en el Senado, los colectivos por la laicidad del Estado organizan una apostasía colectiva, un acto de renuncia al bautismo. Te explicamos de qué se trata esta iniciativa.

    El 8 de agosto, toda Argentina —y el mundo— tendrán sus ojos sobre el Congreso. Los Senadores deberán decidir si aprueban o no la ley de aborto legal, seguro y gratuito, uno de los temas que ha logrado mantenerse en el candelero, a pesar de alzas de tarifas, ajustes fiscales, escándalos de corrupción y la participación de la selección nacional en Rusia 2018.

    Cientos de miles de personas han salido a manifestarse con el pañuelo verde en mano, símbolo de su reivindicación. Se espera que en la vigilia del 8A la manifestación en las inmediaciones del Parlamento sea masiva. No es de extrañarse: las encuestas revelan que cerca de un 60% de los argentinos está a favor de permitir la interrupción voluntaria del embarazo.

    Pero a pesar de ser minoría, un actor contrario tiene un peso importante en la sociedad. Se trata de la Iglesia católica, que ha desplegado su influencia a diferentes niveles. Por eso, la Coalición Argentina por un Estado Laico organizará un acto de apostasía colectiva, una forma de renuncia a la religión católica para quienes están bautizados.

    "El hecho de apostatar es ejercer el derecho a poder tener la libertad de conciencia absoluta, de que no se imponga una religión simplemente por una cuestión de tradición, y de empezar a andar otro camino diferente", dijo a Sputnik Fernando Lozada, integrante de la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL).

    En contexto: Iglesia católica argentina pide al Congreso que rechace el proyecto que legalizaría el aborto    

    "Lo hacemos público y masivo porque es una forma de demostrar que no estamos de acuerdo con las políticas que ejerce esa institución ni con las presiones a distintos funcionarios públicos para lograr tener sus privilegios", agregó.

    Respecto al aborto, un respetado cura vinculado a la izquierda indicó en el Parlamento que era parte de las recetas del Fondo Monetario Internacional contra los pobres. Otro religioso amenazó con la excomunión del presidente Mauricio Macri si no intervenía para suspender la norma. E incluso el papa Francisco comparó en un discurso al aborto con las técnicas empleadas por el nazismo.

    "El debate por la legalización del aborto en Argentina ha demostrado quién es la principal oposición: la Iglesia católica apostólica romana. Ha sido siempre un obstáculo en distintos momentos de la historia en los que se ha querido adquirir derechos", dijo el portavoz de la CAEL

    Te puede interesar: Argentina: "Hay condiciones para conquistar el derecho al aborto"    

    Citó la intervención de la institución para frenar el divorcio vincular en 1901 y en 1954, durante el segundo gobierno de Juan Domingo Perón. Recién en 1987 los argentinos lograron la posibilidad de disolver sus matrimonios ante la ley. Más adelante, la Iglesia católica se opuso a las leyes de matrimonio igualitario (2010), identidad de género, muerte digna (2012) o fertilización asistida (2013).

    "Esta manifestación tan explícita de la Iglesia en contra de la legalización del aborto ha hecho que se reavive el debate sobre el Estado laico, es decir, la necesidad de separar absolutamente a la Iglesia y el Estado en la República Argentina", dijo el portavoz de la CAEL.

    ​En medio de la marea de pañuelos verdes, algunos retazos de color naranja han surgido con el lema 'Iglesia y Estado, asunto separado', mientras que otra campaña similar impulsa la utilización de retazos negros. Ambos llevan el diseño de una iglesia, un edificio civil y una tijera que los separa. Independientemente del color de la iniciativa, desde la CAEL aplauden la fuerza que toma el debate por la laicidad del Estado.

    En uno de sus artículos, la Constitución argentina indica que el "Estado sostiene el culto católico apostólico romano". Sin embargo, a la luz de algunos fallos de la Suprema Corte, esto no implica que Argentina tenga un Estado confesional.

    Aún así, se le reconoce a la Iglesia católica un estatus especial. Mientras que las otras religiones se consideran personas jurídicas de derecho privado, las instituciones católicas son de derecho público. Esto se refleja también en amplias "prebendas" y "privilegios" que se les concede.

    Entre estos, están la remuneración y los viáticos de obispos y arzobispos, que cobran el 80% de un juez de paz de primera instancia. Los seminaristas y los párrocos de frontera también reciben asignaciones mensuales. También los Estados provinciales y el nacional transfieren dinero a instituciones educativas y sanitarias.

    Vinculado: El 60% de los argentinos está a favor del aborto

    La falta de transparencia en esta relación hace que sea muy difícil valorar la cuantía del apoyo estatal a la Iglesia, pero en la CAEL lo estiman en unos 20.000 millones de pesos (730 millones de dólares al cambio actual). A inicios de 2018, el pago de sueldos a prelados despertó una polémica en la sociedad. Ahora, esta se ve fogueada por la postura de la Iglesia respecto al aborto. Según un canon —ley eclesiástica— aprobado en 1983, quien procura un aborto, si se produce, incurre en la pena de la excomunión.

    Y aunque los curas que amenazaron con ese castigo al presidente y los parlamentarios que aprueben la ley, se trata de "un gesto político" con el fin de presionar, mucho más del carácter religioso de la advertencia. Los poderes del Estado, dijo Lozada, "están muy entrelazados" con la Iglesia.

    "Tiene un peso enorme. Además del poder financiero y de los contactos, tiene formas de presionar y actualmente las están usando de la forma más violenta que pueden. Lo que están diciendo con la excomunión es que van a haber consecuencias. La excomunión creo que no la debe tomar en serio casi nadie", opinó.

    Recomendado: Argentina más cerca del aborto legal

    Según datos corroborados por Chequeado, en Argentina, un 76,5% de las personas se declaran católicas, pero el índice de practicantes es mucho menor. Es común bautizar un niño a poco del nacimiento, aún si los padres no son creyentes. Sin embargo, no se suele pensar en este rito como "una forma de reclutamiento, de afiliación, que en general se hace en una edad en la que uno no puede razonar", dijo Lozada.

    "La Iglesia ha sido muy hábil en introducir ritos en cada uno de los momentos importantes de la vida de las personas. Lo que nosotros queremos hacer es dar una batalla cultural, es decir, empezar a romper con el bautismo realizado por defecto", afirmó.

    Para quienes están bautizados y no se sienten representados por una Iglesia con "poder e influencia", la apostasía es un gesto simbólico, un trámite contemplado en el derecho canónico y considerado uno de los grandes pecados que ameritan la excomunión automática, como la herejía y el cisma.

    Más información: Ministro de Salud de Argentina defiende legalización del aborto en el Senado

    "La parte del pecado nos tiene sin cuidado, pero no la posibilidad de ejercer el derecho de protección de datos personales. Las creencias y la afiliación a una convicción particular, como puede ser la religiosa, son datos sensibles. Tenerlos en privado es un derecho, al igual que entrar y salir de cualquier institución que uno decida", dijo el portavoz de la CAEL.

    Para realizar este procedimiento a través de la ley civil, los ciudadanos pueden ampararse en el recurso de hábeas data, que permite que cualquier persona acceda a los datos personales que cualquier institución tenga sobre ella, y solicitar su eliminación llegado el caso.

    "Se le exige a la Iglesia que nos quite de sus registros. En general no lo hace cuando hacemos la apostasía, lo que hace es tachar", constató Lozada.

    En el evento por la Apostasía Colectiva del 8A en Facebook hay hasta el momento 4.600 participantes que han confirmado su participación. Pero el número de quienes efectivamente realicen este trámite podría ser mucho mayor, dada la multitudinaria afluencia en el Congreso. Para hacerlo efectivo, es necesario llevar una copia del documento de identidad y un formulario impreso debidamente cumplimentado, que de no poseerlo, será entregado en la carpa de la coalición.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Polémica en torno a la legalización del aborto en Argentina (32)

    Además:

    El silencio de los inocentes: sacerdotes abusaron de menores sordos
    Papa Francisco pide a presidente argentino que construya una sociedad "más justa"
    Etiquetas:
    bautismo, apostasía, Aborto seguro, legal y gratuito, religión, aborto, Coalición Argentina por un Estado Laico, Argentina