En directo
    América Latina
    URL corto
    210
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) difundió una carta, poco después de ser oficialmente registrado como candidato a la presidencia por el Partido de los Trabajadores (PT), en la que pide que el pueblo brasileño pueda elegir libremente.

    "Quiero que el pueblo brasileño pueda decidir si me dará la oportunidad de, junto a él, arreglar este país (…) a partir de mañana vamos a expandirnos por Brasil (…) cada uno de vosotros tendrá que ser Lula haciendo campaña por Brasil, recordando al pueblo brasileño que en los gobiernos del PT el pueblo trabajador tuvo más empleo, mayores salarios y mejores condiciones de vida", escribió el presidente en la misiva.

    Lula está preso en Curitiba (sur), por lo que hicieron el registro en su nombre ante el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasilia varios dirigentes del PT, encabezados por Fernando Haddad, que concurrirá como candidato a vicepresidente en un eventual Gobierno Lula.

    En la misiva, Lula se mostró confiado en que la justicia le permitirá estar en las elecciones de octubre, a pesar de que a priori la legislación impide candidaturas de personas condenadas en segunda instancia.

    Además: Fiscalía de Brasil critica que Lula esté organizando su campaña desde la cárcel

    El expresidente remarca que sus derechos políticos están intactos, y asume que ya trabaja con la hipótesis de que el TSE tumbe su candidatura y que sus abogados recurran a instancias superiores: el Tribunal Superior de Justicia y el Tribunal Supremo Federal.

    "La expectativa de que los recursos (…) resulten en mi absolución basta, según la legislación brasileña, para apartar cualquier impedimento de que pueda concurrir", asegura Lula.

    A partir de este miércoles 15 el TSE tiene un plazo de un mes para evaluar la candidatura de Lula y del resto de los candidatos a las elecciones, cuyo primer turno tendrá lugar el 7 de octubre.

    El líder izquierdista remarca que insistirá en su candidatura pase lo que pase, porque la Ley Electoral garantiza que su candidatura sólo será anulada en tres supuestos: muerte, renuncia o veto por parte de la Justicia Electoral.

    "No pretendo morir, no pienso renunciar y voy a luchar por mi registro hasta el final", subrayó el exmandatario, que añade: "No quiero un favor, quiero Justicia, no cambio mi dignidad por mi libertad".

    Además: Lula candidato: "Siempre hay un hilo de esperanza"

    Lula fue condenado inicialmente por el juez de la Operación Lava Jato Sérgio Moro por presuntamente haber recibido de manos de la constructora OAS un apartamento en la costa de São Paulo (sureste), lo que sería una especie de soborno disimulado.

    Para Lula, su sentencia (que inicialmente era de nueve años pero que un tribunal de segunda instancia aumentó a 12 años y un mes), está basada en "fake news", dado que en su opinión hasta el momento nadie ha conseguido hallar una prueba que le inculpe.

    El expresidente dice ser "víctima de una cacería judicial" que ya está registrada en la Historia, aunque seguidamente dice que "si la Constitución y las leyes de Brasil aún tienen algún valor" será absuelto por las Cortes superiores.

    Durante los parlamentos previos y posteriores al registro oficial de la candidatura de Lula los principales dirigentes del partido aseguraron repetidamente que no cuentan con un plan B.

    Sin embargo, todos los analistas políticos e incluso algunos dirigentes del propio PT coinciden en que Haddad, que fue su ministro de Educación y después alcalde de São Paulo, tomará el relevo cuando la Justicia vete el nombre de Lula.

    Además:

    La fiscalía de Brasil cree que el expresidente Lula "no es ni puede ser" candidato
    Lula denuncia un golpe de Estado contra la izquierda brasileña en un artículo para el NYT
    Nobel de la Paz marcha en Brasilia para apoyar candidatura de Lula
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, Luiz Inacio Lula da Silva, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook