En directo
    América Latina
    URL corto
    102
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El 21 de febrero en Bolivia es una jornada de confrontación entre el oficialista Movimiento al Socialismo que postula la reelección presidencial de Evo Morales y colectivos ciudadanos y grupos de oposición que la rechazan.

    Sputnik conversó —por separado— con el jefe de la bancada parlamentaria del partido gobernante, David Ramos, y el rector de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz, Waldo Albarracín, que es parte del opositor Comité de Defensa de la Democracia (Conade).

    El diputado oficialista censuró la movilización de los llamados "colectivos ciudadanos" a los que calificó de ser "funcionarios del otrora neoliberalismo" y acusó de impulsar un "terrorismo mediático" contra el presidente Morales.

    Este 21 de febrero se cumplen dos años del referéndum constitucional planteado por el Movimiento al Socialismo y donde el 51,3% de los bolivianos rechazó la modificación del artículo 168 de la Constitución referida a la reelección presidencial.

    Le puede interesar: Presidente boliviano advierte que opositores buscan enfrentarlo con su vicepresidente

    Mientras el oficialismo llamó a sus militantes a salir a las calles a proclamar la candidatura del mandatario boliviano y calificó el 21 de febrero como el "día de la mentira", colectivos ciudadanos y organizaciones sociales del Comité de Defensa de la Democracia (Conade) anunciaron movilizaciones en todo el país "en defensa del voto popular".

    "Para nosotros la convocatoria del Conade y las plataformas ciudadanas responde a los funcionarios del neoliberalismo que gobernaron Bolivia en el pasado", dijo Ramos y aseguró que los llamados colectivos ciudadanos están financiados por grupos privados que buscan el derrocamiento del Gobierno.

    "Esta movilización obedece a una consigna, a una estrategia que lo que quiere es tumbar a este Gobierno de campesinos y de indígenas, por supuesto que lo quieren tumbar para que vuelva la derecha", remarcó diputados del MAS.

    Lea más: Gobierno boliviano advierte que grupos opositores buscan reavivar diferencias raciales

    Bolivia polarizada

    A su turno, el rector de la Universidad mayor de San Andrés de La Paz advirtió que Bolivia está polarizada entre quienes "salen a las calles con posiciones altruistas, como es la defensa de la democracia, y otros que salen para defender intereses propios, para preservar los beneficios que consolidaron en su estadía en el poder".

    "En estas circunstancias es natural que existan estas expresiones polarizadas", señaló Albarracín al asegurar que las manifestaciones en defensa del resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016 serán "democráticas y pacíficas".

    Asimismo, dijo que las agrupaciones cívicas y ciudadanas que rechazan la repostulación de Morales para un nuevo mandato de cinco años (2020-2025) buscan evitar que en Bolivia se instaure una "dictadura".

    Albarracín lamentó las acusaciones del oficialismo que buscan desacreditar las expresiones ciudadanas en defensa de la democracia.

    El gobernante Movimiento al Socialismo ha dado por cerrada la polémica en torno a la repostulación de Morales tras el dictamen del Tribunal Constitucional Plurinacional —en noviembre de 2017— que dio curso a una demanda del oficialismo para lograr la reelección indefinida de autoridades nacionales, subnacionales y locales al amparo de los derechos políticos señalados en el Pacto de San José de Costa Rica.

    Lea también: Bolivia acusa a Estados Unidos de conspirar contra su Gobierno

    Morales gobierna Bolivia desde enero de 2006 y busca permanecer en poder hasta el 2025.

    Además:

    Dos expresidentes de Bolivia denuncian "golpe" a la democracia en este país
    Gobierno boliviano advierte "afanes conspirativos" a través de redes sociales
    Habilitación de repostulación de Evo Morales marcó el 2017 en Bolivia
    Etiquetas:
    protestas, Evo Morales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook