En directo
    América Latina
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — El presidente del Senado de Colombia, Efraín Cepeda, desobedeció una acción judicial proferida el 11 de diciembre que lo obliga a crear 16 escaños en el Congreso para las víctimas del conflicto armado y que fueron acordadas en los diálogos de paz en La Habana entre el Gobierno y las extintas FARC.

    "Ese acto legislativo no existe, se quedó en proyecto de acto legislativo y fue archivado", consideró Cepeda en relación a la decisión judicial que lo obligaba a enviar a la Presidencia de Colombia la creación de los 16 puestos parlamentarios.

    El fallo de la jueza se sustentaba en una acción de amparo impuesta por un ciudadano que reclamaba su derecho a ser elegido para cargos públicos como víctima del conflicto armado, pero Cepeda señaló el martes que dicha acción usurpa las competencias del Senado para modificar la Constitución y crear los 16 escaños en el Congreso.

    Aunque el Gobierno confiaba en que Cepeda acataría el fallo, también reconoció más temprano, a través del ministro del Interior, Guillermo Rivera, que el mismo no era "la última palabra", ya que no implicaba "prejuzgamiento ni anticipación de la decisión" final.

    Lea más: Justicia colombiana considera aprobados los escaños para víctimas del conflicto

    La decisión de Cepeda pone en vilo al Gobierno para darles cabida a las víctimas en el Congreso como una forma de reparación por la violencia de la que han sido objeto en el conflicto armado y constituye, tanto para el Ejecutivo como para las propias víctimas, una violación a los acuerdos de paz de La Habana.

    Contexto

    La asignación de los 16 escaños fueron una parte fundamental de los diálogos de paz en La Habana con la entonces guerrilla de las FARC (hoy convertida en partido político de izquierda, con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común).

    Según el acuerdo, tales escaños en el Congreso buscan que las víctimas de las regiones más afectadas por el conflicto puedan tener asiento en el Senado y en la Cámara como una forma de reparación por lo sufrido, razón por la cual ningún partido político puede competir por esas plazas.

    Sin embargo, pese a lo acordado en La Habana, una norma permitió que los acuerdos de paz fueran modificados y, con ello, que la asignación de los escaños quedara a discreción del Congreso, cuya mitad de legisladores votó en contra de la iniciativa hace dos semanas.

    Entre las razones que señalaron los legisladores para negar los 16 escaños a las víctimas está la posibilidad de que delincuentes de las zonas más afectadas puedan optar por los mismos mediante presiones a la población para que voten por ellos.

    Ante esa negativa, tanto el Gobierno como las víctimas señalaron que se viola lo pactado en La Habana, por lo que el Ejecutivo acudió a un tribunal superior para lograr que una instancia superior al Congreso permitiera crear los escaños.

    Más aquí: Las víctimas impensadas de la paz en Colombia

    En la actualidad el Congreso de Colombia está conformado por 102 legisladores, a los cuales, de ser aprobada la iniciativa, se le agregarían los otros 16 pactados en La Habana.

    Además:

    Colombia reitera que reparará a los pueblos indígenas afectados por conflicto armado
    El Papa se reúne con víctimas del conflicto en Colombia y pide no perder paz por odio
    Víctimas de la paz: el desarme de las FARC generó nuevas disputas en Colombia
    Etiquetas:
    congreso, conflicto, víctimas, escaño, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook